“¿Para qué nos sirve el desarrollo científico si no podemos decidir sobre nuestros cuerpos?”

“¿Para qué nos sirve el desarrollo científico si no podemos decidir sobre nuestros cuerpos?”

Sergio y Gisela son una pareja de la Ciudad de Buenos Aires que con ayuda de inseminación artificial logró quedar embarazada. A los pocos meses se descubrió que el bebé tenía malformaciones congénitas importantes e irreversibles. Aunque el caso encuadraba en el artículo 1 del Código Penal que dice que un embarazo puede ser interrumpido si está afectada la vida o la salud de la madre (Gisela no sólo se angtustió sino que volvió a tener ataques de asma, enfermedad de la que no tenía episodios hacia años), no encontraron ninguna institución médica que cumpliera con la ley. Con la ayuda de Socorristas en red, finalmente concretaron un aborto en la semana 23. Hoy piden una ley que reconozca los derechos de una pareja a decidir su futuro, y se preguntan “¿Para qué nos sirve el saber si no es para decidir?”  Éste es su testimonio.

 

COMUNICAR IGUALDAD – Quisiéramos compartir con Uds. la lamentable experiencia que hemos vivido y los motivos por los cuales apoyamos plenamente la despenalización del aborto.

Somos una pareja de Capital Federal, de poco más de 30 años. Hace 3 años comenzamos a buscar nuestro primer embarazo por medios naturales, sin éxito. Por lo que luego de una larga y frustrante espera, decidimos realizar una inseminación artificial, logrando el embarazo en el segundo intento.

Desde el comienzo realizamos todos los estudios y cuidados indicados. Somos ambos completamente sanos (no cigarrillo, no droga, no obesidad, no alcohol….y llevábamos una vida totalmente sana).

Lograr el embarazo nos llenó de una inmensa felicidad. Finalmente, y tras mucho sacrificio, habíamos alcanzado nuestro sueño más grande, que imaginamos casi desde el día en que nos conocimos.

Al principio todo transcurrió perfecto, hasta que la prueba de traslucencia nucal salió mal (principalmente por los valores hormonales).Se nos recomendó realizar una punción para efectuar biopsia de corion, y por otra parte, hicimos también los cariotipos nuestros. La biopsia dio como resultado cromosomas normales para el bebé. Los cariotipos nuestros también fueron normales.

Ese día nos volvió el alma al cuerpo. Pensamos que había sido una falsa alarma, sólo un susto. Y continuamos normalmente disfrutando del bebé, anunciándolo a todos, comprando ropa, juguetes. Soñando como iba a ser nuestra nueva vida. Para muchos en la familia también significaba el primer nieto y sobrino.

Lamentablemente en la semana 19 de gestación realizamos un Scan fetal según indicación médica, y nos llevamos la horrible sorpresa de que el bebé padecía malformaciones congénitas importantes e irreversibles, que afectaban severamente su motricidad, su corazón y su cabeza. Realmente no podíamos creer lo que estábamos escuchando. Ni siquiera los médicos pudieron darnos una explicación confiable sobre lo que pasaba. No sabían qué era, y mucho menos cómo iba a continuar. Sólo atinaron a decirnos que parecía ser algo genético, y probablemente formara parte de un síndrome más complejo, y que (para mayor desgracia) existía una probabilidad de que volviera a ocurrir en futuros embarazos, socavando nuestro sueño de ser padres…. Fue el día más triste de nuestras vidas… Sólo pudimos abrazarnos y llorar desconsoladamente. Y no imaginábamos aun que lo peor estaba por venir.

A pesar del inmenso dolor, estábamos seguros que continuar esto no nos hacía bien. Luego de tan larga lucha para conseguirlo, no era sano emocionalmente ni psíquicamente para mi esposa seguir adelante viviendo esta pesadilla con final incierto. Anímicamente estábamos destruidos, e incluso mi esposa comenzó a somatizar esta angustia con nuevos episodios de asma (enfermedad que había superado hacia 8 años).

No queríamos arruinarnos la vida, ni condenar a nuestro bebito a vivir una vida horrible, pasando todos sus días dentro de un consultorio médico, rodeado de sufrimientos físicos y frustraciones psíquicas por no poder vivir una vida normal. No lo merecía él, ni lo merecíamos nosotros.

