Debatirán feministas públicamente el tema del aborto

Debatirán feministas públicamente el tema del aborto

El Frente Feminista de Michoacán, por acuerdo realizado en la reunión del 9 de agosto del presente, con el diputado Antonio Sosa así como con el grupo de asesores de la diputada Cristina Portillo Ayala, de esta reunión se generó una minuta en la cual quedaron plasmados los siguientes acuerdos:

De acuerdo a un comunicado de prensa, la feministas señalaron en primer lugar que nos mantendremos atentas al dictamen que emita la Comisión de Puntos Constitucionales en relación a la iniciativa de

reforma al artículo constitucional presentada por el diputado Sosa en materia de aborto, y que en el caso de que dicha comisión dictaminara el “ha lugar” a la iniciativa iniciaremos diversas actividades para debatirla públicamente. En segundo lugar presentar la agenda de trabajo conjunto privilegiado los ejes de Seguridad, Violencia de Género y Derechos Humanos, Salud, Condiciones laborales y Educación, para lo cual se acordaron reuniones quincenales de trabajo para evaluar l políticas públicas en estas materias, diseñar iniciativas de ley, programas sociales, vinculación interinstitucional y evaluación en trasparencia de recursos de la agenda de las mujeres en Michoacán.

Finalmente señalar que de los temas planteados, de manera urgente iniciaremos con la presentación de una iniciativa de Ley en materia penal para señalar la corresponsabilidad penal de los hombres en materia de aborto, como padres del producto del aborto. Igualmente iniciar la evaluación de la Fiscalía Especial para atender Violencia Familiar, para determinar su eficaz funcionamiento.

Fuente: https://www.quadratin.com.mx

Source: Agosto 2013

Denuncian la falta de voluntad política para avanzar en salud sexual en América Latina

Denuncian la falta de voluntad política para avanzar en salud sexual en América Latina

A la mayoría de los Gobiernos de América Latina y el Caribe “le falta voluntad política” para avanzar en temas de salud sexual y reproductiva, lo que deriva en “numerosos problemas” especialmente para los jóvenes y las mujeres, denunciaron hoy en Uruguay expertos regionales.

El “mayor problema” que vive actualmente la región es la “ausencia de voluntad política” para encarar planes y programas “de verdadera

atención a la problemática” de la salud sexual y reproductiva, “especialmente en los jóvenes y las mujeres”, afirmó la directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, Mariela Castro, hija del presidente cubano, Raúl Castro.

 

“Salvo contadas excepciones” la falta en la región de políticas de salud sexual y reproductiva “que atiendan la realidad de la mujer” es “notable”, agregó la funcionaria cubana en una conferencia de prensa.

“Claramente” son más los países de la región que “están mal” en ese tema en comparación con quienes “entienden y atienden” la situación, y puso como ejemplo que “solo en Cuba, Guyana y Uruguay está legalizado el aborto”.

En algunos países de la región las mujeres deben decidir al enfrentar un posible aborto sobre “su salud, incluso con riesgo de vida, o ir a la cárcel”, destacó.

Hay “muchos países” en Latinoamérica donde el tema de los derechos de las mujeres “están en una situación bastante precaria”, dijo, aunque prefirió no dar detalles sobre cuáles son las naciones mas retrasadas.

Al problema de las mujeres “de no poder decidir libremente sobre su cuerpo” en relación al aborto, se suman otros como “embarazos adolescentes, mortalidad materna, alta maternidad precoz, sida y otras enfermedades de transmisión sexual”, agregó

Castro integra el Grupo de Trabajo de Alto Nivel para la I Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) de América Latina y el Caribe que se celebra en Montevideo.

El grupo “está promocionando” un “análisis y reflexión” de “todos los Gobiernos” de la región y también de la sociedad civil “para que se discuta y se debata” sobre la “problemática” referida a los derechos sexuales y reproductivos.

