España: Embarazadas sin recursos ya pueden pedir ayudas de hasta 600 euros

El Consell impulsa su proyecto para fomentar la maternidad coincidiendo con la modificación de la Ley del Aborto

It is difficult to discover the relevance of any particular drug interaction to everybody given the large volume of variables in botlle cialis. Be cautious if you drive or do anything that needs you to be alert do viagra taken together and if cialis do what There is with Multaq dronedarone viagria vs cialis.

Las mujeres embarazadas sin recursos ya pueden beneficiarse de las ayudas directas contempladas en el programa Más Vida, iniciativa lanzada por el Consell en 2008 que busca fomentar la maternidad, estableciendo un abanico de ayudas que hacen especial hincapié en los casos de gestantes en situación de exclusión social.

 

El programa lo dio a conocer el entonces conseller Juan Cotino, tres semanas después de que el Gobierno anunciara su intención de modificar la Ley del Aborto. Ahora, casi coincidiendo con la aprobación de la polémica norma en Madrid, que amplía las garantías en la interrupción el embarazo, el proyecto Más Vida se implanta definitivamente. A lo largo de este año se pondrán en marcha todas ayudas pendientes, especialmente las dedicadas a difundir el programa.

Desde la Conselleria de Bienestar Social, que ahora dirige Angélica Such, rechazan que se trate de un plan antiabortista, e insisten en que el programa se basa en ofrecer orientación y apoyo para que la embarazada tome una decisión libre.

Las mismas fuentes explicaron que ya hay mujeres que han podido acceder a las ayudas directas, que se ofrecen mediante la renta garantizada de ciudadanía, una cuantía económica que puede llegar a 600 euros y que se podrá percibir durante tres años. Como condición, las beneficiarias deben ser menores de 25 años y cumplir los requisitos para acceder a la subvención, que está ideada para personas sin recursos.

Otra de las medidas puestas en marcha es el sistema de acogida. En la actualidad la Comunitat dispone de una red de 60 familias especializadas en el acogimiento de menores desamparados y en situaciones especiales, desde discapacidades y enfermedades hasta grupos de hermanos. También se incluyen menores embarazadas, y desde la Conselleria aseguran que ya han sido varias las que se han beneficiado de este recurso, aunque reconocen que es necesario ampliar su difusión. Las familias acogedoras reciben una contraprestación económica por el servicio prestado, que será mayor en caso de tutelar embarazadas. La orden que regula estas subvenciones ha cambiado este año, de manera que en estos casos «se computará como miembro de la unidad familiar al menor o menores no nacidos desde el momento de la fecundación». Este cambio viene motivado por la herramienta legal que desarrolla el programa, la Ley de Protección a la Maternidad, aprobada en junio.

Vivienda y educación

La normativa ampara numerosas ayudas, algunas vigentes. En materia de vivienda, el embarazo también cuenta, y las gestantes tienen derecho preferente a las ayudas públicas. En educación, para el curso que viene el hijo en gestación será uno más de la familia a la hora de matricular a los hermanos y para optar a la gratuidad de los libros de texto. La ley incluye hasta supuestos de atención educativa domiciliaria para menores embarazadas. Y en pocos meses las gestantes en riesgo de exclusión tendrán subvencionado el gasto farmacéutico.

Entre las medidas pendientes, destacan las destinadas a difundir el programa. En dos semanas se firmará un convenio con los Colegios de Farmacéuticos para la difusión de los recursos del Más Vida. En breve se lanzará un teléfono de atención y se impulsarán los centros especializados en las tres provincias, primera puerta a la que llaman las mujeres que quieren continuar su embarazado con ayuda pública.

J. BATISTA

Fuente: http://www.lasprovincias.es

 

.

Source: Abril 2010