A examen del Senado chileno ley sobre el aborto

Santiago de Chile, 14 mar (PL) El Senado chileno aplazó para hoy la votación del proyecto de ley que despenaliza el aborto terapéutico, jornada que se prevé tensa por la disparidad de criterios entre los diferentes sectores políticos. La Cámara alta debía examinar y votar ayer la iniciativa legal, pero la discusión debió postergarse por la dilación de los debates legislativos en torno a otras materias.
Aunque, según encuesta del 2011 del Centro de Estudios Corporación Humanas, más del 70 por ciento de la población femenina en Chile apoya la legalización del aborto, la composición de fuerzas en el Senado apunta en sentido opuesto. La mayoría de los legisladores de la alianza oficialista que integran los partidos Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional ya anticiparon que se opondrían a la medida y lo mismo hizo la Democracia Cristiana, integrante de la opositora Concertación.

Incluso, el Gobierno ya marcó posición la víspera. El vocero de La Moneda, Andrés Chadwick, dijo que el Ejecutivo no respaldará la iniciativa si llegara a avanzar en el Congreso. Precisó que habría dos vías para frenarla: un recurso ante el Tribunal Constitucional o el veto presidencial. Camila Maturana, abogada de Corporación Humanas, califica de intolerable que el Estado chileno responda con la criminalización total del aborto, cuando en definitiva la penalización nunca ha conducido a la reducción de abortos en el país ni en ninguna parte del mundo.

Aborto libre, legal, seguro y gratuito y maternidad voluntaria, protegida y segura fue el reclamo de la Coordinadora 8 de Marzo, de la que forman parte en Chile una treintena de organizaciones femeninas, en ocasión de la reciente celebración del Día Internacional de la Mujer. Condenamos la violencia institucional, visible en políticas públicas y leyes infames que condenan a mujeres que abortan, que naturalizan la desigualdad entre mujeres y hombres, subrayó la Coordinadora en un comunicado público.

Ya va siendo hora, añadió la declaración, que el Estado asuma su carácter laico, que respete nuestras decisiones sobre continuar o no un embarazo y que garantice que esta libertad sea ejercida por todas, en igualdad y sin discriminación. El proyecto de ley a debate del Senado sugiere se emita luz verde a la posibilidad de interrupción del embarazo en situaciones de riesgo de la vida de la madre, cuando el feto se demuestre presenta malformaciones físicas o psíquicas, y cuando la embarazada haya sido víctima de un acto de violación.

Chile es de los pocos países en el mundo donde la interrupción del embarazo está penalizada en toda circunstancia. El aborto terapéutico estuvo legalizado en el país hasta 1989, pero la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990) derogó esa facultad y decretó su total prohibición, lo que se ha mantenido invariable hasta la fecha.

Fuente: www.prensa-latina.cu

Source: Marzo 2012