La brasileña Alessandra Nilo, directora de la ONG Gestos de lucha contra el sida y también integrante de ese grupo de trabajo, dijo que el 36 % de las mujeres de la región sufrió o sufre de violencia sexual o física, y destacó que “penosamente” un porcentaje “muy importante” cree que los “hombres pueden golpearlas” porque “fueron educadas en la sumisión”.

Resaltó que otro “problema creciente” en América Latina y el Caribe es que el 20 % de los niños que nacen son hijos de madres de “entre 10 y 19 años”, en muchos casos producto de “embarazos no deseados, con toda la problemática que eso conlleva”.

Mirta Marina, coordinadora del Programa de Educación Sexual del Ministerio argentino de Educación, dijo que para obtener resultados “positivos” en materia de educación sexual es necesario un “compromiso compartido” entre las familias y los centros de estudio.

“Se debe llegar a los niños, jóvenes y a sus familias con materiales de educación amigables, sencillos y claros”, dijo.

En opinión de Camilo Saldarriaga, colombiano radicado en Centroamérica y presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica, la falta de educación sexual en los jóvenes los lleva a cometer “errores” que “cambian su vida”.

En la región hay “miles de jóvenes” que deben afrontar un “embarazo no querido” y se ven en la encrucijada de llegar a un “aborto prohibido” o a una maternidad y paternidad “que muchas veces trunca sus planes de estudio”.

El Grupo de Trabajo recomendará a la I Conferencia de Población y Desarrollo que “se dé apoyo” a campañas de educación pública para “proteger y hacer cumplir los derechos sexuales y reproductivos” en la región.

Además, pretende que “se facilite” el acceso a la información sobre servicios “integrales y de calidad” en materia de salud sexual.

También reclamarán que se profundice la labor de los Gobiernos para “eliminar” la violencia sexual contra las mujeres y las niñas.

Montevideo, 13 ago (EFE)

Fuentelaprensasa.com

Source: Agosto 2013

La postura antiaborto gana espacio en las leyes de América Latina

La postura antiaborto gana espacio en las leyes de América Latina

Beatriz y Belén son los nombres ficticios de dos mujeres que este año reactivaron el debate sobre la legalización del aborto en América Latina. Se trata de dos ejemplos de una región en la que esa práctica se penaliza en 30 de los 34 países. La tendencia es la defensa de leyes más restrictivas, según analistas consultados por CNNMéxico.

Beatriz, salvadoreña con problemas de salud de 22 años, supo que el feto carecía de una parte del cerebro a las 20 semanas de embarazo. Las posibilidades de que sobreviviera eran muy bajas. La justicia de El Salvador le negó un aborto y después permitió que le realizaran una cesárea. El bebé falleció tras cinco horas. Belén, chilena de 11 años, sufrió los abusos de su padrastro y quedó embarazada. La ley de su país no le permite abortar. “Va a ser como una muñeca. La voy a querer mucho aunque sea de ese hombre que me hizo daño”, dijo la niña en julio a un canal de televisión local. El presidente Sebastián Piñera calificó las palabras como un acto de “madurez”.

Analistas consultados por CNNMéxico advierten que existen muchos casos similares en América Latina y el Caribe donde, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2008 se realizaron 4,4 millones de abortos. El 95% fue de forma insegura. Un millón de mujeres son hospitalizadas cada año por complicaciones tras un aborto.

“El debate es clave en una región donde está documentado que la violencia contra las mujeres alcanza dimensiones de epidemia”, dijo a CNNMéxico Fernanza Doz Costa, investigadora de Amnistía Internacional (AI).

A fines de 2012, Uruguay legalizó el aborto y se sumó a Cuba, Guyana, Puerto Rico y Ciudad de México en permitir la interrupción del embarazo de forma general. El 30% de los médicos en Uruguay se niegan a realizarlo. Brasil aprobó el 2 de agosto la atención médica a las mujeres víctimas de violación. Ciudad de México permite el aborto desde 2007, pero no así el resto del país.

