Juzgan a una mujer embarazada de 20 semanas por abortar en casa

Juzgan a una mujer embarazada de 20 semanas por abortar en casa

La fiscal pide 2.160 euros de multa para la acusada, que trabajaba en un club de alterne y se quedó embarazada de un cliente

La fiscal pide una multa de 2.160 euros para una mujer acusada de provocarse un aborto cuando estaba embarazada de unas 20 semanas. La mujer no acudió al juicio, celebrado ayer en Penal nº1, y su defensa pidió la absolución porque no se ha demostrado que tomara un medicamento para provocar el aborto.

 

Según declararon las policías que la detuvieron, ella les confesó que trabajaba en un club de alterne de fuera de Navarra y se había quedado embarazada de un cliente, por lo que se vino al piso de una familiar y tomó un medicamento que le había enviado una amiga desde la República Dominicana para abortar.

El mismo agente afirmó que en el hospital, al que acudieron tras la llamada del centro, la mujer les reconoció que había tomado las pastillas para provocarse un aborto. El abogado defensor afirmó que su defendida no fue informada de que se le iba a tomar declaración y que también les dijo que se había caído. Además, aseguró, en la República Dominicana no se comercializa el fármaco en cuestión. No obstante, otro agente contestó que si fue detenida fue porque ella mismo reconoció que había abortado y les dio el nombre exacto de la pastilla.

El médico que la atendió indicó que la mujer les dijo que “no sabía con seguridad si estaba embarazada o no”. Añadió que no le realizaron análisis de sangre y que el medicamento apenas deja rastros. En la misma línea se pronunció el forense. Afirmó que no había prueba objetiva de que tomara el medicamento, pero que fue ella quien dijo el nombre y que se utiliza como abortivo.

La fiscal pedía inicialmente 8 meses de prisión, pero de acorde a la nueva ley solicitó una multa.

Fuente: http://www.diariodenavarra.es/

Source: Noviembre 2010