Como los cangrejos, México retrocede

Justina tenía siete hijos cuando se dio cuenta que estaba otra vez embarazada; el marido como siempre no quiso hacerse responsable, la culpaba a ella por “ese gran descuido”, no se acordaba que él mismo fue el que no “le permitió” operarse, ni la dejaba tomar anticonceptivos. En su desesperación, una mañana fue a ver a una comadrona quien le colocó una sonda para abortar. Por la tarde, empezó con una hemorragia que no le pudieron controlar, esa misma noche murió. Su hijo más pequeño apenas tenía 2 años. La hija mayor se quedó a cargo de todos sus hermanos. Años después ella también recurriría a un aborto, pero ya en otras condiciones: con un doctor quien en la clandestinidad se lo practicó. Su suerte fue otra, pero en un pueblo pequeño se le estigmatizó.

 

Ángeles es una mujer que no ha podido superar “el error de su vida”, como ella dice. Siempre deseó ser madre, pero un aborto mal practicado la condenó a la infertilidad. Se embarazó de un hombre casado que no asumió su responsabilidad, “era un asunto de ella”, como si él no hubiera cooperado.

Paloma cuenta que en la época en la que ella abortó, “te iba bien si tenías un conocido médico que pudiera ayudarte; no puedo hablar mal de mi experiencia, sólo que me costó mucho superarlo, aunque no lo logras del todo, porque siempre hay algo que te lo recuerda. Estoy bien, cuando decidí tener a mis hijos los tuve sin ningún problema. Siempre pensé y pienso en las pobres mujeres que no tienen posibilidades, las que con ganchos, con sondas, con pastillas vaginales tratan de abortar. O en aquellas mujeres que lo hacen en lugares insalubres”.

Para Laura fueron días muy tristes y angustiantes, una mujer no aborta porque desee hacerlo, es la última alternativa que tiene, cuando se te cierra el mundo, cuando es producto de una violación; cuando la pareja en la que confiabas te deja sola. Para mí fue muy fuerte, sin dinero, tuve que ver a una dizque doctora que sin anestesia, “me ayudó a abortar”.

Erika en contra de sus principios tuvo que recurrir a interrumpir su embarazo, su hija tenía cáncer; ella tenía que dedicarle el cien por ciento de su tiempo y su energía a su pequeña. No tuvo ningún contratiempo. La salud de su hija poco a poco se va recuperando.

Historias como las anteriores se repiten por todas partes, sin embargo, en México, la mayor parte de los abortos practicados son abortos inseguros que ponen en riesgo la vida y la salud de las mujeres. Esto se debe a las condiciones de clandestinidad en que tienen lugar como consecuencia de las leyes restrictivas que existen actualmente (GIRE).

Como los cangrejos, México retrocede en materia de aborto e interrupción legal del embarazo. Las legislaciones de diferentes estados de la República vulneran el derecho a decidir de las mujeres a una maternidad libre, voluntaria y elegida.

Al respecto la presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Rosaura Ruiz Gutiérrez, aseguró que resulta inadmisible que en nuestro país no se considere a la ciencia como un factor clave para el desarrollo nacional, y una de las evidencias irrefutables de ello es que en los inicios de la segunda década del siglo XXI se siga legislando con base en argumentos ajenos a la razón, sustentados en creencias religiosas. Con ello, se condena a México a seguir rezagándose con respecto al contexto mundial.

Al participar en la ceremonia de entrega del Premio Estatal de Ciencia y Tecnología 2009, que otorga el gobierno del estado de México a investigadores y tecnólogos, se congratuló de que el Congreso mexiquense no haya seguido el ejemplo de los 18 estados de la República que han aprobado legislaciones para penalizar el aborto.

Con este tipo de leyes, se convierte, contra toda lógica, en delincuentes a las mujeres que toman la decisión de interrumpir un embarazo por razones respetables y, en último caso, en uso de su legítimo derecho a decidir sobre cuestiones que atañen a su propio cuerpo y a su dignidad personal.