Lamentablemente, cuando comenzamos a buscar opciones para interrumpir el embarazo, nos dimos cuenta que sólo contábamos con el férreo apoyo de nuestra familia. Las instituciones se negaban rotundamente a realizarlo dentro de sus instalaciones. Los médicos se lavaban las manos y se desentendían del problema. Los burocráticos comités de bioética necesitaban tiempos inciertos para “analizar el caso”. Los profesionales comerciantes que supuestamente practicaban abortos y que cotizaban sus servicios en miles de pesos, también nos rechazaban por el avanzado tiempo de gestación (ya iban 20 semanas).

En el transcurso de los siguientes 20 días buscamos nosotros y nuestras familias desesperadamente entre médicos conocidos, recomendados, parientes, vecinos… Recorrimos toda la ciudad de Buenos Aires de una punta a la otra, y parte del Gran Buenos Aires también. Nada servía… Y cuando algo parecía que iba a darse, en breve se caía (por distintos motivos) y era volver a empezar de cero otra vez. Tuvimos – sin exagerar – casi 10 alternativas diferentes que nos prometían que “seguro” podían resolver el problema. TODAS fueron cayéndose, una a una…. Parecía una maldición…

Ahí nos dimos cuenta que el alma también puede doler, aunque no tenga terminales nerviosas. Porque la soledad, la angustia y la infinita tristeza que se siente en estos casos, no tiene otra manera de describirse.

Es dolor ante la inminente pérdida de un hijo.

Es impotencia porque nada en el mundo puede remediarlo.

Es agotamiento por la lucha extensa e inútil.

Es frustración por el sueño incumplido.

Y es desesperación por sentirnos solos, naufragando en un océano de desinterés y conveniencia.

Todo eso, era el “dolor en el alma” que sentíamos.

La tensión aumentaba, la panza seguía creciendo, ya sentíamos patear al bebe… Y nuestra búsqueda no progresaba…

Para colmo de males, buscando desesperadamente por internet encontramos una organización que decía ayudar y asesorar en estos casos, con procedimientos “seguros”. Una vez allí nos dimos cuenta que en realidad era una organización religiosa disfrazada de agrupación pro-aborto, que nos engañó para concurrir, y allí sentados torturaron aún más nuestra mente, dándonos cátedra de mística y moral, mientras nosotros una vez más nos ahogábamos en llanto…

Es difícil comprender esa tendencia sádica de una parte de la sociedad, que busca el padecimiento del otro a cualquier precio, escudándose en su fundamentalismo ético o religioso, sin mostrar una pizca de sentido común ni de empatía… Pues no hace falta tener un doctorado en filosofía para entender el sufrimiento de otro. Sólo hace falta ponerse en su piel por un instante, escucharlo, abrazarlo y sentir lo que siente.

Afortunadamente aún existen personas genuinamente solidarias, con gran responsabilidad social y sentido común, dispuestas a ayudar al prójimo sin condiciones. Y luego de mucho buscar, finalmente las encontramos…. El día que recibimos un mail de Socorristas en Red, con la respuesta de Ruth desde Neuquen, sentimos un enorme desahogo. Por primera vez no estábamos solos. Alguien fuera de nosotros y nuestro grupo familiar, se preocupaba por nuestra situación.

Ruth se ocupó como nadie por aliviarnos lo más rápido posible. Nos recomendó lugares, nos contactó con médicos, nos escribía a diario para saber cómo estábamos y si habíamos podido avanzar. Nos separaban miles de kilómetros de distancia, pero la sentíamos más cerca de lo que nadie había estado…

Ruth finalmente nos pudo vincular con un profesional médico que ayudaba en este tipo de casos. Y cuando hablamos con él, rápidamente nos dimos cuenta que antes que médico, se trataba de un gran ser humano.

Teníamos la buena fortuna de haber encontrado a estas personas que nos entendían y acompañaban, y que nos dijeron las 3 frases que fueron el salvavidas para mantener a flote la poca fuerza de voluntad que aún nos quedaba: “Estamos con ustedes”, “Vamos a ayudarlos”, “Esto se va a solucionar”.