“En México habrá una disputa en cada uno de los estados fuera del Distrito Federal, donde las mujeres no están tan organizadas. Pero no es un tema fácil. Y veo que hay un avance de las posiciones conservadoras en toda América Latina”, dijo a CNNMéxico Suzanne Seruya, asesora de la OMS.

El Caribe y Chile, entre los más restrictivos

El aborto está totalmente prohibido en siete de los 34 países latinoamericanos, según la OMS. Haití, uno de ellos, mantiene la misma legislación desde 1876. En otros ocho países es viable para salvar la vida de la mujer; en siete para preservar su salud física además de su vida; en cinco para preservar la salud mental de la mujer; y en cuatro por razones socioeconómicas.

“Los lugares más conservadores son Centroamérica y el Caribe. Casos como este han pasado en casi todos los países. Pero no creo que signifiquen avances para las mujeres”, dijo Seruya, al hilo de las historias de Beatriz y Belén.

“Somos el raro del vecindario porque el aborto está prohibido en toda circunstancia desde 1989”, dijo desde Chile Lidia Casas, abogada e integrante de la Fundación Instituto de la Mujer. “Hay profesionales que esperan a que el feto pase las 22 semanas para ‘adelantar el parto’ y eludir la ilegalidad del aborto. Tenemos nuevos proyectos legislativos presentados en el Senado para permitir el aborto bajo algunas causales. Pero ya en 2012 se rechazó uno”, agregó Casas.

El fortalecimiento de las posiciones provida

Solo algunos países permiten el aborto en casos de violación, incesto o malformación fetal. La OMS estima “poco probable” que las mujeres superen las barreras médicas y legales, y consigan abortar.

“En Brasil se discute el acceso a cuidados médicos contemplados en la ley desde 1998, pero el código penal no cambió”, dijo Seruya. “Hay una propuesta de una ley que garantice el derecho del no-nacido, buscando que también la mujer embarazada por violación esté impedida de abortar. Hay una fuerte bancada parlamentaria religiosa”.

Tras la despenalización del aborto en Ciudad de México, otros 13 estados mexicanos enmendaron sus legislaciones para definir el comienzo de la vida “en el momento de la concepción”. El Salvador y Nicaragua también han intensificado sus restricciones. “La evidencia medica de cómo prevenir las muertes de mujeres embarazadas es clara y abrumadora, lo que falta es decisión política”, dijo Doz Costa de AI.

Bolivia debate una petición de inconstitucionalidad de los artículos que penan el aborto. República Dominicana discute modificar el código penal y despenalizar el aborto si hay riesgo de vida de la mujer.

(CNNMéxico)

Fuentemexico.cnn.com

Source: Agosto 2013

Premian idea guatemalteca

Premian idea guatemalteca

Un proyecto guatemalteco y otro español fueron premiados ayer con US$2 millones —unos Q15 millones 600 mil— y US$250 mil —Q1 millón 950 mil—, respectivamente, monto que servirá para avanzar en la reducción de fallecimientos durante el parto, un fenómeno que se cobra la vida de millones de madres y bebés cada año en todo el mundo.

El proyecto “Vivan las madres”, dirigido por el ginecólogo y director del Centro de Investigación en Salud Sexual y Reproductiva de Guatemala, Édgar Kestler, fue financiado con US$2 millones, dinero que invertirán en innovadoras técnicas médicas y de difusión, para favorecer a las madres de hasta dos departamentos.

La propuesta española premiada, dirigida por el decano de la Universidad de Valencia, Federico Pallardó, está focalizada en la lucha contra la sepsis, una infección en la sangre que cada año se cobra la vida de un millón de neonatos y más de 70 mil madres en el mundo.

Ambos proyectos resultaron galardonados en la feria de inventos y nuevos productos “Saving lives at birth” —Salvando vidas en el parto—, que se celebró en Washington, y en donde se expusieron 53 innovaciones médicas, tecnológicas, sociales y empresariales para combatir la muerte de niños y mujeres durante el parto.

