Carta a la CIDH sobre proceso de selección de titular de Secretaría Ejecutiva y denuncias de acoso

,

25 de septiembre de 2020

Presidente y demás integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Las redes y organizaciones firmantes, defensoras de los derechos sexuales y reproductivos y usuarias del Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos, expresamos nuestra profunda preocupación por la crisis institucional que se ha manifestado en las últimas semanas en el seno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Lo anterior, dada la decisión anunciada por el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) de no renovar el mandato del Secretario Ejecutivo de la CIDH, y la subsecuente decisión de abrir un nuevo proceso de selección para un/a titular de este último cargo.

Las organizaciones firmantes entendemos que las decisiones que afectan el funcionamiento de la CIDH, tomadas de manera unilateral por la OEA, como la no renovación del mandato del Secretario Ejecutivo de la CIDH atentan contra la autonomía e independencia de la CIDH y pueden generar inestabilidad. Por ello, reiteramos nuestro apoyo para que la Comisión siga siendo autónoma e independiente con respecto a este organismo multilateral y a los Estados miembros, pues solo así tendrá la posibilidad de cumplir con su mandato fundamental para la promoción y protección de los derechos humanos en la región.

Ahora bien, teniendo en cuenta nuestro trabajo y nuestras luchas para erradicar la violencia que afecta a mujeres y niñas, también sabemos que el acoso, en todas sus formas y específicamente en los ambientes laborales, tiene serias consecuencias para la vida y la salud de las personas -particular para su salud mental-. Es por eso que es esencial que la labor fundamental que realiza la CIDH, pueda desarrollarse en un ambiente seguro y libre de acoso. El hecho de que se hayan utilizado denuncias de acoso laboral como un instrumento de naturaleza político, no debe, bajo ninguna circunstancia, ser un impedimento para que se adelanten las investigaciones pertinentes sobre dichas alegaciones que son, por sí solas, graves.

El Sistema Interamericano, y en particular la Comisión Interamericana, han sido históricamente fundamentales en el desarrollo de los derechos de la mujer y en particular en el avance de estándares vinculados a la sexualidad y la reproducción. El impacto de casos como Maria da Penha Vs. Brasil, Campo Algodonero Vs. México, Artavia Murillo (Fecundación in Vitro) Vs. Costa Rica, I.V. Vs. Bolivia y más recientemente Guzmán Albarracín Vs. Ecuador, o de informes temáticos como el de “Violencia y discriminación contra mujeres, niñas y adolescentes” o el de “acceso a la información en materia reproductiva desde una perspectiva de derechos humanos” han sido esenciales para avanzar en el acceso a derechos de las mujeres a lo largo de la región. Los estándares ya mencionados han significado en alguna medida acercarnos un poco más a la garantía efectiva del derecho de todas a vivir libres de violencias.

Partiendo de esos mismos estándares, deseamos ser enfáticas en la urgente necesidad de que se investiguen y sancionen, conforme al debido proceso legal, cualquier conducta que, en el seno de la Secretaría de la Comisión, atente contra los derechos de su personal. Para ello, es esencial que se garantice la confidencialidad de quienes denuncian, con el fin de proteger a trabajadoras y trabajadores (1) . Recordamos que estas garantías de confidencialidad están previstas en los mecanismos establecidos en la OEA.

Asimismo, se requiere que se adopten medidas inmediatas para que cesen los actos de acoso denunciados y se determinen las responsabilidades correspondientes, a través de procesos transparentes. Resaltamos que el informe elaborado por la ombudsperson de la OEA permite identificar problemas sistémicos, frente a los cuales la Comisión debe tomar medidas destinadas a brindar una solución permanente dentro de la Secretaría Ejecutiva y eliminar prácticas que puedan desincentivar a las víctimas para acudir a formalizar denuncias ante el Inspector general de la OEA.

Por las razones anteriores y bajo los principios de centralidad en las víctimas, consideramos necesario y urgente que esta Comisión Interamericana colabore de manera decidida con los mecanismos que prevé la política de prevención de la violencia que la propia OEA se ha dado, es decir, tanto con la omdusperson como con las investigaciones correspondientes que se inicien ante la oficina del Inspector General.

Por otra parte, frente al nuevo proceso de selección del cargo para la Secretaría Ejecutiva, es importante destacar que dicho proceso de selección debe ser llevado a cabo de una forma transparente y libre de cualquier forma de politización. Por dichos motivos, desde la sociedad civil reiteramos nuestro compromiso para acompañarles como aliadas en esta elección, que esperamos refleje de forma transparente los criterios con base en los cuales se realiza la selección en pro de los derechos humanos en la región.

Atentamente,
Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro – CLACAI
Acción Joven Honduras
Agrupacion Ciudadana por la Despenalización del Aborto de El Salvador
Católicas por el Derecho a Decidir – Colombia
Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador
Centro de Derechos de Mujeres
Centro de Derechos Reproductivos
Centro de Estudios de Guatemala
Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX
Colectiva Feminista La Revuelta (Neuquén, Patagonia Argentina)
Colectiva Feminista para el Desarrolo Local. El Salvador
Colectivo “Género y Teología para el Desarrollo”
Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, CLADEM.
Corporación Humanas
Corporación Miles
Corporación Miles Chile
ECUMÉNICAS POR EL DERECHO A DECIDIR
ELA – Equipo Latinoamericano de Justicia y Género
Equality Now
Femiñángaras Honduras
Fundación Todas Nosotras Violetas
Grupo de Información en Reproducción Elegida – GIRE
Hábitat Mujer Salud
Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos
Jóvenes Voceras y Voceros en Derechos Sexuales y Reproductivos
Movimiento Manuela Ramos
Mujer Y Salud en Uruguay – MYSU
Plataforma de Adolescentes y Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos en Honduras
Red de Jóvenes para la Incidencia Política INCIDEJOVEN
Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe.
Red Salvadoreña de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos
Right Here, Right Now Honduras
Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva ac
Sombrilla Centroamericana. Organizaciones por Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos
Synergía, Iniciativa por los derechos humanos
Unidad de Desarrollo Integral de la Mujer y la Familia
Unidad de Desarrollo Integral de la Mujer y La Familia UDIMUF
Vecinas Feministas por la Justicia Sexual y Reproductiva en América Latina
Women’s Link Worldwide


1 OIT, Acabar con la violencia y el acoso contra las mujeres y los hombres en el mundo del trabajo, 2018, párr. 312 y ss.