Ahora sólo nos faltaba derrotar a la burocracia institucional que seguía poniendo trabas para encontrar un lugar adecuado donde llevarlo a cabo. Para esto debimos dar varias vueltas más, pero al menos ya no estábamos solos. Finalmente el médico que nos ayudaba pudo encontrar el lugar y acordamos fecha para realizar la interrupción del embarazo. Él se preocupó en todo momento por nosotros, nos contuvo telefónicamente, nos dio una charla previa junto a una psicóloga, vino dos veces a nuestro domicilio fuera de horario, nos hizo las recetas necesarias, se la jugó por nosotros, arriesgando incluso su trabajo y su matrícula. Pues lamentablemente estos procedimientos aun hoy día (año 2014) deben hacerse en secreto y a escondidas, como si fuéramos delincuentes…

¿Quieren saber cuánto cobró este médico por trabajar 10 días previos fuera de horario para nosotros, por arriesgar su matrícula sin conocernos, por realizar el aborto cuidando a mi mujer durante 12 horas de trabajo de parto, y por continuar controlándola durante los 15 días posteriores?… NADA. No lo hacía por dinero, solo por convicción. Hasta nos resultaba difícil de creer… En este mundo donde todo y todos parecieran tener un precio, descubrimos que aún existen personas que son fieles a sus principios, y para quienes el ejercicio de la justicia va más allá de cualquier cuestión material.

Finalmente, alcanzando ya las 23 semanas de gestación, el momento llegó, y el aborto pudo realizarse exitosamente. El médico nos confirmó allí mismo que de todas maneras, el embarazo no hubiera llegado a término, pues la placenta estaba también en pésimas condiciones.

Nuestra interrupción no fue algo feliz, pues implicó la perdida de una situación muy deseada. Pero fue para nosotros un acto de justicia, porque entendíamos que no éramos responsables ni merecedores de lo que nos pasaba. Ni nosotros, ni nuestro hijo.

Como saldo nos quedan muchos sinsabores por las idas y vueltas, mucha decepción por ciertas personas y mucho agradecimiento por otras. Y nos quedan miles de preguntas sin respuesta. Y la sensación de que nos falta madurar mucho como país y como sociedad.

Existe mucha preocupación en el Estado por resguardar el “derecho de propiedad” (garantizar que la gente pueda ser dueña de su casa, su auto, su empresa, su canasta básica…) Sin embargo, se han olvidado por completo del principal derecho de propiedad, que es fundamental y origina a todos los demás; que es la propiedad del “sí mismo”, el derecho de cada uno de nosotros a ser dueños de nuestro cuerpo y de nuestro destino. Y no hay derecho que duela tanto en su carencia como éste…

También existe mucho interés por mejorar la salud pública y financiar el desarrollo de la medicina. Un avance científico cargado de hipocresía… ¿Para qué nos sirve el saber si no es para decidir? ¿Cuál es el sentido de desarrollar sofisticadas técnicas de diagnóstico prenatal si no podemos usar el resultado en nuestro propio beneficio?

Es imperioso contar con una ley que reconozca los derechos que una pareja tiene para decidir su futuro, así como el derecho que toda mujer tiene para preservar su integridad física y psicológica.

Ojala pronto podamos conseguirla.

Fuentehttp://www.comunicarigualdad.com.ar/

Source: Julio 2014

“El Estado ha estado ausente en materia de abortos legales”

“El Estado ha estado ausente en materia de abortos legales”

La abogada e investigadora Agustina Ramón Michel evaluó la situación de los abortos no punibles (ANP) a dos años del fallo de la Corte Suprema que aclaró qué interrupciones de embarazo son legales. Hoy brindó una charla en el Museo de Bellas Artes.

El Fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia, la objeción de conciencia y los Derechos Sexuales y Reproductivos” es la instancia final del seminario sobre “Salud y derechos sexuales y reproductivos” que se dicta en la Facultad de Medicina de Cipolletti, destinada a estudiantes de la carrera. La charla debate fue abierta a todo público y contó con la presencia de más de 300 participantes.

Ramón Michel es abogada e investigadora del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) y brindará dos charlas durante la jornada en la que disertará sobre los obstáculos a la hora de garantizar los abortos no punibles y lo que sucede con la objeción de conciencia.

“El fallo de la Corte viene a cerrar una etapa, a dejar en claro cuáles eran los casos de abortos legales. Antes no es que no había obstáculos, sino que no se veían. Hay una visibilización de los obstáculos”, explicó la especialista. En este sentido remarcó que desde la década del 20 (momento en que se aprobó el artículo 86 en el Código Penal donde especifica los abortos no punibles), hasta la actualidad ha habido un gran silencio sobre las interrupciones de embarazos legales. “El Estado ha estado ausente en materia de abortos legales“, indicó.

En tanto, identificó tres tipos de impedimentos a la hora de concretar un aborto legal, aún con el fallo FAL:

Incertidumbre de médicas y médicos por ausencia de lineamientos provinciales. “Es irracional que se llame a un comité, que se pida una autorización judicial. Por eso se requieren lineamientos provinciales, no porque los médicos necesiten legalmente un protocolo, no lo necesitan para hacer lo que corresponde, pero les daría mayor certidumbre legal, porque fueron más de 90 años de invisibilización y desconocimiento”, explicó la abogada.

