Chile y las implicancias de la aprobación del protocolo de aborto terapéutico en el Perú

Chile y las implicancias de la aprobación del protocolo de aborto terapéutico en el Perú

La investigadora en salud sexual y reproductiva Claudia Dides llegó al Perú para participar de la IV Conferencia CLACAI Reafirmando el legado de Cairo. Aborto Legal y Seguro, cuya sede fue Lima

Dides es presidenta de la Corporación Miles, movimiento por la interrupción legal del embarazo. Chile se encuentra a la espera del debate de una norma para despenalizar el aborto por causales

Lima, setiembre de 2014.- Mientras en el Perú se realizaban diversas acciones para impulsar la aprobación de un protocolo de aborto terapéutico que permitiera salvar la vida de miles de mujeres, el que finalmente fue aprobado y publicado, en Chile los representantes de colectivos y grupos de la sociedad civil como Miles, por la Interrupción Legal del Embarazo, seguían este proceso muy de cerca.

No era para menos, la aprobación del protocolo de aborto terapéutico en el Perú podía servir como un precedente más de avance en la región en un contexto en el que Chile esperaba –y espera actualmente– el debate de una norma para despenalizar el aborto referido a ciertas causales.

Claudia Dides, la presidenta de Miles Chile, estuvo en Lima para participar de la IV Conferencia CLACAI, Reafirmando el legado de Cairo, Aborto Legal y Seguro. Allí explicó que Miles propuso el proyecto el año pasado, que fue presentado al Parlamento. “Lo presentaron 15 diputadas y diputados y hoy en día ese proyecto está en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. A fines de este mes (setiembre) se empezaría a discutir nuestro proyecto que contempla tres causales para interrupción legal del embarazo, que son: 1) si el embarazo pone en riesgo la vida o la salud de la mujer, 2) por inviabilidad fetal extrauterina y 3) por violación sexual”, indicó Claudia Dides.

Si bien, el debate podría durar entre seis meses y un año la iniciativa ha servido para concientizar a la población acerca de que ninguna mujer debe ser criminalizada o presa por una interrupción del embarazo. Actualmente, comenta Dides, este debate tiene un 70% de aprobación por parte de la ciudadanía, en un país donde existen 80 mujeres que están condenadas bajo distintas modalidades, por ejemplo libertad vigilada u otras, según datos de la Gendarmería al 2012.

El proceso que seguirá este proyecto incluye un debate en la Comisión de Salud, que luego pasará a la Cámara de Diputados y luego al Senado. Sin embargo, existe un compromiso de la propia presidenta Michel Bachelet de apoyar esta iniciativa, debido a las recomendaciones que tiene el país, provenientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Chile está tomando esas recomendaciones pues somos de los pocos países en que la interrupción del embarazo está totalmente penalizada”,  explica.

La implicancia del caso peruano

“Nos parece que cualquier avance en la región es una avance para todos los países latinoamericanos, cualquier avance nos va a servir porque nos abre más la opinión pública y la sensibilización sobre que el aborto es un derecho y son las mujeres las que tiene que discutir esto”, opinó Dides con respecto a la aprobación del protocolo de aborto terapéutico en el Perú.

Consideró además que hechos como este abren la posibilidad para seguir discutiendo. “Cada uno de nuestros países tiene sus propias críticas y sus propias necesidades, pero me parece que es mejor considerar que sí hemos avanzado y que se tendrá que seguir avanzando. Es muy importante dar pasos mancomunados entre los países, quizá lograríamos más que realizando procesos separados, pues nos regimos por casi las mismas convenciones y tratados”, finalizó. 

Source: Septiembre 2014