Mujeres protestan en Polonia contra posible restricción de la ley del aborto

Grupos de mujeres vestidas de negro protestan hoy en las principales ciudades polacas contra la posibilidad de que se restrinja la ley del aborto, después de que el partido gobernante, Ley y Justicia, se haya manifestado a favor de prohibirlo en los supuestos de malformación del feto.
Un pequeño grupo de feministas y activistas en defensa de los derechos de la mujer se concentró en el centro de Varsovia para recoger firmas en contra de cualquier endurecimiento de la legislación.
“Estamos recogiendo muchísimas firmas de apoyo, ni siquiera podemos contarlas, mucha gente quiere firmar para lograr una Polonia más libre”, aseguró a Efe una de las participantes en la iniciativa.

La concentración vivió momentos de tensión cuando un grupo de activistas pro-vida hizo acto de presencia para manifestarse pacíficamente y fueron recibidos con insultos e intentos de agresión por parte de las mujeres reunidas para defender el derecho al aborto, lo que obligó a intervenir a la policía.
En todas las concentraciones organizadas hoy se exige al Gobierno polaco que respete el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.
Esta jornada de protestas tiene lugar después de que el pasado 3 de octubre alrededor de 100.000 mujeres vestidas de negro saliesen a la calle en el país para mostrar su oposición a una iniciativa popular que, respaldada con cerca de medio millón de firmas, pedía la prohibición casi total del aborto y penas de cárcel para las mujeres que abortasen y para el equipo médico.
La acción, que se bautizó como “lunes negro”, logró que tres días después el Parlamento polaco acabase desestimando la propuesta de prohibir el aborto, a pesar de haberla admitido a trámite poco antes.
El partido Ley y Justicia, que controla la Cámara Baja tras su mayoría absoluta en las pasadas elecciones generales, dijo entonces que rechazaba la prohibición del aborto y las penas de cárcel, aunque se mostró partidario de limitar la actual ley para, por ejemplo, evitar la interrupción del embarazo en los supuestos en que se detecte que el feto sufre síndrome de Down.
El ideario de este partido se identifica con los valores de la iglesia Católica, que también aplaude cualquier avance para endurecer la ley del aborto de 1993, que sólo permite abortar en caso de malformación del feto, grave riesgo para la vida de la madre y embarazo por violación.
El líder de Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, defendió hace diez días impedir el aborto en los supuestos de grave malformación del feto, incluso cuando se sabe que el bebé morirá al nacer, “de manera que el niño pueda ser bautizado, enterrado y tener un nombre”.
Declaraciones como ésta y el temor a que Ley y Justicia promueva una nueva ley más restrictiva justifican las protestas organizadas para hoy, según explicaron los colectivos organizadores.
No obstante, los actos convocados para hoy están lejos de tener la repercusión que tuvieron los del pasado 3 de octubre, y la participación es escasa.
Información tomada de https://noticias.terra.com/
Source: Octubre 2016