Las pastillas para el aborto, proporcionan alivio para las mujeres

El junio pasado, todas las mujeres en Quito Ecuador, se fijaron en el status simbólico de la Virgen Maria en el Panecillo, que era visible desde todas las esquinas del Valle, para ver un aviso que colgaba de su falda y que llamaba mucho la atención. Decía; “Aborto Seguro”, seguido de un número de teléfono celular. Este servicio de ayuda telefónico, fue organizado por jóvenes activistas de la localidad, en colaboración con “Women on Waves” de Holanda, ofreciendo un recurso para aquellas mujeres que querían interrumpir un embarazo indeseado de manera segura, en un país donde el procedimiento esta fuera de la ley. En las primeras dos horas, este servicios telefónico recibió 79 llamadas.

Como en muchas ciudades del mundo en donde el aborto es ilegal el aborto, las mujeres ecuatorianas, buscaban una respuesta a las necesidades de abortos confiando en el uso de misoprostol sin etiqueta, disponible para el tratamiento de la úlcera gástrica. Ocasionalmente las mujeres pueden obtener recetas de doctores comprensivos, pero como los efectos abortivos de esta píldora, llegan a ser cada vez mas conocidas, las farmacias están supervisando con mas frecuencia las prescripciones y los médicos, con el fin de preservar sus licencias, se ven obligados a limitar su acceso, por temor de llamar la atención. Consecuentemente mas y mas mujeres se ven obligadas a confiar en el misoprostol comprado en el mercado negro, o a través de redes clandestinas de abastecedores.

La red clandestina que actualmente opera el servicio telefónico ecuatoriano, atiende aproximadamente 10 llamadas por día, una demanda que sus proveedores inconsistentes no pueden satisfacer. Sin embargo ante eso, ellos derivan a las mujeres a Women On Web, una comunidad global en línea mundial en donde las mujeres pueden acceder, ellas mismas, a información, soporte y a las píldoras.

Women on Web opera bajo premisa que una mujer tendrá un aborto si lo necesita, por los medios que sean necesaros, sin importar si las leyes son restrictivas. Como un servicio de telemedicina, ellas ofrecen consultas en línea que determinan si un embarazo se encuentra dentro de ciertos parámetros de la seguridad. Si es así, la mujer podría recibir misoprostol y mifepristone dondequiera que ella resida (dado que ella no tiene acceso al aborto legal), enviando por correo en un paquete discreto, con indicaciones amigables y una prueba de embarazo, a menudo, libre de costo. Entonces ella misma puede iniciar un aborto, en la privacidad de su hogar, sin la necesidad del permiso, y – si no esta cerca – sin la ayuda de un doctor.

Esta revelación de la autonomía reproductiva, en las prácticas de aborto plantea un enorme desafio para los sectores anti-aborto, y de hecho hace una pausa para quienes son de pensamiento mas liberal. A lo mejor, aunque, no se necesita ser tan alarmantemente radical, pues si uno hace seguimiento a la historia del aborto en la antigüedad, la experiencia ha sido históricamente personal, reservada, informada (sino ayudada siempre) por el conocimiento de la obstetricia – conocimiento que en ciertos periodos ha sido marginalizado. Pero aún cuando el poder hegemónico, ha condenado el aborto como brujería, la transmisión secreta del conocimiento de las mujeres eran atesoradas y pasadas de generación en generación. En este enfoque, el misoprostol es la última evolución de las pociones, situada en algún lugar después de la “Silphium”, “ruda”, y “cordón de la Reina Ana” El progreso médico ha hecho las pociones más confiables, y ésta está validada no sólo para el uso mundial, sino por inclusión en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.

El verdadero regalo de la píldora del aborto, es su acceso – hecho exponencial cuando se utiliza conjuntamente con la telemedicina. Women On Web, incluyen en su sitio web mas de 1200 testimonios de mujeres de 60 países (apenas una fracción de las mujeres que han utilizado el servicio), quienes han compartido su experiencia del aborto. Cientos de mujeres usaron este medicamentos, y cientos de ellas sólo fueron capaces de usarla en total privacidad. Muchas citan la experiencia de soledad, y otras lo señalan como empoderamiento, pero todas han sobrevivido para contarlo. Este es un servicio para mujeres en las situaciones de emergencia donde se prohíben las condiciones médicas ideales por la ley y donde la alternativa es la violencia clandestina o dosis desmesuradas. Las condiciones de emergencia, por supuesto, están más cercanas a las casas de lo que mucha gente puede darse cuenta. Estudiantes de Medicina por el Derecho a Decidir, citan la falta de interés general que existe para formar proveedores de aborto – Los estudiantes de medicina más jóvenes no están aprendiendo el procedimiento, y el número de proveedores está disminuyendo. Por ejemplo, en todo el Estado de Kentucky, en donde técnicamente hay aborto legal, cuenta con sólo dos médicos que atienden abortos, solo dos días a la semana. En toda la parte del este del Estado, no hay acceso a proveedores de aborto.

¿Cómo el matrimonio entre la telemedicina y el aborto puede ser mas sostenible no sólo para las áreas lejanas de la ilegalidad, pero también como podría ayudar a las comunidades que no tienen una salida?

El aumento rápido de la telemedicina en otras áreas de la medicina, esta teniendo mas autononmía en lo individual; sensores remotos monitoreando signos vitales, presión sanguinea, y controles de peso a través de video conferencia. Un sitio web y una píldora nunca podrán superar la capacidad de la asistencia médica y la sensibilidad de tacto de un profesional médico, sin embargo, seguyirpá siendo así hasta que la ley y el contexto haga posible que estos proveedores de saludr estén a la mano de las mujeres que lo necesitan.

ingest a medication in the available form and enhancements male viagra cialis You must to look at your mates online cialis professional buy. Take Complera just as prescribed because of your doctor brand vs cialis generic.
 

.

Source: Julio 2009