[México] Yucatán: necesario recuperar herencia a favor del aborto

[México] Yucatán: necesario recuperar herencia a favor del aborto

En la entidad yucateca –donde hace un siglo cientos de mujeres discutieron y pugnaron por una educación científica para las niñas–, la legislación en materia de derechos sexuales y reproductivos va en retroceso
En la entidad yucateca, la legislación en materia de derechos sexuales y reproductivos va en retroceso, no representa las necesidades de la población femenina, y es un reflejo de los “intereses patriarcales” sobre el cuerpo de las mujeres.

A las 3 de la tarde, la plaza pública de esta capital estatal está llena de adolescentes que salen de la secundaria o la preparatoria. Algunas parejas –heterosexuales y de lesbianas– salen tomadas de la mano (con más timidez que otras), se abrazan y se encierran en un beso de tanto tiempo que demuestra que –pese a las exigencias de una sociedad con una fuerte influencia de la Iglesia– las jóvenes no se niegan al derecho al placer.

A 100 años del Primer Congreso Feminista en Yucatán y a 96 de que en la entidad se difundiera “La Brújula del Hogar” (un folleto sobre el control de la natalidad), Sandra Peniche Quintal, presidenta de la asociación Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva, conversó con Cimacnoticias sobre los desafíos que enfrenta el estado –en otros años pionero por permitir el aborto bajo la causal de pobreza–, para evitar los embarazos en adolescentes y brindar derechos a las mujeres.

¿Y EL LEGADO DE CARRILLO PUERTO?

–Angélica Jocelyn Soto Espinosa (AJSE): ¿Cuál es su balance a 100 años del Primer Congreso Feminista en Yucatán respecto a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres?
–Sandra Peniche Quintal (SPQ): Si bien ha habido un avance significativo en materia de anticonceptivos –eso es indudable–, también es cierto que a nivel de derechos reproductivos hemos retrocedido gracias a una mujer que fue gobernadora: Ivonne Ortega Pacheco.

“Eso nos demuestra que la conciencia de las mujeres pues simplemente no está puesta en nuestros cuerpos ni en nuestras necesidades, sino en los patrones patriarcales del poder, y estar en ese poder implica pasar por encima de la mitad de la población aquí (un millón 74 mil 518 mujeres habitan la entidad)”.

Cabe recordar que hasta 2009 –bajo el gobierno de la priista Ortega Pacheco– Yucatán era una de las entidades más progresistas en materia de derechos sexuales y reproductivos al establecer como causal del aborto la pobreza y tener más de cuatro hijos; sin embargo, en ese año el Congreso local aprobó reformas a la Constitución y al Código Civil del estado para “proteger la vida desde el momento de la concepción”.

–AJSE: ¿Cómo respondió la sociedad yucateca a estas reformas?
–SPQ: (Con las reformas) lo único que hacen es enredar una ley y el mensaje que se manda a la sociedad, que eso es lo que en realidad importa: que las mujeres no tienen derechos, no pueden decidir sobre su cuerpo, no pueden decidir sobre su reproducción, y que el poder de esos hombres y de esas mujeres que parecen hombres está por encima de todas las demás.

“Acá en Yucatán tampoco las mujeres somos de dejarnos, y en ese sentido pues tampoco le podemos hacer caso porque hay una ética que nos permite actuar de una manera diferente, y la respuesta como sociedad civil organizada, como Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva, fue que –apegadas a Derecho y a la Constitución– seguimos ejerciendo nuestro derecho que nadie nos lo puede conculcar”.

–AJSE: ¿Cuál es la historia de la conquista de los derechos sexuales y reproductivos en Yucatán?
–SPQ: En 1922, Margaret Sanger –fundadora de la Liga Americana por el Control de la Natalidad– editó en Yucatán junto con el gobierno de Felipe Carrillo Puerto “La Brújula del Hogar”, un folleto con el que empezó una cruzada por la planificación familiar o la regulación de la maternidad.

