Amnistía Internacional opuesto a modificación articulo 30 de Constitución de RD

Londres.- Amnistía Internacional (AI) advirtió hoy de que los cambios propuestos en la Constitución de la República Dominicana “pondrán en peligro a mujeres y niñas” y pueden “provocar un aumento de la mortalidad materna” en el país caribeño. En un comunicado, AI señaló que la formulación propuesta para el artículo 30 podría introducir la inviolabilidad de la vida desde “la concepción” hasta “la muerte”, lo que traerá consigo cambios en el Código Penal que, en opinión de esta ONG, “pueden conducir a una prohibición del aborto en todas las circunstancias”.

“Si el artículo se aprueba conforme a lo propuesto, limitaría gravemente el acceso a abortos seguros, incluso en los casos en los que una mujer sufre complicaciones que ponen en peligro su vida o necesita un tratamiento que puede salvar su vida pero es incompatible con el embarazo, como por ejemplo los tratamientos contra la malaria, el cáncer o el VIH/sida”, señaló AI.
Además, añadió la ONG, “el acceso a un aborto seguro para las mujeres y niñas que han quedado embarazadas a consecuencia de violación o incesto se limitaría aún más”.

 

Tal como está formulado ahora mismo, “el cambio propuesto en la Constitución tendría un efecto devastador sobre el acceso de mujeres y niñas a una atención efectiva de la salud reproductiva en la República Dominicana”, manifestó Susan Lee, directora del Programa para América de Amnistía Internacional.
AI recordó que la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología ha señalado las repercusiones “catastróficas” que el artículo 30 puede tener en la mortalidad materna.

“Si se adopta con su formulación actual, este artículo pondría en peligro la capacidad de los médicos de proporcionar tratamiento oportuno y efectivo a las mujeres y niñas que sufren complicaciones durante el embarazo”, insistió Amnistía Internacional.

Lee argumentó que “cuando se prohíbe el aborto, los índices de mortalidad materna aumentan, ya que los médicos no pueden -o temen- proporcionar tratamiento fundamental pero contraindicado con el embarazo, incluso cuando es la única forma de salvar a la paciente”.

Amnistía Internacional publicó recientemente un informe que examinaba las repercusiones de la prohibición total de todas las formas de aborto en Nicaragua, concluyendo que la prohibición contribuye a un aumento de la mortalidad materna en todo el país.

Lee indicó que Nicaragua es uno de “los poquísimos países que prohíben por completo el aborto”, lo que deriva en que “muchos médicos, ante el temor a ser procesados, retrasan la prestación de tratamiento médico o consideran justificado no proporcionarlo, aunque con ello la mujer embarazada pueda morir o sufrir daños a largo plazo”.

“Cuatro órganos de vigilancia de los tratados de la ONU han criticado enérgicamente la prohibición absoluta del aborto en Nicaragua ante el riesgo que entraña para la vida y la salud de mujeres y niñas”, recordó Lee, quien advirtió de que “la República Dominicana no debe seguir los pasos de Nicaragua”.

 

.

Source: Septiembre 2009