En España el Gobierno anuncia medidas para garantizar el derecho al aborto

La norma establecerá un ‘marco básico’ que garantice la ‘equidad’ y ‘calidad’ . Según Sanidad, se aprobará previsiblemente antes de que concluya la legislatura.

El Gobierno aprobará un marco normativo “con mayores garantías” para las clínicas y las mujeres que se acojan a la actual ley del aborto.

“Hay que garantizar determinados derechos contenidos en la ley”. Así de tajante se ha mostrado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al anunciar la medida tras el Consejo de Ministros. Se trata de un marco básico para asegurar, tanto a las clínicas privadas como a las mujeres, que pueden ejercer con calidad y respeto a la intimidad su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en todo el territorio español.

 

La polémica en torno al aborto se desató a principios de este año. Las clínicas abortistas organizaron una huelga para protestar por las presiones recibidas por sus profesionales y por las investigaciones iniciadas en varios centros de Madrid y Barcelona por presuntos abortos irregulares.

Tras estas “disfunciones”, el Gobierno ha decidido “buscar los mecanismos del Estado de derecho para garantizar que se pueda ejercer este derecho con equidad y confidencialidad”, según De la Vega. “El Gobierno no va a consentir que se vulneren los derechos de ninguna mujer que haya tenido o tenga que hacer frente a una decisión tan dolorosa como la de interrumpir su embarazo”, sentenció.

Sanidad quiere garantizar que las clínicas privadas puedan ejercer con garantías “una prestación” que ya está contemplada, tanto en el Sistema Nacional de Salud como en la ley, al tiempo que asegure la confidencialidad de las mujeres que se someten a una interrupción del embarazo.

Asimismo, el Ministerio de Justicia ha pedido a la Agencia de Protección de Datos que emita un dictamen en el que se fijen los límites en el ejercicio de inspección de las administraciones públicas.

Análisis de la situación
Tras el paro organizado por las clínicas, los titulares de Sanidad, Bernat Soria, y Justicia, Mariano Fernández Bermejo, se reunieron con los centros afectados. A la vista del “análisis de la situación y la interlocución con los sectores afectados [los profesionales de las clínicas abortistas y las mujeres afectadas], el ministro de Sanidad está proponiendo una norma básica que regule los requisitos jurídicos cuando una prestación que ya se incluye en el sistema de salud se presta en una clínica privada”, señaló la vicepresidenta, tras la reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta primera del Gobierno aclaró que se trata de un proyecto de norma para garantizar que se cumple la actual ley del aborto. La iniciativa podría sustentarse en un Real Decreto que, tras pasar por el Consejo de Estado, se aprobará, previsiblemente, antes de que concluya la legislatura, según fuentes de Sanidad.

De la Vega no precisó una fecha. “Son unas normas que tendrán que verse con las Comunidades Autónomas”, señaló. “Otra cosa es si los ciudadanos nos dan su confianza [en el 9-M] y se reabre el debate sobre este tema”. Habrá “ocasión de mejorar” la Ley del Aborto si, tras el “amplio debate social” que este tema ha suscitado, se llega “a la conclusión de que así hay que hacerlo”, añadió.

Fuente : http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/02/01/mujer/1201874242.html

Source: Febrero 2008

Declaraciones sobre Aborto desde Argentina

La ministra de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza Aída Kemelmajer de Carlucci retomó su discurso militante sobre la despenalización del aborto al insistir en que la interrupción del embarazo no debe ser punible. Propuso entonces “abrir un gran debate, con argumentos sólidos”.

La ministra de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza Aída Kemelmajer de Carlucci retomó su discurso militante sobre la despenalización del aborto al insistir en que la interrupción del embarazo no debe ser punible. Propuso entonces “abrir un gran debate, con argumentos sólidos”. También se refirió a la problemática que surge porque no está regulada la ley de fecundación asistida. Según ella, esa ley no debería apuntar sólo a qué pasa con los embriones que se obtie nen a través de alguna de sus técnicas sino a juntar el régimen de filiación.

 

La jurista, que goza de prestigio internacional, sostuvo que “uno de los temas más urgentes para la sociedades solucionar” ese tema. Lo hizo en el marco del Seminario de Bioética y Derechos Humanos que concluyó ayer en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo.

“Otro tema importante es el de la gente que es sometida a tratamientos invasivos solamente para saber qué pasa, para prolongar la vida, a pesar de que no existe ninguna posibilidad de sobrevida”, señaló ante una consulta del diario Los Andes.

Puntualizó que en esas situaciones las personas “tienen la posibilidad de elegir o no someterse” aunque ahí “se encarece el sistema de salud y estamos provocando en esas personas una prórroga de su estado, pero no una vida consciente, una vida digna“.

Al volver sobre el aborto, dijo tajante: “Estoy a favor de la despenalización y a favor del proyecto que hay en este momento en el Congreso”.

Recalcó que si ese proyecto no es sancionado, de todos modos el Código Penal “prevé algunas causales de despenalización y esas causales son perfectamente válidas”. Agregó que en tales situaciones, el médico no necesita ir a los tribunales a pedir autorización.

Fuente: Rafael Morán Mendoza

mendoza@clarin.com

Source: Enero 2008