Fuentehttp://www.prensalibre.com/

Source: Agosto 2013

El aborto terapéutico pena por pasillos del parlamento chileno

El aborto terapéutico pena por pasillos del parlamento chileno

La despenalización del aborto terapéutico es “una deuda de la democracia de Chile”, por falta de voluntad política para legislar, pese a que por primera vez en décadas hay cuatro proyectos en el parlamento, advierten analistas.

Natalia Flores, secretaria ejecutiva del Observatorio de Género y Equidad, entiende que la legislación en vigor coarta los derechos fundamentales de las mujeres. “En Chile, al ser punible la interrupción del embarazo en todas sus causales, nos hacen ciudadanas de segunda clase, dado que ninguna mujer puede decidir sobre su cuerpo, que es un territorio fundamental”, señaló a IPS.

 

Las mujeres chilenas tuvieron acceso al aborto terapéutico por más de 50 años hasta 1989, cuando la dictadura encabezada desde 1973 por el hoy difunto Augusto Pinochet decidió derogar la ley pese a que solo unos meses después la democracia volvería a instalarse en el país.

Varios intentos por volver a despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo ante el riesgo de vida del feto o de la madre han fracasado hasta ahora en el Congreso legislativo gracias a la mayoría que logran la coalición derechista, hoy en el gobierno, y sectores conservadores de la centroizquierdista Concertación de Partidos por la Democracia.

Sin embargo, el caso de una niña de 11 años embarazada producto de la violación reiterada de su padrastro, generó un debate inédito en Chile, que en plena campaña con mira a las elecciones generales del 17 de noviembre cobró especial relevancia.

El drama que afronta Belén, como se conoce a la niña, y el destape de casos similares en los días posteriores, llevó a muchos dirigentes políticos y médicos a mostrarse partidarios de restablecer la vigencia de la ley de aborto terapéutico.

“Esta es una deuda de la democracia con las chilenas, porque hay historias y experiencias de vida que han sido muy dolorosas para las mujeres, quienes también se han expuesto a abortos inseguros”, dijo a IPS la socióloga Claudia Dides, portavoz de la agrupación “Miles por la interrupción legal del embarazo”.

Chile, uno de los países más influenciados por los sectores conservadores de la Iglesia Católica de América Latina y actualmente gobernado por la derecha de la mano del presidente Sebastián Piñera, posee una legislación que no permite la interrupción del embarazo en ninguna circunstancia.

Las penas para quienes aborten llegan hasta los cinco años de cárcel. A pesar de esto, se practican 160.000 intervenciones de este tipo por año en promedio, según estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas, que considera solo los establecimientos de salud pública.

Flores recordó que tratados internacionales como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer han advertido al Estado chileno que la legislación actual atenta contra los derechos humanos de las mujeres.

“Aún así, tras 20 años de institucionalidad democrática, el Estado ha mantenido la misma postura y mantiene una gran deuda con las mujeres”, añadió.

Desde la recuperación de la democracia en 1990 se han presentado más de 20 proyectos para modificar la legislación que penaliza el aborto, pero ninguno prosperó.

Una de estas iniciativas frustrada fue impulsada en 2010 por el senador socialista Fulvio Rossi y la actual candidata presidencial por la coalición gobernante, Evelyn Matthei, quien ahora se manifestó contraria a la despenalización del aborto, incluso el terapéutico.

En la otra vereda, la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010), postulante por la centroizquierda para volver al gobierno, manifestó públicamente su opción por despenalizar el aborto terapéutico y en casos de violación.

Actualmente, el Senado tramita cuatro iniciativas de despenalización del aborto terapéutico y para casos de violación, dos de los cuales son impulsados por “Miles”, que reúne a organizaciones, profesionales de la salud y redes de activistas.

Dides explicó que existe “un veto político al aborto. Es impensable hoy en día conversarlo en el parlamento”, aseguró.

