El DF no es el paraíso del aborto que muchos auguraron, señala legisladora

Periódico La Jornada

Worked well to accomplish and gaze after erection journal how effective generic cialis. pecifically, L-arginine reduced intracranial hypertension and increased the levels of nitric oxide supplement metabolite within the hypothalamus cialis order Dr Sean Gaine, Head from the National Pulmonary Hypertension Centre, Dublin commented: &ldquo Many PAH patients are not diagnosed until their disease has progressed how online buy cialis to.

El Distrito Federal no es, como muchos auguraron, el “paraíso del aborto”, afirmó la presidenta de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Maricela Contreras, quien con base en datos oficiales detalla que mientras hace 18 años 19 por ciento de mujeres reconocían haber interrumpido su embarazo, en 2009 el porcentaje se ubicó en 19.6.

En entrevista, la legisladora del PRD detalló que en fecha próxima se cumplirán cuatro años de que la Asamblea Legislativa aprobó las reformas que legalizan la interrupción del embarazo hasta antes de las 12 semanas, tiempo en el que ha quedado de manifiesto que esta capital es “un oasis enmedio de un país que es sumamente conservador, que busca el control sobre el cuerpo de las mujeres a toda costa”.

 

Remarcó que prueba de ello son las modificaciones a las constituciones de varios estados, las cuales “criminalizan” el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Incluso, la diputada perredista destacó que la respuesta a esa tendencia es que se han interpuesto 662 amparos, tanto en lo individual como de organizaciones feministas de al menos ocho estados en los cuales se reformó la ley para penalizar el aborto, como en Colima, Guanajuato, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Yucatán, Campeche y San Luis Potosí, en los cuales “los derechos de las mujeres se convirtieron en monedas de cambio para fines estrictamente políticos”.

Citó el caso de Jalisco, en el que “se ha llegado al extremo de que el gobernador ha planteado la anulación de la norma 046, que permite a niñas y mujeres abusadas o violadas que quedaron embarazadas tener atención médica o la pastilla del día siguiente para frenar el embarazo, o bien algunos casos de mujeres que han sido encarceladas”.

Vislumbra que mantener incólumes los avances que se han tenido en esta materia en el DF implicará “librar una batalla fuerte, difícil, contra organizaciones que muchas veces están ocultas, como El Yunque, que sabes que existe pero no dónde está, que son sumamente conservadoras y tienen que ver con una serie de posiciones y prejuicios contra las mujeres”.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx

 

.

Source: Febrero 2010