Indicó que las reformas señaladas, que definen equívocamente el concepto de persona como un conjunto de células, se han realizado de manera concertada y con inspiración expresa de líderes religiosos, con la participación instrumental de varios partidos políticos.

Además de que éstas representan un severo obstáculo para el avance de la investigación científica de vanguardia, en temas vitales como el de las células troncales, apuntó, se vulnera la laicidad consignada en nuestra Constitución desde las Leyes de Reforma como un valor supremo, un componente indisociable de la vida democrática, y una condición irrenunciable para el avance del país.

En este sentido, Rosaura Ruiz resaltó que el Estado laico es el único que garantiza al individuo y a las colectividades el poder de construir y vivir con plenitud su credo o sus propias concepciones del mundo, sin la constricción de leyes provenientes de una fe diversa, respaldadas por la fuerza pública del Estado.

Por ello, reiteró que la Academia Mexicana de Ciencias ha defendido, y seguirá defendiendo, el Estado laico, la primacía de la racionalidad, la democracia, la justicia y el bienestar social en la constante construcción de la normatividad jurídica, la ciencia como elemento indispensable para el bienestar humano y los derechos de las mujeres.

Al dirigirse a los investigadores reconocidos con el Premio Estatal de Ciencia y Tecnología 2009, la presidenta de la AMC reconoció su invaluable aportación al saber, el cual contribuye a fomentar una cultura del desarrollo científico integral y equilibrado en cada una de sus facetas.

“Con su experiencia y su inteligencia, son ustedes quienes conducen el avance del conocimiento y de la tecnología en beneficio de nuestro país”, finalizó.

Con el Premio Estatal en Ciencia y Tecnología, el estado de México distingue a los investigadores y tecnólogos de instituciones de educación superior o centros de investigación, así como a empresas de esta entidad. El galardón se otorga cada año a través del Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (COMECYT).

Los galardonados son, en la modalidad de ciencia: en el área de Ciencias Agropecuarias y Biotecnología, Leopoldo Fucikovsky Zak, del Colegio de Posgraduados y miembro de la AMC, y Alejandro Espinosa Calderón, investigador de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la UNAM.

En el área de Ciencias de la Salud, se premió a Nazario Pescador Salas, director de Estudios Avanzados de la Universidad Autónoma del Estado de México, mientras que en Ciencias Naturales y Exactas, el premio lo recibió María Teresa Olguín Gutiérrez, del Instituto de Investigaciones Nucleares y también integrante de la AMC.

Esta distinción se otorgó a Alfonso Xavier Iracheta Cenecorta, del Colegio Mexiquense A. C., en el área de Ciencias Sociales y Humanidades, y a los investigadores Cheikh Fall, de la UAEM, y Gustavo Alonso Vargas, del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares y miembro de la AMC, ambos en la categoría de Ingeniería y Tecnología.

En la modalidad Tecnología, se entregó el reconocimiento a la empresa Centros de Investigación en Polímeros, S.A. de C.V., que ha desarrollado productos novedosos, a la vez que mantiene una estrecha colaboración con centros de investigación nacionales y extranjeros.

http://asociacionportimujer.blogspot.com

 

.

Source: Marzo 2010

ONUSIDA gira su mirada hacia las mujeres

* El organismo de la ONU que lucha contra el VIH presenta su nuevo plan de acción
* Las mujeres y las niñas centran las actividades y objetivos para frenar la infección
* El VIH es la principal causa de mortalidad y de enfermedad en este colectivo en edad fértil

MADRID.- Serán el centro del programa para los próximos cinco años. ONUSIDA se centra en las mujeres y las niñas para hacer frente a las desigualdades de género y a la violación de los derechos humanos que sufre este grupo social. El organismo de Naciones Unidas, en colaboración con la célebre artista y activista para las mujeres y el VIH, Annie Lennox, ha presentado su plan de acción para 2010-2014 con el que pretende reducir el riesgo de infección por el VIH en este colectivo.