Impulsan el aborto terapéutico y no bajo cualquier circunstancia, porque “no hay ninguna posibilidad de que podamos sacar adelante incluso la causal de violación”, debido a la composición conservadora del parlamento, aclaró.

Según un estudio de Dides, más de 64 por ciento de los chilenos consultados están de acuerdo con la interrupción legal del embarazo cuando está en riesgo la salud de la mujer, si existe inviabilidad fetal extrauterina y en casos de violación.

Sin embargo, “como en otros temas, (la dirigencia política de) Chile no escucha ni considera a la sociedad civil”.

Flores explicó que las encuestas demuestran que, pese al conservadurismo bastante transversal que existe en los partidos políticos, la ciudadanía posee una concepción de valores bastante más progresista. En ese escenario, más de 8.000 personas, según cifras de los organizadores, marcharon el 25 de julio por Santiago en reclamo de “aborto libre, seguro y gratuito”.

Añadió que solo se podrá avanzar en la despenalización del aborto en la medida en que la ciudadanía continúe manifestándose de modo constante y masivo.

La “hipocresía” impera en el país, donde por un lado la violación a una niña causa estupor y, por otro, “ni siquiera existen políticas integrales de protección a la infancia”, cuestionó.

Cuba, el Distrito Federal capitalino de México y últimamente en Uruguay son los únicos lugares de América Latina en los que se permite el aborto por voluntad de la mujer, mientras que hay varios países que se habilita por razones terapéuticas u otras causas especiales.

En cambio, al igual que Chile, en Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y Honduras está penalizado en cualquier circunstancia.

Cifras oficiales indican que en Uruguay se realizaron 2.550 abortos legales desde diciembre, cuando entró en vigencia la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y mayo. También se informó que no se registraron muertes maternas ni complicaciones durante esas intervenciones.

El aborto es la principal causa de mortalidad materna en América Latina y el reducir esa tasa es parte de los Objetivos de Desarrollo para el Milenio de la Organización de las Naciones Unidas.

A juicio de Dides, la sociedad latinoamericana en general apoya el aborto terapéutico y, en más de 25 por ciento, en cualquier circunstancia.

Pero en Chile, más allá del apoyo ciudadano, “los dirigentes políticos no quieren hacerse cargo del tema”.

Fuentehttp://www.ipsnoticias.net/

Source: Agosto 2013

Aborto, más allá del bien y del mal

Aborto, más allá del bien y del mal

Se celebra el debate sobre el aborto en Bolivia; aunque vaya a darse en condiciones desiguales debido a: 1º la prevalencia de valores machistas, que cuestionan los derechos de las mujeres, aún los referidos a su cuerpo, planes de vida y futuro; 2º los derechos de las mujeres no son temas de las agendas política -mediática, que reproducen y refuerzan el sistema patriarcal; 3º los medios están en manos de grupos de

poder políticos, económicos, también religiosos y conservadores que ven riesgoso el avance de las mujeres; y 4º el estigma sobre quienes respaldan el derecho a decidir de las mujeres (feministas, egoístas, radicales, superficiales, títeres de políticas imperialistas, etc.), desconociendo la legitimidad de la demanda.

 

El aborto puede ser abordado desde diversas perspectivas. Desde lo jurídico, como delito y enfatizando en el aborto impune del Código Penal (Art. 266), conocido por su incumplimiento y por condenar a niñas, adolescentes y mujeres violadas, a llevar forzosamente sus embarazos, por demora del permiso judicial y excusas de los servidores de salud. Los jerarcas de las iglesias buscan minimizar los embarazos productos de violación, aunque Bolivia tenga la segunda tasa más alta de violencia sexual de América Latina.

Algunas religiones hablan del aborto como pecado, juzgan a las mujeres desde el dogma y falsa moralidad. Se oponen a la anticoncepción que podría prevenir embarazos no deseados y han usado la fe para controlar la vida de las mujeres, sus cuerpos y sus decisiones. A pesar de ello, cientos de mujeres (católicas, evangelistas, cristianas, ateas y otras) recurren cada día al aborto.

