"Catholics for Choice" aprovechará la visita del Papa para defender el condón

El grupo “Catholics for Choice” (Católicos por la Opción a Decidir), formado por organizaciones de jóvenes de todo el mundo, aprovechará la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) para promover el uso de preservativos en contra de la doctrina de la Iglesia católica, que defiende la castidad y la fidelidad.

Los portavoces de la plataforma han informado hoy, en una rueda de prensa, de que las “autoridades locales” de Madrid les habían “prohibido” llevar a cabo la campaña “Codoms4life” (condones por la vida), bajo el lema “los buenos católicos usan condones”. Sin embargo, posteriormente al acto informativo, fuentes de la organización han aclarado a Efe que la compañía madrileña Publimedia se había negado a “última hora” a llevar a cabo el proyecto por “presiones” del Ayuntamiento, razón por la que no habían podido contratar a otra empresa.

Marisa Valeri, una de las portavoces de la plataforma, ha explicado que esto no impedirá que sus miembros, vestidos con camisetas rojas, vuelvan a difundir su mensaje a favor de los preservativos y el aborto en las jornadas mundiales de la juventud, como vienen haciendo desde 2001.

Además, emitirán varias proyecciones de la campaña por la ciudad y exhibirán sus carteles, en un intento de convencer a los jóvenes católicos -ellos también lo son- de que el uso de condones puede proteger su salud pese a lo que diga la jerarquía católica.

En algunos de sus mensajes, agradecen a Benedicto XVI haber reconocido que los preservativos “salvan vidas” en el libro-entrevista de Peter Seewald, “Luz del Mundo”, algo que interpretan como el primer paso de la Iglesia a favor de su ideología.

No obstante, tanto el Papa como la Congregación para la Doctrina de la Fe han insistido en que este método anticonceptivo no es una solución ni real ni moral para las enfermedades de transmisión sexual, sino que, al contrario, puede agravar el problema fomentando la promiscuidad.

Benedicto XVI sí afirmó que para evitar contagiar a su cliente el uso de una prostituta del preservativo podía ir en la “dirección de una moralización” y de “una primera asunción de su responsabilidad”.

Fuente: http://www.adn.es/

Source: Agosto 2011