Mortalidad materna cae en países pobres

Calidad materna ha disminuido en el mundo aunque en países desarrollados aún es sorpresivamente alta, según un nuevo estudio.

Las muertes de mujeres en el parto o cerca del mismo disminuyeron globalmente un 35% en promedio, pero sigue siendo alta en países como Estados Unidos, Canadá y Noruega, señaló la investigación.

 

“Estimamos que hubo 342.900 muertes en todo el mundo durante el 2008, cifra menor a las 526.300 de 1980”, escribieron los autores en su informe, publicado en la revista médica The Lancet.

La especialista en salud de la BBC Helen Briggs indicó que los especialistas concluyen que el número de mujeres que falleció por causas relacionadas con el embarazo cayó en más del 35% globalmente en los últimos 30 años.
¿Optimismo?

“Estos hallazgos son muy alentadores y bastante sorprendentes. Aún hay muchas madres muriendo en todo el mundo, pero ahora tenemos una mayor razón para el optimismo que se viene percibiendo”, dijo el doctor Christopher Murray, del Institute for Health Metrics and Evaluation de la Universidad de Washington, quien encabezó el estudio.

China, Egipto, Ecuador y Bolivia reflejaron algunos de los mayores progresos, indicó el equipo de Murray.

En China, la cifra cayó de 165 por cada 100.000 a 40 sobre 100.000. Casi una de cada cinco muertes maternas, o un total de 61.400 en el 2008, estuvo asociada con infecciones de VIH.

Cerca del 80% de todas las muertes de mujeres embarazadas o nuevas madres ocurrieron en 21 países, con la mitad de éstas en sólo seis países: India, Nigeria, Pakistán, Afganistán, Etiopía y la República Democrática del Congo.

El estudio parece contradecir el trabajo realizado por la Organización Mundial de la Salud, que informó en mayo pasado que las madres y los recién nacidos en los países pobres no tienen más probabilidades de sobrevivir que hace 20 años.

clic clic Lea: Mundo en desarollo: maternidad riesgosa
Países ricos

La situación en los países de altos ingresos es menos clara. Uno de los hallazgos más sorprendentes fue que en Estados Unidos la cifra de muertes de embarazadas o madres recientes aumentó de 12 de cada 1000.000 en 1990 a 17 de cada 100.000 en 2008.

Dós décadas de trabajo conjunto por parte de aquellos dedicados a la salud materna están rindiendo sus frutos

The Lancet

Los investigadores señalaron que una posible explicación es que ha habido cambios en la manera de registrar las muertes en EE.UU.

En el Reino Unido, la tasa de mortalidad materna cayó entre 1980 y 1990, y luego se estabilizó reflejando así la tendencia de la mayoría de los países de Europa Occidental.

El índice de muertes por cada 100.000 partos en el Reino Unido es ocho. El de Alemania y España siete y el de Francia es diez.

El editor de The Lancet, Richard Horton, señaló: “Dos décadas de trabajo conjunto por parte de aquellos dedicados a la salud materna están rindiendo sus frutos”.

Fuente: http://www.enlineadirecta.info

 

 

.

Source: Abril 2010