Para la salud pública, el aborto es una causa de mortalidad de mujeres, la mayoría pobres, que interrumpen sus embarazos de forma insegura, arriesgando sus vidas en manos de inescrupulosos que lucran con esta práctica. ¿Aborto seguro? los que se practican mujeres que pueden pagar los servicios en condiciones adecuadas.

La prohibición no ha sido efectiva para responder a la temática del aborto. Lo evidencian los datos existentes: estimaciones con información disponible, pues existe subregistro por ser clandestino.

La Constitución, una de las más progresistas de la región, declara a Bolivia como Estado laico y lo separa de las religiones, para evitar su injerencia en las políticas públicas. El Estado debe mostrar voluntad política y firmeza ante presiones conservadoras y efectuar un abordaje integral, desarrollando acciones sistemáticas para encarar los desafíos vinculados al aborto: modificar leyes para garantizar el derecho a la interrupción del embarazo, adecuándolas a recomendaciones de instancias internacionales y a la realidad de las mujeres.

Prevenir embarazos no deseados: incluyendo educación sexual integral en las escuelas; ofreciendo servicios de salud sexual y reproductiva y la atención de complicaciones de aborto y acceso a anticoncepción. Cuestionar las relaciones inequitativas de poder entre mujeres y hombres y luchar contra la violencia, sobre todo la sexual; recuperando nuestros cuerpos, para planificar nuestras vidas, decidir cuándo tener relaciones sexuales, qué anticonceptivos usar, cuándo y cuántos hijos tener, fuera de mandatos que ven a las mujeres como reproductoras, antes que humanas con derechos.

No se puede eludir el debate. Sólo esperar interés genuino por debatir en el marco de la transformación del Estado, los derechos constitucionales, lejos de discursos coloniales y patriarcales de las iglesias y sus jerarquías, para decidir, en el marco de la libertad y no de la imposición de las creencias de otros.

La autora es feminista y comunicadora social

Fuentehttp://www.lostiempos.com/

Source: Agosto 2013

La sociedad civil se moviliza en la I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo – CEPAL

La sociedad civil se moviliza en la I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo – CEPAL

La Articulación Regional de  Organizaciones de la Sociedad Civil de América Latina y el Caribe hacia Cairo + 20 coordina la participación de la sociedad civil en la I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe que se llevará a cabo del 12 al 15 de agosto en Montevideo.

 

 
Esta articulación es la responsable de la organización del foro previo de organizaciones de la sociedad civil el domingo 11 de agosto en el Hotel Radisson. Ese día se espera la presencia de más de 240 activistas de casi treinta países de América Latina y el Caribe.

Desde el domingo 11 al jueves 14,  se realizará una serie de actividades en la plaza Independencia ubicada frente a dónde sesionará la conferencia (Hotel Radisson). El objetivo es poner en la calle, en el espacio público, los asuntos que se estarán tratando en la conferencia e involucrar a la ciudadanía  montevideana y de esta manera a la ciudadanía de otros países de la región.

Con este objetivo durante dichas jornadas (a las 10:30 y a las 15:00 horas), se escenificará “Un paseo por los días de los derechos de las mujeres” donde se narra la historia del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer; del 25 de Noviembre, Día Internacional para Erradicar la Violencia hacia las Mujeres; del 28 de Setiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe y del 21 de Marzo, Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

El personaje que guiará el sentido de la intervención callejera será la feminista uruguaya Paulina Luisi. En su homenaje,  el Teatro Solís, iluminará el cubo de vidrio  de color violeta, el color que distingue al movimiento feminista.  Además, durante los 5 días, de 19:00 a 23:00 horas, se proyectarán sobre la fachada del Palacio Salvo dos mensajes lumínicos: “Estados laicos, personas libres” y “Mi cuerpo, mi territorio”.