 

“La violencia contra las mujeres es algo inaceptable y no se debe tolerar”, ha afirmado Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. “Al privarles de su dignidad, estamos perdiendo la oportunidad de aprovechar la mitad del potencial que alberga la sociedad para lograr la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las mujeres y las niñas no son víctimas, sino que constituyen la principal fuerza motora capaz de emprender una transformación social”.

Este plan de acción de cinco años de duración ha sido presentado en una de las mesas redondas de alto nivel celebradas a lo largo de la 54ª sesión de la Comisión del estatus de la mujer, que tiene lugar estos días en Nueva York.

En el mencionado programa se pretende reforzar las acciones nacionales que se están llevando a cabo para situar a las mujeres y a las niñas en el centro de la respuesta al sida y garantizar, de este modo, la protección de sus derechos. De esta manera, ONUSIDA y sus asociados apoyarán la distribución nacional de este Programa de acción en países pioneros en este tipo de iniciativas, entre los que también se encuentra Liberia.

Mayor riesgo de infección

Annie Lennox, por su parte, ha hecho hincapié en su firme compromiso para con la causa de las mujeres y las niñas afectadas por el VIH. “Creo que necesitamos un mayor movimiento para el cambio”, ha afirmado. “En mi opinión, lo más importante es que, en realidad, todos somos iguales. Estemos donde estemos, todos los seres humanos debemos disfrutar de derechos básicos, tales como el derecho a ser felices y a gozar de una buena salud. Considero que este Programa de acción representa una magnífica oportunidad para poner en primer plano la realidad en la que vive un gran número de mujeres y niñas, así como para subrayar la importancia de las injusticias a las que muchas de ellas se tienen que enfrentar y que, además, las exponen a un mayor riesgo de infección por el VIH”.

Hasta diciembre de 2008, 33,4 millones de personas en el mundo vivían con el VIH, de las cuales 15,7 millones (casi la mitad) eran mujeres. La infección por el virus del sida es la principal causa de mortalidad y de enfermedad entre las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) de todo el mundo. En África meridional, el índice medio de prevalencia del VIH entre las jóvenes con una edad comprendida entre los 15 y los 25 años es tres veces mayor que el registrado entre los hombres de la misma edad.

A lo largo de los 10 últimos años, la proporción de mujeres infectadas por el VIH ha aumentado en muchas regiones de todo el mundo. En África subsahariana, por ejemplo, el 60% de las personas que viven con el VIH son mujeres. Y es que, a pesar de que la epidemia del sida comenzó hace ya 30 años, los servicios relacionados con la enfermedad no se centran suficientemente en las realidades específicas que viven las mujeres y las niñas ni cubren sus principales necesidades.

Poca información

“La información sobre salud sexual y reproductiva que se facilita a las mujeres y a las niñas que viven con el VIH sigue siendo muy limitada”, ha constatado Suksma Ratri, miembro de la Red de mujeres positivas de Indonesia, que también ha participado en la presentación.

“Ser sexualmente activo y VIH-positivo al mismo tiempo es muy difícil. Las mujeres y las niñas que viven con el virus del sida tienen, a menudo, muy pocas opciones en lo que refiere a su sexualidad. Por ello, necesitan un sistema de apoyo adecuado y respetuoso que les permita tomar decisiones sobre su sexualidad libremente, sin tener que sufrir el estigma y la discriminación asociados al virus. Considero que este Programa de acción constituirá una fantástica plataforma para que los países refuercen los servicios existentes para las mujeres y las niñas”.

En el Programa de acción se indican acciones clave muy claras sobre cómo las Naciones Unidas pueden trabajar conjuntamente con los gobiernos, la sociedad civil y los asociados para el desarrollo, con el fin de conseguir objetivos que van desde una mejor información dirigida a estas mujeres, un mayor apoyo a los líderes para que construyan entornos más seguros para ellas, o destinar un mayor número de recursos y acciones para conocer mejor las necesidades de esta población.

