Nicaragua: 80 asesinadas en 2014

Foto: Una marcha contra la violencia hacia las mujeres en Managua.

El escenario de las brutales agresiones fueron los domicilios (41 casos), y los responsables en su mayoría fueron parejas (22) y exparejas (10), según el recuento de Católicas por el Derecho a Decidir

Otro año funesto para las mujeres nicaragüenses: 80 de ellas fueron asesinadas en 2014, según el recuento de Católicas por el Derecho a Decidir, una organización feminista que reúne los datos de femicidios en el país. Según estos datos, se registran seis víctimas más en comparación a 2013, cuando se hubo 74 femicidios. Varias de estas muertes se produjeron después que el comandante Daniel Ortega emitiera un decreto ordenando la reducción del delito del femicidio al ámbito privado, estipulado en la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, mejor conocida como 779.

 

De los 80 femicidios contabilizados por esta oenegé, 71 fueron ocurridos en Nicaragua y 9 en el extranjero. La mayoría de las asesinadas tenían una edad promedio de entre los 26 y 40 años. “Otras encontraron la muerte por homicidios (3), asesinatos (6), parricidio (1)”, acotan las Católicas por el Derecho a Decidir.

“El reglamento ilegal de la ley 779 pretende subordinar a la mujer a un orden familiar patriarcal. Desconoce el delito de femicidio y las causas que lo generan, distorsionan el papel de las Comisarías de la Mujer e imponen las Consejerías Familiares Comunitarias para evitar a toda costa que las mujeres denuncien. Eso es violencia institucional hacia las mujeres”, fustigó Reyna Rodríguez, enlace nacional de la Red de Mujeres Contra la Violencia.

El escenario de las brutales agresiones fueron los domicilios (41), en zonas desoladas (18), en la vía pública (6), en centros recreativos (2) y hasta en colegios (1). El caso de la maestra Johana Saralys González Mena, ultimada en las afueras del colegio Cristo Rey, en Tipitapa, demuestra que los agresores son menos pudorosos al escoger el sitio de sus crímenes. Otro ejemplo fue el de Jessica Melina Conner, apuñalada en la parada de buses del “Gancho de Camino”.

Estos femicidios comparten el común denominador que sus responsables en su mayoría fueron parejas (22) y exparejas (10). El conteo del organismo feminista detalla que 21 mujeres fueron matadas con armas de fuego y 29 con armas blancas.

En Managua se registró el número más grueso de femicidios con 15. Las regiones autónomas del caribe siguen a la capital con otras 15 víctimas, mientras que Jinotega con 11 y Matagalpa con 9, Chontales y Chinandega con 5, y el resto de cabeceras departamentales donde los casos no superan más de 2.

“¡Ellas descansan en paz! Nosotras no descansaremos hasta que estos crímenes no queden en la impunidad”, sostienen las Católicas por el Derecho a Decidir.

El número de femicidios pudiera haber sido mayor: 51 femicidios quedaron en grado de frustración, según el recuento. Esta vez también señala una cifra de la que poco se habla; las 80 asesinadas dejaron 66 huérfanos.

 

Source: Enero 2015