Guatemala: De 180 mil embarazos no planificados

Al menos 60 mil mujeres abortan

Mariela Castañon
lahora@lahora.com.gt

Estudio revela que 153 mujeres mueren por cada 100 mil partos; las féminas indígenas tienen más probabilidad de perder la vida que las no indígenas.

De acuerdo con el estudio “Embarazo no planeado y aborto inseguro en Guatemala” publicado recientemente por el Instituto Guttmacher, más de un tercio de 180 mil guatemaltecas que enfrentan un embarazo no planeado buscan un aborto; con frecuencia arriesgan su salud al recurrir a personas inadecuadamente capacitadas.

 

El estudio señala que es probable que el impacto del aborto inseguro en la salud sea más grande entre las mujeres con mayor desventaja y marginación, ya que las féminas pobres pueden pagar los servicios de personas sin capacitación.

Según se indicó, abordar el tema de los embarazos no deseados en Guatemala, por consiguiente los abortos, constituye un problema, debido a que esta práctica está condenada por algunos sectores de la población.

De acuerdo con cálculos basados en una encuesta, a instituciones de salud, en 2003, 270 mil 14 guatemaltecas recibieron tratamiento en hospitales por complicaciones resultantes en de abortos espontáneos e inducidos.

Sin embargo, el número que recibe tratamiento en hospitales representa una pequeña parte ya que la mayoría no recibe asistencia médica.

Asimismo, la investigación destaca que existen otras consecuencias dañinas para las mujeres que sobreviven a la práctica de un aborto inadecuado, como la hemorragia abundante, la cual puede llevar a una perforación uterina.

En Latinoamérica el aborto es permitido solamente cuando es necesario salvar la vida de la madre, sin embargo, hay evidencia, que de todas formas se dan este tipo de prácticas, esto se agrava porque se realiza en la clandestinidad.

Aunque, estos problemas plantean muchos desafíos, ya se pueden mencionar algunos cambios sociales y económicos, ya que un buen porcentaje de mujeres indígenas y ladinas señalan que quieren tener menos hijos de los que tenían en el pasado.

INFORMACIÓN

El estudio señala que para disminuir los embarazos no planeados y los abortos inseguros es necesario informar a las parejas una amplia variedad de métodos anticonceptivos, la educación culturalmente apropiada sobre salud sexual y reproductiva, especialmente entre las féminas indígenas, asimismo, se debe capacitar más personal médico en aspiración manual endouterina, la cual es segura y menos costosa que el legrado.

También se recomienda educar a los hombres sobre el riesgo del aborto inseguro e invitarlos a involucrarse en la planificación de sus familias, además, se debe difundir las causas y consecuencias de los abortos.

Las consecuencias de terminar un embarazo pueden ser devastadoras, a tal punto que podrían cuantificarse mejor los costos financieros que los de salud de las mujeres.

Fuente: http://www.lahora.com.gt

 

.

Source: Enero 2010