Fuente: http://www.elmundo.es

 

.

Source: Marzo 2010

Ortega “evita” a mujeres uruguayas

Lo esperaban con protestas en toma de posesión

Por: María José Uriarte

La crema y nata de la izquierda latinoamericana asistió ayer a Montevideo, Uruguay, a la toma de posesión de José Mujica, nuevo mandatario de ese país.

Hugo Chávez, de Venezuela; Rafael Correa, de Ecuador; Evo Morales, de Bolivia… Faltó uno: Daniel Ortega. Tomás Borge llegó en su lugar.
La ausencia de Ortega posiblemente se explique por la anunciada decisión de la Red uruguaya contra la violencia doméstica y sexual, de protestar contra la presencia del mandatario nicaragüense en la toma de posesión de Mujica, debido a las acusaciones de violación que su hijastra Zoilamérica Narváez le hizo en su momento.

Una situación similar a lo ocurrido en Paraguay en el 2008, para la toma de posesión del presidente Fernando Lugo, donde Gloria Rubin, quien asumiría como ministra de la mujer, en conjunto con otras representantes de organizaciones de mujeres repudiaron la visita de Ortega, lo que lo obligó a desistir de viajar a Paraguay.

RECHAZO

Previo a la posible llegada del presidente Ortega, que al final quedó en el intento, representantes de la Red uruguaya contra la violencia doméstica y sexual, emitieron una carta en la que no sólo fustigan el actuar del mandatario nicaragüense, sino también de la justicia nacional.

“Hoy, por tanto, porque no podemos dejar de sumarnos a las mujeres de la región que alzaron su voz, las abajo firmantes queremos dejar sentado públicamente nuestro rechazo, repudio y ofensa como ciudadanas que hemos denunciado con vehemencia estas aberraciones, la presencia de Ortega en Uruguay”, dice el comunicado de la Red.

“Nos atrevemos a dar este paso porque afortunadamente la sociedad uruguaya ha tomado conciencia del horror que significa para una mujer —y mucho más para un niño o niña— padecer estos infiernos. Ahora, afortunadamente, todos aprendimos que este flagelo es una epidemia cuyo combate nos involucra a todos”, señalan.

En el documento agregan que “afortunadamente aprendimos que los niños no mienten en esto; aprendimos que hay que romper el silencio y denunciar; aprendimos que un ser humano que se aprovecha de la dependencia afectiva y moral de un niño o niña (que en la inmensa mayoría de los casos es un miembro de su familia) y, por supuesto de la superioridad física, y que además suele amenazar a su víctima con terribles consecuencias si habla, merece nuestro mayor repudio, asco e indignación”.

DIRIGENTE SIN PRINCIPIOS

Los repudios contra la presencia de Ortega en países de la región de parte de organismos de mujeres no ha sido exclusivo de Paraguay y ahora Uruguay, sino que anteriormente ha tenido que enfrentar el rechazo de mujeres en Perú y Honduras, durante la realización de una de las Cumbres del Alba, donde incluso tuvo que salir por una salida alterna por la que salieron el resto de mandatarios presentes en esa actividad gubernamental.

Para las uruguayas resulta inconcebible que ese tipo de actitudes provengan de un dirigente revolucionario como el mandatario de Nicaragua.

“En este caso, el hecho de que Daniel Ortega Saavedra, quien fuera máximo líder de un movimiento revolucionario que derrocó a una de las dictaduras más infames, prolongadas y sangrientas de América Latina, sea quien haya sometido sexual y moralmente a su hijastra —con quien convivía desde que era niña e incluso había llegado a darle su apellido— resulta todavía más repudiable”.

Destacan que “muchas cosas sucedieron en Nicaragua durante el gobierno sandinista y durante los de algunos de sus sucesores pertenecientes a la derecha, pero no nos corresponde juzgarlas hoy. Sin embargo consideramos oportuno aclarar que este hombre que hoy preside Nicaragua no es ya ni la sombra de aquel líder respetado por su nación y buena parte del continente”.