“(La Brújula del Hogar) mencionaba algunos métodos por los que se podría tratar de evitar un embarazo. Esa mujer creó dos grandes organizaciones a nivel mundial, e hizo una contribución muy importante, junto con la pionera feminista Elvia Carrillo Puerto, para que las mexicanas supieran que podían de alguna manera regular su reproducción, y decidir cuántos hijos querían y si no querían tenerlos”.

–AJSE: ¿Cuál fue el aporte de Elvia Carrillo Puerto en este tema?
–SPQ: Elvia Carrillo hizo toda una labor a través de las ligas feministas. Ella iba a todos lugares, a las comisarías más pequeñas, para hablar de lo que ahora conocemos como derechos de las mujeres, y hablar de cómo era importante no estar generando tantos hijos porque solamente se convertían en esclavos de los hacendados. Esa es una contribución vital para todas nosotras.

“Lo que ha sucedido es que a Elvia se le recuerda de vez en cuando y los gobiernos han hecho todo lo posible por ocultarla; es hasta ahora –porque se ha empujado por visibilizarla y porque se vería muy mal no reconocerla– que la ponen en letras doradas.

“También se debería hacer una recopilación de sus aportes y de verdad resignificarla, porque ella para la vida de las mujeres y las poblaciones más desfavorecidas fue verdaderamente importante”.

–AJSE: ¿Cuáles son los retos que enfrenta Yucatán para reconocer verdaderamente los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres?
–SPQ: Lo que importa ahora es enfatizar que los hombres son responsables de su reproducción y de sus espermatozoides, que no hay un embarazo si no hay espermatozoide, y que las mujeres tienen derecho de decidir si quieren relacionarse sexualmente con alguien o no.

“Y hasta ahora que no hay acceso ni suficiencia de condones femeninos, les corresponde a los varones usar su condón y evitar que haya un embarazo que las mujeres no hayan querido o consentido.

“Por otro lado, (los gobiernos) tampoco hacen ningún tipo de campaña de información para que los hombres usen cada vez más el condón. Tal parecería que ponerse un condón realmente les aterra. (…). Yo espero que en conjunto entre mujeres y hombres podamos transformar una realidad que pesa mucho sobre las mujeres y sus hijas e hijos”.

–AJSE: ¿Cuál es la radiografía de muertes por aborto y embarazo en adolescentes en Yucatán?
–SPQ: Hay un ocultamiento de la información en Yucatán. Si entras a la página del gobierno, de la Secretaría de Salud, pues simplemente no vas a encontrar datos importantes, ni estadísticas vitales, a pesar de que se ha pedido.

“La Estrategia Nacional para Prevenir el Embarazo Adolescente no se difunde, además se hace un programa especial curiosamente sin fondos, sin presupuesto ni nada. Es como simplemente colgar un membrete; de eso no hay nada en sustancia, pero lo tenemos que hacer realidad así sea cambiando de Presidente.

“Si en los servicios de salud pides anticonceptivos te van a decir que no hay y que no saben cuándo llegan, pero después nos enteramos que sí tienen en las bodegas y que se vencen.

“Y sigue la tendencia de hacer la ligadura de trompas en las mujeres sin su consentimiento, o diciéndoles que es la única opción que tienen aun cuando podrían usar el dispositivo intrauterino ‘Mirena’, porque es el que las protege en verdad de un embarazo; no van a tener menstruación dentro de los siguientes cinco años, no van gastar en toallas, y van a poder hacer lo que realmente deseen en todo el tiempo sin ninguna limitación por estar sangrando.

“Pero desde luego que tiene que haber los demás métodos porque cada mujer va a elegir lo que quiera, pero el problema con las instituciones de salud es que quieren imponer incluso lo que una va a usar.

“En Yucatán primero hay que hacer una ampliación de causales del aborto para incluir la causal salud; hay que abrogar el decreto de 2009, que es el que tergiversa la información; quitar la restricción de los tres hijos para el aborto por causas económicas y sociales; y hacer un código muy similar al del Distrito Federal”.

Fuente: CIMAC

Tomado de http://yancuic.com

 

Source: Enero 2016