La enseñanza de la medicina, el concepto de salud. “Hay una  desconfianza a la decisión moral de las mujeres. Eso no solamente tiene que ver con el aborto. El aborto en la medicina nos permite pensar en la relación médico paciente, cómo se considera al sujeto que se acerca preguntando, pidiendo”, destacó.

La interpretación restrictiva de los abortos legales. “En muchos lugares se hacen ANP por salud física, patologías severas, pero no se tiene en cuenta la salud mental”, agregó Ramón Michel.

Sobre la objeción de conciencia la abogada fue crítica. “La objeción de conciencia está asociada a un gran desafío que es tomar en serio la palabra de las mujeres. Sus decisiones y procesos de decisión. Legitimar sus decisiones ya sea para continuar o interrumpir un embarazo, decisiones que nunca se toman en pura individualidad”, sostuvo.

Gran parte de las supuestas objeciones de conciencia, no lo son. Son desconocimiento de evidencia científica, son actos de discriminación”, aseveró. Como ejemplo citó aquellos que no suministran la píldora del día después por considerarla abortiva, los que no colocan un DIU a una adolescente porque es muy joven o los que no practican un aborto no punible porque no le creen a la mujer que denuncia una violación. “Una auténtica objeción de conciencia es que si esa persona realiza esa práctica toda su integridad moral se ve amenazada y casi destruida”, aclaró.

Fotohttp://www.8300.com.ar/

Source: Julio 2014

[Argentina] Hospitales de Neuquén presentaron protocolos para abortos no punibles

[Argentina] Hospitales de Neuquén presentaron protocolos para abortos no punibles

Frente a más de 300 asistentes se abordaron los alcances del fallo de la Corte Suprema de Justicia de marzo de 2012.

Referentes del hospital de Chos Malal y del Castro Rendón de Neuquén Capital describieron este martes en una jornada sobre aborto no punible los protocolos que implementan cuando una mujer solicita una interrupción de un embarazo dentro del artículo 86 del Código Penal. Solicitaron a las autoridades sanitarias que se apruebe una normativa a nivel provincial.

La jornada “El Fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia, la objeción de conciencia y los Derechos Sexuales y Reproductivos” se llevó a cabo en el Museo Nacional de Bellas Artes. Formó parte del seminario sobre “Salud y derechos sexuales y reproductivos”, que se dicta en la Facultad de Medicina de Cipolletti.

A sala llena, con más de 300 asistentes, la jornada abordó los alcances del fallo de la Corte Suprema de Justicia de marzo de 2012 que determinó que un aborto es legal cuando el embarazo es producto de una violación, sea la mujer insana mentalmente o no. Además estableció que no se requerirá intervención judicial. La Corte también dispuso que las provincias adecuen sus protocolos al fallo.

“Nos basamos en ser rápidos y en darle respaldo a la mujer”, explicó el jefe del sector de tocoginecología del nosocomio de Chos Malal, Néstor Crichton. Sostuvo que con la guía apuntan a garantizar la salud física y también psicológica de la mujer.

Teresa Kantolic, directora asociada del Castro Rendón, contó que esta guía establece que en los casos de violación solo se pedirá la firma de una declaración jurada y el consentimiento informado, entre otras especificaciones.

También hicieron su aporte la médica Ana Grisetti y Agustina Ramón Michel, abogada e investigadora del Centros de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes).

Agencia Neuquén.

Fuentehttp://www.rionegro.com.ar/

Source: Julio 2014

Exigen indultar a 17 mujeres salvadoreñas presas por aborto

Exigen indultar a 17 mujeres salvadoreñas presas por aborto

Organizaciones sociales exigieron hoy al Parlamento resolver de manera inmediata las 17 solicitudes de indultos a mujeres condenadas hasta 40 años de cárcel por haber abortado

Organizaciones sociales exigieron hoy al Parlamento salvadoreño en un plantón “resolver de manera inmediata” las solicitudes de indulto que presentaron el 1 de abril pasado a favor de 17 mujerescondenadas hasta 40 años de cárcel por haber abortado.

Los diputados “deben resolver de manera inmediata las 17 solicitudes de indulto que presentamos hace tres meses, no se pueden postergar más”, dijo a Efe la portavoz de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, Terapéutico, Ético y Eugenésico, Sara García.

