[Chile] Sernam regional apoya despenalización del aborto

Marcela Carreño busca que las comunidades se informen sobre este proyecto de ley para que no caigan en prejuicios infundados.

Para la directora del Servicio Nacional de la Mujer, Marcela Carreño, es vital que las mujeres puedan ejercer sus derechos con libertad de acuerdo a sus convicciones, formación y criterios.

Considerado como un precedente para nuestro país, el proyecto de ley sobre el aborto en tres causales, firmado por la presidenta Michelle Bachelet, propone despenalizarlo y fue catalogado como la oportunidad “de las mujeres de decidir informadamente si interrumpen o no el embarazo frente a tres situaciones extremas, cuando está en riesgo la vida de la madre o el feto, o en caso de violación”, indicó en su momento la mandataria.

Asimismo, se respeta la “objeción de conciencia” para los médicos que no quieran ejercer el aborto.

En tanto, a nivel regional, la directora del Servicio Nacional de la Mujer, Marcela Carreño, como autoridad local del organismo que promueve la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, también asume un rol protagónico en cuanto al debate que se abre, después de 25 años, con respecto al tema de discutir democráticamente la posibilidad de que las mujeres interrumpan en forma voluntaria un embarazo según las tres razones que respalda este proyecto de ley.

En ese sentido, la despenalización del aborto es voluntario y “pretende que las mujeres decidan tener ambas opciones y en este punto el Estado tiene que ser garante respecto a entregarles las mejores condiciones pero también las opciones de que ellas puedan tomar libremente la decisión, cualquiera sea el paso que la mujer opte, es decir, que se le respete el derecho a decidir qué elegir”, comentó a nuestro medio la directora regional del Sernam.

DEBATE

Como toda decisión, este proyecto de ley cuenta con algunos disidentes que se oponen rotundamente a llevar a cabo esta iniciativa. Sin embargo, Marcela Carreño es categórica en sostener que con este precedente el “Gobierno está generando las mejores condiciones para que de alguna u otra forma, se pueda ir dando un debate a nivel nacional, que antes de este proyecto de ley se daba de forma oculta, era más bien un tema tabú, que formaba parte de las conversaciones clandestinas”, indicó.

Asimismo,el Gobierno junto a Sernam buscan instalar el debate transversal en la comunidad, es decir, que tanto hombres como mujeres se puedan informar de lo que trata este proyecto de ley “y que no sea condenada por sí misma. Acá no se trata de imponer visiones políticas, religiosas ni de tipo personal, aquí lo que se busca es que sea cual sea la opción que tome la mujer en una situación extrema, ésta pueda hacerlo con la libertad suficiente”, puntualizó Carreño.

Cabe considerar que en Chile cada año se hospitalizan en promedio “16.510 mujeres con embarazos de menos de 22 semanas relacionados con el peligro de vida y cuando el embrión o feto presenta alteraciones estructurales congénitas o genéticas graves incompatibles con la vida extra uterina”, arrojando en nuestro país un total aproximado de muertes por malformaciones incompatibles con la vida “de 500 casos al año”, explicó la mandataria.

LA HISTORIA DEL PROYECTO 

Las reglamentaciones en torno al aborto no son nuevas en nuestro país ya que “Chile tuvo una tradición jurídica y de salud pública en este ámbito, interrumpida arbitrariamente en los últimos días de la dictadura”, confesó la presidenta Bachelet.

De hecho, la propuesta que presenta el actual Gobierno se enmarca en los compromisos que“Chile tiene con el derecho internacional en materia de derechos humanos y que no podemos seguir rehuyendo. La penalización del aborto sin excepción en nuestro país constituye un incumplimiento inequívoco de las obligaciones internacionales contraídas por el Estado de Chile”, explicó la autoridad.

Así lo ratificó, la directora del Sernam de la Región de Coquimbo, añadiendo que si el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet presentó este proyecto de ley con las tres causales es porque seguirán manteniéndolo debido a que se trata de “condiciones que antes, hace muchos años, lo teníamos como país pero hay que recordar que el aborto terapéutico se encontraba vigente en Chile y era legal antes de los años 87’ u 88’ pero fue en plena dictadura cuando esta medida se penalizó”, aseguró Marcela Carreño.

Finalmente, la autoridad local indicó que “con este tipo de iniciativa estamos marcando un precedente como país y lo estamos colocando en otro sitial, vamos avanzando con grandes logros en lo económico, generando reformas sustantivas que van a transformar la sociedad y que no busca otra cosa que un Chile más justo, equitativo y solidario que involucre los derechos sexuales y reproductivos de la mujer”.

Tomado de http://diarioeldia.cl/

Source: Agosto 2015