Demanda ante la Corte Suprema de Brasil solicita la despenalización del aborto[1]

La demanda fue presentada hoy, 7 de marzo de 2017, ante la Corte Suprema de Brasil, solicitando la despenalización del aborto a petición de la interesada hasta las 12 semanas de embarazo. La demanda fue presentada por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), con apoyo de ANIS – Instituto de Bioética.
La demanda -que pide la despenalización del aborto a solicitud de la interesada hasta las 12 semanas de embarazo- ha sido firmada por un grupo de mujeres abogadas y presentada ante la Corte Suprema de Brasil el día de hoy, 7 de marzo de 2017.

Se ha presentado en vísperas del 8 de marzo – Día Internacional de la Mujer, en el que tendrá lugar un paro internacional de mujeres que se tomarán el día libre, tanto de forma remunerada como no remunerada, en protesta contra la opresión sufrida.
En Latinoamérica, muchas mujeres marcharán bajo el eslogan Ni Una Menos, exigiendo el fin de la violencia contra las mujeres. En este contexto, la demanda solicita la protección de los derechos de las mujeres, para que ninguna tenga que enfrentar la humillación, el miedo a ser encarcelada o el riesgo de sufrir lesiones o morir como resultado de un aborto inseguro.
En Brasil, el aborto es un delito de acuerdo al Código Penal de 1940; las únicas tres excepciones son: en caso de violación, si existe riesgo para la vida de la mujer y en caso el feto sea anencefálico. La última excepción legal fue también otorgada en un fallo de la Corte Suprema en 2012, apoyado por Anis – Instituto de Bioética.
La demanda presentada hoy día establece que la penalización del aborto viola los derechos de las mujeres a la dignidad, a la ciudadanía, a la no discriminación, a la vida, a la igualdad, a la libertad, a vivir libre de torturas y penas o tratos crueles o degradantes, a la salud y a la planificación familiar; que son derechos protegidos por la Constitución de Brasil.
La Encuesta Nacional sobre Aborto de Brasil del año 2016 encontró que, solo en 2015, más de medio millón de mujeres se sometieron a un aborto en el país. Las desigualdades raciales y de clase convierten al aborto en un suceso aún más común en la vida de las mujeres con mayores vulnerabilidades sociales: el 15% de las mujeres afrodescendientes e indígenas han sufrido un aborto en sus vidas, frente al 9% de las mujeres blancas. La penalización del aborto tiene serias consecuencias para las mujeres, especialmente las afrodescendientes e indígenas, las que viven en regiones subdesarrolladas del país, y todas las mujeres pobres, porque tienen menor acceso al aborto seguro, aunque ilegal.
La penalización del aborto causa morbilidad y muertes que son altamente prevenibles. El aborto es un procedimiento muy seguro. De hecho, recientes estudios estiman que entre el 8 y el 18% de muertes maternas a nivel mundial se deben a complicaciones derivadas de abortos inseguros, que se concentran en países de renta más baja, donde el aborto está restringido legalmente. En Brasil, existen investigaciones que muestran que aproximadamente, la mitad de las mujeres que se someten a abortos ilegales en el país tuvieron que ser hospitalizadas.
Si la Corte Suprema de Brasil vota a favor de la demanda interpuesta por el PSOL y Anis y despenaliza el aborto a petición de interesada hasta las 12 semanas de embarazo, estará dando un paso importante como guardiana de la Constitución brasileña, al proteger los derechos fundamentales de las mujeres.
CONTACTO DE ANIS: comunicacao@anis.org.br 
Para más información: www.anis.org.br 
Facebook: www.facebook.com/AnisBioetica 
Twitter: www.twitter.com/Anis_Bioetica 
*Artículo extraido de la Campaña Internacional por el Derecho de las Mujeres al Aborto Seguro
 
_________________________
1 Artículo traducido del original en inglés, que puede consultarse aquí: http://www.safeabortionwomensright.org/press-release-petition-to-supreme-court-of-brazil-seeks-decriminalization-of-abortion/ 
Source: Marzo 2017