La dirigente añadió que las resoluciones deben ser “favorables” a las mujeres encarceladas y dictadas “en el menor tiempo posible”.

García destacó que el plantón frente a las instalaciones del Parlamento y la Corte Suprema de Justicia fue para reiterar su “solidaridad” con las mujeres presas y recordarles a las autoridades que están vigilantes de los procesos de indulto.

Lamentó que este martes ninguno de los diputados de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos quiso recibirlas para ver cómo van los casos.

En la concentración a favor de “Las 17” participaron unas 12 organizaciones independientes, entre ellas la Agrupación Ciudadana, la Red Salvadoreña de Defensoras de Derechos Humanos y la organización feminista “Las Dignas”, entre otras, precisó García.

Estas 17 mujeres “no se merecían ir a la cárcel, ha habido errores judiciales, no tuvieron una defensa efectiva como dice nuestra Constitución”, reiteró la presidenta de la Agrupación Ciudadana, Morena Herrera.

“El Estado de El Salvador tiene una Ley Especial de Ocursos de Gracia que permite a los tres poderes del Estado otorgar el indulto a las personas injustamente encarceladas”, añadió.

Los indultos primero tienen que ser aprobados por el Parlamento, luego por la Corte Suprema de Justicia y finalmente ratificados por el Ejecutivo, de acuerdo con la legislación local.

El Salvador es uno de los cinco países de Latinoamérica, junto a Nicaragua, Honduras, la República Dominicana y Chile, que prohíben el aborto sin excepciones.

Según datos de la Agrupación Ciudadana, entre 2000 y 2011 al menos 129 mujeres fueron acusadas de aborto, de las cuales 29 están encarceladas, entre ellas las 17 cuyo indulto se pide.

Tomado dehttp://www.elnuevodiario.com.ni/

Source: Julio 2014

Chile: Solicitan a presidenta Bachelet cumplir con promesas de aborto

Chile: Solicitan a presidenta Bachelet cumplir con promesas de aborto

Santiago de Chile.- Una carta firmada por más de 15 organizaciones feministas y de mujeres fue entregada a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, para solicitarle que se cumpla lo comprometido en el programa de gobierno respecto de la despenalización del aborto por ciertas causales, en miras a cumplir con las recomendaciones internacionales.

La misiva fue presentada el martes 17, dos días antes de la 26° sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, y en la que el Estado de Chile deberá acoger formalmente las recomendaciones formuladas en el Segundo Examen Periódico Universal referidas a la despenalización del aborto en ciertas causales.

Bachelet comprometió en su campaña, y reafirmó en el mensaje presidencial del 21 de mayo, la despenalización de esta práctica en el caso de peligro para la vida materna, inviabilidad fetal o violación; sin embargo, este anuncio provocó fuertes molestias en la derecha y la Iglesia católica, cuestión por la que el grupo de organizaciones solicitó en la carta que la Presidenta reafirme su compromiso.

La misiva indica que la despenalización se comprometió solo bajo las tres causales más extremas, aunque las recomendaciones internacionales son más amplias, refiriéndose por ejemplo a la recomendación 121.137 que señala la necesidad de “adoptar medidas para garantizar un reconocimiento pleno y efectivo de los derechos sexuales y reproductivos, en particular mediante la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo”.
O también la 121.143, que exhorta a “revocar todas las leyes que criminalizan a las mujeres y las jóvenes que hayan abortado y adoptar todas las medidas necesarias para posibilitar el aborto en condiciones de seguridad y legalidad en casos de violación o incesto y de grave peligro para la salud de la mujer”.

“Las organizaciones firmantes confían en el compromiso del Estado de Chile con la protección de los derechos humanos y la observancia de las obligaciones internacionales asumidas”, suscriben en la carta.

Esperamos, agrega, que “la oposición de grupos conservadores a la medida anunciada por usted en orden a proponer a debate un proyecto de ley que permita legalizar el aborto en tres causales no retrase el cumplimiento del Programa de Gobierno y que el Estado de Chile mantenga ante el Consejo de Derechos Humanos el próximo 19 de junio la posición de acoger las recomendaciones formuladas por los Estados durante el segundo Examen Periódico Universal”.

La presidenta de la Corporación Humanas, Carolina Carrera, recordó que en las encuestas 84 por ciento de las mujeres señalaron estar de acuerdo con la despenalización del aborto en caso de riesgo de vida de la mujer y 80 por ciento en casos de inviabilidad fetal o violación.

