México: Retroceso, reformas antiabortistas: ONU

Los derechos de la población femenina se ven afectados, asegura

Las reformas antiabortistas promovidas en varias entidades son un retroceso y un paso en el sentido equivocado para el desarrollo de los derechos humanos de la población femenina mexicana, dijo Madgy Martínez-Solimán, coordinador residente del sistema de Naciones Unidas en México.

 

Ayer durante una conferencia de prensa con motivo de la celebración del Día internacional de la Mujer, expresó: “Creemos que esas modificaciones constitucionales son un retroceso y un paso en el sentido equivocado”.

Agregó que en “diversas ocasiones el Sistema de Naciones Unidas ha manifestado que México tiene que cumplir con sus obligaciones derivadas de tratados internacionales y de recomendaciones de organismos como los del Comité para la eliminación de la discriminación en contra de la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés)”.

Este organismo, dijo, ha conminado a los Estados miembros a que se respete el derecho de las mujeres a decidir sobre su salud sexual y reproductiva.

En el evento encabezado por Ana Güezmez, directora regional del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer, participaron Jadrank Milehic, directora del Centro de Información para México, Cuba y República Dominicana de las Naciones Unidas; Mónica Orozco, directora general de Evaluación y Desarrollo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres); y Ana Lindstedt, embajadora de Suecia en México.

Desempeño laboral de las mujeres

Martínez-Solimán, agregó, en el contexto de la reforma política impulsada por el presidente Calderón, el gobierno debería contemplar medidas que eviten la proposición al electorado de candidatas destinadas desde el inicio a ser sustituidas por suplentes varones.

Dijo que para cumplir con la representación política de las mujeres el gobierno no necesita invertir dinero, ya que el precio de esa modificación “se cotiza en una divisa igualmente preciada: la de la voluntad política a favor de la igualdad”.

El 57.6% de las mujeres en el país, informó, no ingresan al mercado laboral y pasan a “áreas grises” como la informalidad y el trabajo no remumerado.

Explicó que entre los principales rezagos que presentan esta población a nivel nacional están la mortalidad materna y la representación política.

Mónica Orozco informó que al inicio del sexenio presidente Calderón los casos de mortalidad materna era 60 por cada 100 mil nacimientos y que actualmente se posicionan en 58 decesos por el mismo número atenciones.

Dijo que el impacto del virus A H1N1 en la población afectó a grupos vulnerables como las mujeres embarazadas, lo que tuvo trascendencia en los objetivos planteados por México ante la ONU para reducir la mortalidad materna.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx

 

.

Source: Marzo 2010