JUSTICIA PARCIAL

La denuncia de Zoilamérica Narváez se produjo después que el presidente Ortega perdiese por segunda vez las elecciones nacionales.

“En ese entonces, 1998, el diputado Ortega renunció a su inmunidad para ser juzgado por el caso. La jueza designada fue una ex guerrillera sandinista (Juana Méndez), que se mantuvo junto a Ortega en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), quien lo sobreseyó en 24 horas”, manifiesta parte del escrito que fue rubricado por mujeres uruguayas y quienes invitan a todos los que respaldan ese rechazo a escribir a sus legisladores vía correo electrónico.

Fuente: http://www-ni.laprensa.com.ni

 

.

Source: Marzo 2010

Mujeres: "Tenemos que hacer lo que está escrito"

Entrevista a la directora ejecutiva del UNFPA, THORAYA OBAID

 

Nueva York, 1 mar (IPS) – Uno de los asuntos recurrentes de las sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, que se inician este lunes, son los logros y los fracasos de la llamada Plataforma de Acción de Beijing.

 

En la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, realizada en China en 1995, 189 jefes de Estado y de gobierno adoptaron la Plataforma de Acción que, entre otras cosas, urgió a los estados miembros del foro mundial a derogar de sus legislaciones las normas discriminatorias.

“Uno de los logros clave es el amplio reconocimiento que se le ha dado a la igualdad de género y su instalación como un tema pivote del desarrollo”, señaló Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

La igualdad de género ha sido un componente significativo de la Plataforma de Beijing, pero también del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, de 1994, y de los Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas para el Milenio (ODM), adoptados por la Asamblea General en 2000, apuntó.

Otro de los logros que merecen ser celebrados es el hecho de que esté por alcanzarse la ratificación universal de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), añadió Obaid.

Pero “no podemos quedarnos en las palabras. Tenemos que llevar a la práctica lo que está escrito”, remarcó.

La directora ejecutiva del UNFPA dijo en entrevista con IPS que la comunidad internacional debe destinar los recursos humanos y económicos adecuados para luchar contra la desigualdad de género, la violencia contra la mujer, la mortalidad materna y la discapacidad.

Los gobernantes no sólo deben declarar su compromiso, deben probarlo con asignaciones tangibles de recursos humanos y económicos.

IPS: Desde la perspectiva del UNFPA, ¿qué espera de estas dos semanas de sesiones de Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés), de 45 miembros?

THORAYA OBAID: Mi principal expectativa es que los estados miembros y las organizaciones no gubernamentales realicen un análisis estimulante y cuestionador de los avances de la Plataforma de Acción de Beijing.

El paquete de recomendaciones de Beijing sigue siendo extremadamente relevante para el sistema de las Naciones Unidas, para los ODM y para la agenda del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, con el que colabora el UNFPA. Espero que las discusiones se concentren en cómo lograr que converjan esas cuestiones clave.

Por ejemplo, los compromisos sobre los derechos femeninos, la reducción de la pobreza y el empoderamiento de la mujer son mandatos comunes que se refuerzan entre sí.

Debemos trabajar sobre nuestras experiencias exitosas en algunos países y comunidades para que adquieran relevancia y se implementen soluciones sostenibles en el ámbito local.

También me interesa saber más sobre quienes hacen trabajo de campo para garantizar que los derechos de las mujeres estén consagrados legalmente, pero también que se implementen en el ámbito comunitario, donde ocurren la mayoría de las violaciones.

IPS: ¿Cuáles son los logros y los fracasos de la Plataforma de Acción de Beijing? ¿Cuánto se pudo implementar y qué queda por hacer, en especial en materia de derechos reproductivos?