Erika Montecinos, de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, señaló que el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos es una cuestión fundamental para garantizar los derechos humanos de las mujeres, y que es prioritario erradicar toda forma de violencia que se ejerce con la persecución y la condena social y religiosa, cuando la mujer decide sobre su cuerpo.

Soledad Acevedo, integrante de la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, precisó que Chile es uno de los pocos países donde el aborto está totalmente prohibido, en todos los casos, medida que instaló el régimen de Augusto Pinochet en su último año en el poder.

Se estima que anualmente ocurren en el país de 120.000 a 160.000 abortos, la gran mayoría inseguros, lo cual afecta sobre todo a las mujeres más pobres, quienes no pueden pagar por intervenciones quirúrgicas clandestinas, ni salir a países donde esta práctica es permitida, por lo que la falta de este derecho es también un problema de clases.

Tatiana Hernández, del Observatorio de Género y Equidad, indicó que, “en pleno siglo XXI, es impresentable que el Estado de Chile siga criminalizando a las mujeres que deciden sobre sus cuerpos y entienden la maternidad como un proyecto voluntario. Es hora que nos devuelvan el poder que nos han arrebatado, de poder decidir sobre nuestra vida, nuestro cuerpo”.
FUENTE: SEMLAC

Tomado dehttp://www.yancuic.com/

Source: Julio 2014

Un triunfo de las mujeres

Un triunfo de las mujeres

Un triunfo de las mujeres: tenemos protocolo de aborto terapéutico

El aborto terapéutico estaba legalizado desde hace 90 años con el firme objetivo de proteger la vida de las mujeres en grave riesgo de muerte o con problemas de salud graves que impidieran que tuvieran calidad de vida luego del parto.

Pero por la terrible intromisión de la Iglesia católica, el protocolo que reglamentaría su procedimiento recién ha podido ser aprobado y puesto en funcionamiento el día sábado 28 de junio que apareció publicado en el diario oficial El Peruano. En ese transcurso, anualmente de 15 a 20 mujeres perdían la vida o quedaban con graves secuelas de salud.

Y a pesar de que el protocolo no es perfecto, se logró evitar que fuera peor de lo que esperábamos, que la interrupción fuera hasta la semana 13 (ahora es hasta las 22), que un testigo acompañara y firmara el consentimiento, como si una mujer sola no pudiera decidir entre la vida y la muerte, o que solo se pudiera implementar si había riesgo de salud y no mal grave y permanente a la salud de la mujer en estado de gestación.

La lucha por la autonomía de las mujeres ha sido un proceso largo y lleno de obstáculos en el cual muchas tuvieron que morir para que hoy podamos tener un poco de justicia. Hemos logrado arrancarle al poder religioso algo de lo que se precian: el control del cuerpo de las mujeres, y con ello controlar sus actos, sus deseos, su futuro, su libertad. El aborto, en estas circunstancias, es uno de los ejes principales en el avance de la ciudadanía de las mujeres. Mientras seamos ciudadanas de segunda clase, el Estado y los poderes fácticos seguirán decidiendo sobre nuestras vidas, y nosotras seguiremos luchando para arrancarles a ellos nuestros derechos.

Falta aún muchísimo para que las relaciones de poder entre hombres y mujeres sean desestabilizadas, el Perú tiene un alto índice de feminicidio, violencia de género, violencia “familiar”, violaciones sexuales, abortos clandestinos, violencia sexual en las calles, violencia homolesbotransfóbica que afecta principalmente a las mujeres o a todos aquellos que son feminizados y por ello pasibles de violencia de género. Falta mucho para que el déficit de ciudadanía que vivimos actualmente sea posible de superar en un contexto en donde eres más importante como consumidor que como ser humano. Falta mucho para que el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables se convierta en el Ministerio de la Mujer y la Ciudadanía, y no en lo que quieren convertirlo los conservadores: el Ministerio de la Familia. Pero en ese camino andamos, luchando día tras día por derechos efectivos.

Por siglos el trabajo de la Iglesia católica ha sido vulnerar los derechos de mujeres y homosexuales, por no mencionar otras poblaciones igual de perjudicadas. Es un deber de todas las mujeres y LGTB no permitir que esto siga sucediendo. Revelarse frente al discurso de odio y la imposición de las creencias es un imperativo ético que debemos asumir prontamente. Que ninguna religión pueda meterse en nuestras camas, en nuestros cuerpos ni en nuestras vidas si nosotras no lo queremos. Que nadie se atreva a decirnos cómo debemos vivir nuestras vidas. Que ninguna mujer, joven, adolescente, niña sea obligada a ser madre. Las mujeres seguiremos luchando hasta que al fin tengamos igualdad y justicia. Despenalizar el aborto por violación es el siguiente paso.

