Rajoy rehúye su ley del aborto

Rajoy rehúye su ley del aborto

De pronto, la ley del aborto no existe para Mariano Rajoy, cabeza del Gobierno que la ha aprobado. Uno de los proyectos legislativos más polémicos de esta legislatura no forma parte del debate sobre el estado de la nación, no al menos a juicio del presidente. Ni en su discurso inicial ni en ninguna de las dos réplicas posteriores en el cara a cara con Alfredo Pérez Rubalcaba, ha mencionado Rajoy —parar matizarla, rectificarla o defenderla— esa ley, que aún tardará meses en entrar en vigor pero que ha generado revuelo desde que se anunció. Una ley que hace retroceder 30 años a España en esta materia y que no solo ha generado el rechazo frontal de la oposición sino también divisiones en el seno del PP.

Rubalcaba lo ha intentado dos veces. “Su ley del aborto irá contra la libertad de las mujeres y será discriminatoria. No pretenda extender la moral de la derecha extrema a todas las mujeres”, ha dicho el secretario general del PSOE en su primera intervención. “No habla usted de la ley del aborto”, ha insistido más adelante, ante el silencio del presidente. “Esta ley me recuerda a los tiempos en los que las mujeres eran sometidas a tutelaje. Las mujeres españolas no le necesitan a usted de tutor, señor Rajoy”, ha añadido. El cara a cara entre ambos políticos ha terminado y el debate sobre la ley del aborto se ha desvanecido en el hemiciclo, por incomparecencia de una parte.

El anteproyecto de ley del aborto, elaborado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, fue aprobado por el Gobierno el pasado 20 de diciembre y está ahora en fase de informes, antes de volver al Consejo de Ministros e iniciar el trámite parlamentario. Es la ley del aborto más restrictiva de la democracia: regresa al sistema de supuestos despenalizados que rigió hasta 2010, pero endureciéndolo, y dificulta enormemente a las mujeres el proceso de interrupción del embarazo, incluso en casos de malformaciones fetales gravísimas.

Ante las críticas suscitadas en una parte de la sociedad y también de su partido, Rajoy entreabrió hace unos días la puerta a realizar modificaciones en el anteproyecto antes de la aprobación definitiva. Hoy no ha dicho ni palabra, ni en un sentido ni en otro.

Fuentehttp://politica.elpais.com/

Source: Febrero 2014