TO: Un aspecto clave es la importancia que se le da cada vez más a la cuestión de la igualdad de género en todos los asuntos de desarrollo, humanitarios y emergentes, desde el cambio climático hasta la crisis financiera.

Los compromisos internacionales permitieron mejorar la receptividad hacia las cuestiones de género en el ámbito parlamentario en muchos países y facilitaron un cuerpo significativo de instrumentos de derechos humanos para proteger y promover los derechos de la mujer.

IPS: ¿Se “aprendieron lecciones” en materia de empoderamiento de género?

TO: Espero que haya un gran intercambio Sur-Sur porque es muy rico y tiene una relevancia inmediata. Hubo logros, pero el resultado final, y por el que luchamos –la implementación de todas las leyes y programas que permitan la equidad de género—sigue siendo esquivo.

Espero poder compartir historias de logros y pruebas de cómo podemos hacer más real una verdadera equidad de género.

IPS: ¿El empoderamiento de género es percibido como un desafío?

TO: Todos sabemos que alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es un desafío para toda la sociedad, hombres y mujeres. No es un asunto femenino, sino de toda la sociedad.

Cuando las mujeres pueden participar, cuando no sufren violencia, cuando pueden parir sin morir ni quedar lesionadas, cuando pueden recibir educación y ganarse su sustento, todo eso es bueno, no sólo para ellas, sino también para los hombres.

IPS: ¿Los hombres tienen algún papel que desempeñar en materia de empoderamiento de género?

TO: Cuando hombres y mujeres mantienen una relación de respeto y se reconocen como compañeros iguales, el benficio será mutuo. Una lección que aprendimos es que no podemos alcanzar la equidad de género sin la participación de muchos actores.

Estamos aprendiendo a involucrar a nuevos colaboradores para identificar y trabajar por los intereses y objetivos comunes. Eso es lo que estamos haciendo en el UNFPA.

La agencia realizó un estudio sobre equidad de género en Azerbaiyán que comparó la Cedaw con numerosas referencias y varios libros musulmanes reconocidos. Se encontraron muchas similitudes con el Islam, aunque también identificamos las diferencias.

Surgieron cuestiones de mutua preocupación como la violencia contra la mujer, el matrimonio precoz, el respeto por la dignidad femenina y la igualdad en la economía y en la participación política. Las conclusiones sirvieron para elaborar materiales de capacitación para sensibilizar a los líderes religiosos.

IPS: ¿Qué desafíos todavía quedan por afrontar?

TO: El principal desafío es la necesidad de lograr una equidad de género abarcativa, consistente y sostenible allí donde cuenta, en el terreno, en la vida de las mujeres, y sí, también de hombres, en sus comunidades.

La equidad de género se refiere a mujeres y hombres.

En las sesiones de la CSW urgiré a los delegados a que definan formas para respaldar enfoques que permitan que quienes se consideran guardianes de las estructuras, de los sistemas y de las instituciones sociales se apropien de los derechos humanos y de la equidad de género y también para los nuevos facilitadores comunitarios del cambio.

Las nuevas alianzas que se construyan deberán partir de la base común de que parte del proceso de cambio es cuestionar las prácticas existentes y llegar a un entendimiento sobre los principios relevantes en materia de derechos humanos. Eso requiere negociaciones y debates dentro de las comunidades, con la participación de mujeres y hombres.

Otro desafío es buscar la forma de pasar la antorcha a la generación más joven para que encuentren su manera de luchar contra la desigualdad de género.

Puede ser diferente a la que encontró mi generación, porque los jóvenes viven en un nuevo siglo, con su propia dinámica y tienen su forma de lograr los cambios.

Tenemos que analizar de qué forma la generación más vieja instruyó a las mujeres y a los hombres jóvenes y facilitó el espacio necesario para que puedan ocupar un lugar central, tomen el micrófono y nos digan qué sienten y qué piensan sobre estos asuntos y cómo podemos abordarlos.

(FIN/2010)

Fuente: http://www.ipsnoticias.net

Source: Marzo 2010