España: La ley del aborto llevará la educación sexual a todos los niveles educativos

PSOE, IU y ERC pactan el acuerdo que obliga a médicos y enfermeros a saber realizar una interrupción del embarazo

Madrid, Agencias

Habrá educación sexual en los colegios, en todos los niveles educativos. Éste es uno de los acuerdos al que han llegado los grupos parlamentarios del PSOE y de ERC-IU-ICV, que han pactado que la nueva Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo garantice la educación sexual en las aulas. Otro de los acuerdos es que los alumnos de la disciplina de Ciencias de la Salud (Medicina y Enfermería) estudien cómo se realiza un aborto.

 

Los citados partidos consensuaron, asimismo, que la nueva ley reconozca el derecho a la objeción de conciencia a los profesionales sanitarios directamente implicados en la interrupción de un embarazo, como el cirujano y el enfermero. Los profesionales de la salud tendrán que presentarla por escrito y de manera individual. Los defensores de la nueva norma quieren garantizar de esa forma que los centros públicos dejen de practicar abortos por «objeciones colectivas» de los hospitales, y acordaron que la norma garantice que las mujeres puedan abortar en el territorio en el que residen. Así lo explicaron los diputados Gaspar Llamazares (IU) y Joan Tardà (ERC), que en todo momento se han referido al aborto como un «derecho» de la mujer.

l;”>Otros acuerdos implican que los anticonceptivos de última generación se incluyan en la cartera de servicios de la sanidad pública y que estén financiados por el Estado, así como eliminar uno de los dos informes que debían realizarse para poder abortar entre las semanas 14º y 22º de gestación. «Con un especialista vale. No necesita otro de vigilante», han explicado. El Gobierno decidirá qué anticonceptivos financia al 40 por ciento y cuáles al 100 por ciento. Los parlamentarios están planteándose la posibilidad de que jóvenes y mujeres con pocos recursos puedan acceder a ellos gratuitamente. ERC e IU estiman que esta medida tendrá un coste de unos 100 millones de euros al año.

Entre tanto, el Observatorio para la Libertad en la Educación reclamó ayer la objeción de conciencia para aquellos padres que no quieran que sus hijos reciban educación sexual en sus centros de enseñanza. El coordinador del Observatorio insistió en que se reconozca el derecho de las familias a educar a sus hijos según sus convicciones.

Fuente: http://www.lne.es

 

.

Source: Diciembre 2009