Expertas lamentan retroceso de Nicaragua en aborto terapéutico

*Juristas internacionales, feministas y defensoras de los derechos humanos de las mujeres se citan en Managua e intercambian experiencias.

La región de América Latina y El Caribe presenta avances y retrocesos en materia de derechos sexuales y derechos reproductivos de las mujeres, ya que mientras algunos países y gobiernos federales reconocen el derecho al aborto terapéutico, otros como Nicaragua lo penalizan y castigan, indicaron especialistas del tema que sesionan hoy en Managua.

 

Olinda Bareiro, de origen paraguayo y reconocida luchadora de los derechos de la mujer, afirmó que alrededor del tema del aborto terapéutico hay “movimientos disímiles” en la región, ya que mientras en Chile, Nicaragua y El Salvador lo han abolido y hasta penalizado; en otros países como Colombia se logró su reconocimiento por parte de la Corte Suprema de ese país sudamericano.

“El aborto terapéutico es uno de los grandes temas de tensión, es un tema importante, que está en movimiento, es un tema que divide a la sociedad. Es un derecho que se admite en casi todos los países de la región, con sus excepciones”, señaló Bareiro, quien fue electa este año para ser parte del Comité contra la Discriminación de la Mujer (CEDAW), para el período que se extiende del 2011 al 2014.

Bareiro, a quien llaman “Line”, es una de las expertas invitadas al Encuentro Jurídico Internacional “Análisis de la vigencia de los derechos sexuales y derechos reproductivos en América Latina y El Caribe”, que se está celebrando en Managua y es organizado por el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), el Centro de Derechos Constitucionales y el Fondo de Mujeres de Centroamérica.

Otra de las invitadas es Rosemary Madden, abogada feminista de Costa Rica y experta en derecho constitucional. En la conferencia de prensa indicó que en la región centroamericana, el tema del aborto terapéutico está 3 a 3, es decir, hay tres países que lo prohíben totalmente (Honduras, El Salvador y Nicaragua), mientras hay otros tres que no (Costa Rica, Guatemala y Panamá).

En Costa Rica, explicó Madden, el aborto terapéutico se aplica cuando se comprueba que está en peligro la vida de la mujer.

Nicaragua, marcha atrás

En el caso de Nicaragua, recordaron las expertas juristas, se reconoció el derecho al aborto terapéutico por décadas, hasta que en el 2006, un año electoral, la Asamblea Nacional penalizó el aborto terapéutico  (AT), derogando el artículo 165 del Código Penal. Esta decisión, de corte político, fue respaldada y promovida incluso por la bancada sandinista.

Un año después, en 2007, la prohibición pasó a penalizarse en el nuevo Código Penal, que está vigente. En 2008, más de un centenar de nicaragüenses interpusieron recurso de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia, por la penalización del aborto terapéutico, sin embargo sigue sin emitirse sentencia o resolución por parte la Sala Constitucional de la CSJ.

Desde entonces, numerosos países del mundo y representantes de organismos internacionales de derechos humanos han solicitado a las autoridades nacionales que se despenalice el aborto terapéutico, sin embargo no hay respuesta oficial a la demanda internacional.

“En Nicaragua se produjo un retroceso, el aborto terapéutico sigue penalizado en el Código Penal vigente”, insistió Juana Jiménez, abogada y vocera del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), organismo anfitrión del evento jurídico internacional.

El evento se celebra 28 y 29 de octubre y, según las organizadoras, se trata de intercambiar experiencias y conocimientos, en la lucha por la defensa de los derechos sexuales y los derechos reproductivos de las mujeres nicaragüenses.

Fuente: http://www.confidencial.com.ni/

 

.

Source: Noviembre 2010