Tomado dehttp://diario16.pe

 

Source: Julio 2014

[España] El debate sobre el aborto llega al Congreso antes que la ley

[España] El debate sobre el aborto llega al Congreso antes que la ley

La Cámara acoge mañana seminarios a favor y en contra de la reforma

La dura polémica sobre el aborto llegará el jueves al Congreso antes que el Consejo de Ministros apruebe y remita la norma que acaba con la actual ley de plazos y limita el derecho a la interrupción del embarazo alos supuestos de violación y riesgo para la salud de la madre y un tercer motivo legal para abortar: la malformación del feto. Mañana jueves coincidirán a la misma hora en distintas dependencias del Congreso seminarios a favor y en contra de la misma ley, que acaba con la actual.

En una se celebrará el Seminario internacional por el derecho a la vidaorganizada por UPN y a favor de la ley y en otra un encuentro por Un aborto, legal, seguro y accesible, en contra de la reforma y organizado por los partidos de la izquierda parlamentaria.

En el primero estaba prevista inicialmente la participación del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y así figura en el programa pero finalmente no irá, y tiene el apoyo y participación del PP. En la segunda habrá presencia del PSOE, IU, Grupo MIxto, Convergencia y PNV y parlamentarios autonómicos y asociaciones de feministas, entre otros. Es decir, a un lado estará el PP solo y en la otra sala todos los demás partidos, los que apoyaron la actual ley de plazos de 2010, en un consenso más amplio que el que con seguridad tendrá la ley de supuestos que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy.

La pugna llega al punto de que las dos pretenden acabar con la respectiva Declaración de Madrid, de obvio contenido contrario. Y los prorreforma han creado la web madrid.org, mientras que los contrarios a la reforma la madrid.es y madrid.com para hacer públicas sus conclusiones.

“El Grupo Parlamentario Socialista va a dar la batalla para parar el anteproyecto de la reforma de la Ley del aborto”, subrayó la portavoz de Igualdad Carmen Montón en la rueda de prensa de presentación de la jornada Por el derecho a un aborto legal, seguro y accesible.

“La mayoría social y la mayoría política estarán mañana en el Congreso “, subrayó Carmen Montón. Más de 200 personas asistirán a la jornada, organizada y apoyada por 13 partidos con representación parlamentaria –“se ha rebasado el aforo y se ha tenido que pedir una sala complementaria”, explicó la portavoz socialista-, entre las que se encuentran diputados autonómicos, eurodiputados, senadores y diputados del Congreso.

En la reunión se debatirá una declaración que asegura que “en los países donde el aborto inducido legal está sumamente restringido o no está disponible, el aborto sin riesgos se ha vuelto un privilegio para quienes pueden pagarlo, mientras que las mujeres de escasos recursos no tienen otra opción que acudir a proveedores inseguros, que provocan morbilidades, e incluso la muerte, que se convierten en una responsabilidad social y financiera para el sistema de salud pública”.

El comunicado asegura que “cada año en el mundo, se calcula que se producen 22 millones de abortos inseguros y que casi todos los abortos inseguros (el 98 %) se producen en países en desarrollo. Que cada año 47.000 mujeres fallecen en el mundo y 5 millones más quedan con enfermedades graves a consecuencia de la necesidad de recurrir a abortos inseguros, debido a que sus Estados restringen el acceso a información y servicios de aborto legal”.

La nota termino con el compromiso de “apoyar la decisión libre de las mujeres respecto a si continuar o no con un embarazo, bajo la premisa irrenunciable de que las mujeres tienen la capacidad intelectual y ética de decidir autónomamente y de forma responsable sobre su sexualidad y reproducción”.

Y “coordinar nuestros esfuerzos con organizaciones políticas, sindicales, profesionales y de la sociedad civil para impulsar un movimiento internacional que garantice el derecho a un aborto legal, seguro y accesible para todas las mujeres del mundo”.

En las jornadas de defensa de la ley que restringe el aborto participarán José Eugenio Azpiroz. Diputado del PP;  Ángel Pintado, senador del PP y presidente de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia; Grégor Puppinck, director General del European Center forLaw and Justice (ECLJ), Experto del Consejo de Europa, Estrasburgo; Nicolás Jouve, doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid. Catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá. Miembro del Comité Bioética de España;  Ana Martín Ancel, del Servicio de Neonatología. Hospital Sant Joan de Déu. Barcelona. Miembro de la Sociedad Española de Neonatología;  Christopher O. Tollefsen, catedrático de Filosofía en la University of South Carolina. Senior Fellow del Witherspoon Institute. Co-autor con Robert P. Geroge, de “Embryo: In defense of human life” y Liliana Negre, senadora de la Argentina. ExPresidenta de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia.