La fisonomía de la Plaza Independencia también se verá modificada. Se instalará una cabina telefónica estilo inglés: desde  allí los participantes de la Conferencia y la ciudadanía podrá dejar un mensaje contra los fundamentalismos. Una contestadora recibirá las llamadas y las grabará, para luego poder armar un video con ellas, video que se divulgará a través de las redes de internet.

Se invita a los medios de comunicación a cubrir este Foro y las actividades de las Organizaciones de la Articulación Regional de  Organizaciones de la Sociedad Civil de América Latina y el Caribe hacia Cairo +20

Contacto: Eugenia Rodríguez, Secretaría de Comunicación, Celular: 091 616404,  Correo electrónico:ComunicacionArticulacionlac@Gmail.com


SOBRE LA ARTICULACIÓN REGIONAL DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL DE AMÈRICA LATINA Y EL CARIBE HACIA CAIRO + 20 – 
Está  integrada por más de 50 organizaciones y redes regionales, internacionales y coaliciones nacionales  que trabajan en América Latina y el Caribe por los derechos sexuales y reproductivos y la igualdad de género.

Son  organizaciones de mujeres, de jóvenes, de mujeres indígenas, de mujeres afrodescendientes, de población LGBTTQI, de América Latina y el Caribe, comprometidas con la agenda de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de El Cairo, y reafirman su compromiso al aproximarse el plazo de 20 años fijados para su programa de acción.

Está coordinada por un secretariado integrado por 6 redes (Alianza LAC de Juventudes rumbo a Cairo+20;  Articulación Feminista Marcosur;  Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas-ECMIA;  Caribbean Coalition for Population and Development;  Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora; Red de Salud de las Mujeres de América Latina y el Caribe).

Durante el foro previo y la conferencia serán voceras del secretariado:

Nayeli Yoval – Alianza LAC de Juventudes rumbo a Cairo+20 – Es una joven feminista mexicana, actualmente escoordinadora general de Elige, Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos AC.

Ana Cristina González Vélez – Articulación Feminista Marcosur – Es médica y tiene una maestría en investigación social en salud. Fue Directora Nacional de Salud Pública en Colombia (2002-2004). Experta en reformas del sector salud, salud pública, salud sexual y reproductiva e incidencia política.

Tarcila Rivera Zea – Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas-ECMIA – Tarcila Rivera Zea es fundadora y Directora Ejecutiva de Chirapaq (Centro de Culturas Indígenas del Perú), organización líder que promueve los derechos de los pueblos indígenas en el Perú. Tarcila ha dedicado más de 20 años a la lucha por el reconocimiento de los pueblos y culturas indígenas del país. En 2012 fue designada miembro del Grupo Asesor Internacional sobre la Sociedad Civil de ONU Mujeres.

Crystal Brizan, Caribbean Coalition for Population and Development –  feminista de Trinidad Tobago.  Integra ASPIRE, una organización no gubernamental de incidencia en materia de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos, particularmente se destaca su trabajo desde el año 2000 para despenalizar el aborto.

Dorotea Wilson – Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora –Afrodescendiente, exmonja, exguerrillera y feminista, la nicaragüense Dorothea Wilson Tatums es la coordinadora de la Red de Mujeres Afrolatinamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora. De profesión maestra, fue religiosa de la Orden Maryknoll hasta que en 1975 se incorporó a la guerrilla.  Fue alcaldesa y diputada a la Asamblea Nacional.

A fines de los noventa se integró a los movimientos de mujeres. El activismo contra el racismo la llevó junto a otras compañeras a constituir la Red de Mujeres Afrolatinoamericana, Afrocaribeña y de la Diáspora, un espacio de articulación del movimiento de mujeres negras de América Latina y el Caribe formado por más de 200 organizaciones de 30 países de la región.

Sandra Castañeda,  Colombiana, feminista. Coordinadora de la Red de Salud de las Mujeres de América Latina y el Caribe.

Contacto: Eugenia Rodríguez, Secretaría de Comunicación, Celular: 091 616404, Correo electrónico:ComunicacionArticulacionlac@Gmail.com

Source: Agosto 2013