Nuevo estudio ofrece la primera evaluación nacional del aborto en Etiopía

Considerables avances logrados desde la liberalización de la ley, pero el aborto inseguro aún es común

Duromist� following single oral dose administration compared discount cialis generic antifungal medications for example itraconazole Sporanox, ketoconazole Nizoral, miconazole Oravig, or voriconazole Vfend if do taken cialis what together do viagra and. Data were extrapolated from Feldman HA, Goldstein I, Hatzichristou DG, Krane RJ the counter over buy cialis.

Cuatro años después de la liberalización de la ley de aborto, sólo una cuarta parte de todos los abortos en Etiopía ocurren en entornos seguros y legales. Según recientes investigaciones, los esfuerzos por brindar atención segura del aborto han tenido más éxito en zonas urbanas; los servicios continúan siendo particularmente limitados en zonas rurales, donde vive la mayoría de las mujeres etíopes.

 

Estos hallazgos provienen de un estudio publicado hoy por Ipas y el Instituto Guttmacher. El estudio se llevó a cabo en colaboración con la Sociedad Etíope de Ginecólogos y Obstetras y la Asociación Etíope de Salud Pública, conjuntamente con los Departamentos de Salud Regional de Etiopía. El Ministerio Federal de Salud aprobó el estudio y asesoró al equipo de investigación.

Sólo el 14% de las mujeres etíopes en edad reproductiva utilizan métodos anticonceptivos. El bajo nivel de uso de anticonceptivos conlleva a altos niveles de embarazo no intencional, la causa fundamental de aborto: un 42% de todos los embarazos no son intencionales. El estudio también encontró que la mayoría (el 81%) de las mujeres que buscan tratamiento por complicaciones de aborto inseguro, eran casadas. Por contraste, sólo el 46% de las mujeres que buscan servicios de aborto inducido eran casadas. La gran mayoría de ambos grupos –el 92% de las mujeres que buscaban atención postaborto y el 79% de las mujeres que tuvieron abortos— eran madres. La edad promedio entre ambos grupos fue de 28 años.

Hasta que se amplió el acceso a los servicios de aborto en Etiopía en el año 2005, la interrupción del embarazo era permitida sólo para salvar la vida de la mujer o para proteger su salud física. En la actualidad, el aborto es legal en Etiopía en casos de violación, incesto o discapacidad fetal. Además, una mujer puede recurrir a una interrupción legal del embarazo si su vida o la vida de su bebé corren peligro o si continuar el embarazo o dar a luz pondrían su vida en peligro. La mujer también puede interrumpir el embarazo si no puede criar al bebé, debido a que es menor de edad o a una enfermedad física o mental.

El estudio calcula que, en el año 2008, se realizaron 382,500 abortos en Etiopía, lo cual equivale a una tasa anual de 23 por cada 1,000 mujeres de 15 a 44 años de edad. A pesar del ampliado acceso legal a los servicios de aborto, sólo el 27% de estos —103,000— fueron procedimientos legales y seguros efectuados en establecimientos de salud.

El estudio encontró también que, en 2008, 58,600 mujeres recibieron tratamiento para complicaciones relacionadas con el aborto, causadas principalmente por procedimientos inseguros. Entre éstas, 100 mujeres murieron de las complicaciones y muchas más sufrieron lesiones o enfermedades  relacionadas. Cuatro de cada diez mujeres presentaban signos de infección o lesiones invasivas cuando llegaron a los establecimientos de salud para recibir atención postaborto. Muchas de las mujeres con complicaciones nunca llegan a los establecimientos de salud porque viven demasiado lejos de los servicios, evitan buscar ayuda por temor y estigma, o mueren antes de llegar al establecimiento de salud.

“Se pueden mencionar varios factores que explican por qué el acceso a los servicios de aborto seguro aún no es una realidad en muchas partes del país”, dijo Hailemichael Gebreselassie de Ipas, coautor del estudio. “Entre estos factores figura el hecho de que muchas mujeres y profesionales de la salud desconocen los criterios ampliados bajo los cuales el aborto es permitido por la ley y que muy pocos establecimientos de salud fuera de las zonas urbanas están equipados para ofrecer los servicios.”

Los autores recomiendan que el gobierno etíope aumente la disponibilidad de los servicios de aborto seguro y atención postaborto en hospitales gubernamentales y centros de salud, que eduque a profesionales de salud y mujeres en cuanto a la nueva ley y que proporcione recursos adicionales para mejorar el acceso a los servicios de aborto seguro. Además, señalan que la introducción de servicios de aborto con medicamentos podría ampliar considerablemente el acceso a la atención del aborto de manera costo-eficiente.

Asimismo, los autores hacen un llamado a ampliar el acceso a los métodos anticonceptivos modernos y a la consejería anticonceptiva como una manera eficaz de disminuir las tasas de embarazo no intencional y aborto inseguro.

Los datos mundiales muestran que la ampliación del acceso a los servicios de aborto legal disminuyen las tasas de muerte y enfermedad a causa del aborto inseguro. Por ejemplo, en Sudáfrica la tasa de mortalidad materna relacionada con el aborto disminuyó en más del 50% después que se amplió el acceso en 1997. Muchas partes interesadas en toda la región consideran a Etiopía como un modelo para combatir la crisis de mortalidad materna. El estudio actual servirá de línea de base para evaluar los avances del país en la reducción de las muertes maternas según el gobierno continúe ampliando los servicios.

Los resultados completos del estudio se publicarán en dos artículos, en el número de marzo de la revista International Perspectives on Sexual and Reproductive Health:

Fuente: http://www.ipas.org/

 

.

Source: Abril 2010