Argentina reforma el Código Civil: adopción, divorcio y aborto

Varios aspectos del Código Civil argentino fueron cambiados por el Congreso. El anteproyecto de reforma incluye entre otros temas contratos prenupciales, fertilización asistida y filiación. Si bien no se refiere expresamente al aborto, deja establecido que “existe una persona desde el momento de la concepción”.

La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, recibió el anteproyecto de reforma del Código Civil y Penal unificado, que contempla aspectos de gran impacto social como la agilización de trámites de divorcio y adopción, fertilización asistida y acuerdo prenupcial.
“El Código vigente fue sancionado en el siglo XIX”, recordó Kirchner y enfatizó la necesidad de aggiornarlo a los nuevos desafíos que plantea la sociedad moderna y los avances científicos.

En el acto estuvo presente el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, quien encabezó la comisión responsable del anteproyecto.

“Es un trabajo que seguramente va a mejorar la calidad de vida de los argentinos” porque “nos abocamos a soluciones prácticas que permitan demoler las barreras que encuentran los ciudadanos en el ejercicio de sus derechos”, expresó Lorenzetti.

Uno de los puntos más relevantes del trabajo, que debe ser aprobado por el Congreso, es declarar “incausado” el divorcio, eso es que no habrá que discutir ante el juez los motivos de la separación ni habrá que buscar culpables.

Además, la voluntad de uno de los miembros de la pareja bastará para disolver el vínculo.

Otro aspecto es que un matrimonio podrá optar por un régimen ganancial como el actual, que contempla bienes propios anteriores y bienes obtenidos durante la unión, o podrán firmar un acuerdo antes de casarse que establezca cómo se hará una eventual repartición de bienes.

CAMBIOS EN ADOPCIÓN Y FILIACIÓN

También está contemplada una creciente demanda social como la agilización y facilitación de la adopción de niños, ya que actualmente los trámites pueden prolongarse durante años.

Avanza además en la regulación de la filiación en casos en que se recurrió a técnicas de reproducción. Acepta la reproducción con material genético que pertenece a terceras personas, pero la filiación no se determinará por el dato genético, sino por la voluntad de la pareja.

El anteproyecto reitera el criterio de que existe una persona desde el momento de la concepción, en sintonía con la posición de la Iglesia, culto mayoritario en el país, en momentos en que fue presentado en el Congreso un proyecto de ley de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

A pesar de que la reforma no menciona al aborto, cuando el tema se trate nuevamente en el Congreso, la posición fijada en el Código Civil crea un precedente.

Kirchner, quien tiene una conocida posición antiabortista, admitió que hay cambios que incorpora la reforma que son controvertidos y que involucran cuestiones religiosas.

“No todos pueden vivir como pienso yo, que soy católica, o como vive otra persona que es judía o musulmana. Tenemos que tener instrumentos que le sirvan a todos los ciudadanos, cualquiera sea su Dios, o que no lo tenga”, afirmó.

El Poder Ejecutivo estima enviar en 30 días el proyecto de ley al Congreso y espera poder aprobarlo durante este año.

 

Source: Marzo 2012