Tomado dehttp://politica.elpais.com/

Source: Julio 2014

Sí a la comprensión y la legalización del aborto

Sí a la comprensión y la legalización del aborto

Hoy voy a compartirte unas citas que he recopilado a lo largo de varios años. Pertenecen a integrantes de nuestra iglesia que comprenden a las mujeres que toman la difícil decisión de interrumpir un embarazo no deseado. Son reflexiones serenas, preguntas pertinentes, opiniones diferentes y razonamientos profundos que entrañan una infinita benevolencia.

• “La actitud de la Iglesia en esos temas debe estar orientada por ‘un espíritu de amparo, de consuelo, de misericordia, pues pienso que no debe haber muchas personas que aborten por placer, por diversión, por festejo […]’”.  Pedro Casaldáliga, obispo emérito brasileño y referente de la Teología de la Liberación.[1]

• “La legalización no significa la afirmación de ’bondad’, de ’inocencia’ ni menos de ´defensa incondicional’ y hasta liviana del aborto como hecho, sino apenas la posibilidad de humanizar y de dar condiciones de decencia a una práctica que ya está siendo llevada a cabo. […] Para mí como cristiana, defender la descriminalización y reglamentación del aborto, no significa negar las enseñanzas tradicionales del Evangelio de Jesús y de la Iglesia, sino acogerlas en la paradoja de nuestra historia humana”.[2]  Ivone Gebara, teóloga feminista, filósofa y religiosa brasileña.

• “Aunque soy contrario al aborto, admito su despenalización en ciertos casos y soy favorable al más amplio debate, pues se trata de un problema real y grave que afecta a la vida de miles de personas”.[3]  Frei Betto, teólogo de la liberación y dominico brasileño.

• “La iglesia debe considerar que impedir el aborto puede representar un problema serio, sobre todo para las mujeres pobres, y lo mejor sería tener una posición de misericordia, pues permanecer radicalizada ‘no es una posición cristiana […] un óvulo fertilizado, evidentemente, es ya vida humana, pero no es una persona. Entonces el problema del aborto se reduce considerablemente’”.[4]  Hans Küng, teólogo, filósofo y exsacerdote suizo.

• “La ética debería tener en cuenta las circunstancias concretas de una determinada situación. Para tal ética que, por ejemplo, se pregunta cómo reducir el sufrimiento, ¿por qué no puede ser un argumento decisivo terminar un embarazo en las primeras semanas si este embarazo significa una catástrofe para la mujer?”.[5]   Eugen Drewermann, teólogo, filósofo, psicoanalista y exsacerdote alemán.

• “Pueden presentarse circunstancias en las cuales el aborto esté justificado para preservar la vida de la madre o algún otro valor equiparable a la vida […] para salvar la vida de la madre o evitarle un grave riesgo físico o psicológico, en el entendimiento de que éste debe ser realmente un daño grave que perdure”.[6]  Charles E. Curran, sacerdote diocesano y teólogo estadounidense. 

Con cariño,
Sor Juana


[1]  Periodista Digital, “Casaldáliga pide ‘misericordia’ con mujeres que abortan”. Disponible en: , 2007.

[2]  Ivone Gebara, “La legalización del aborto vista desde el caleidoscopio social”. En Guadalupe Cruz y Laura Vega, compiladoras, Dilemas éticos. Diálogos en la comunidad católica sobre el aborto. México, Católicas por el Derecho a Decidir, 2003, pp. 51 y 52.

[3]  Frei Betto, “Aborto: Por una legislación en defensa de la vida”. Disponible en <“>http://alainet.org/active/17694>, 2007. 

[4] Nayeli Roldán, “El óvulo fertilizado no es una persona”. Disponible en: <“>http://www.periodistadigital.com/religion/object.php?o=611218>, 2007.

[5]  Eugen Drewermann, Dios inmediato. Madrid, Trotta, 1997, p.112.

[6]  Citado en Philip Kaufman, Manual para católicos disconformes. Buenos Aires, Marea, 2009, pp. 226 y 227.

Tomado de: http://www.catolicasmexico.org/ 

Source: Julio 2014