El Papa veta a Caroline Kennedy como embajadora de EEUU por su apoyo al aborto

Las tensas relaciones entre el Vaticano y la Administración estadounidense de Barack Obama están dificultando la elección de en embajador para EEUU en la Santa Sede. Después de rechazar a los dos primeros candidatos propuestos, el Vaticano no aceptó tampoco el nombramiento como embajadora de Caroline Kennedy, hija del difunto presidente John Fitzgerald Kennedy, el único mandatario católico en Norteamérica. La negativa de la Santa Sede vendría provocada porque Caroline Kennedy se ha mostrado partidaria del aborto.

 

Según recoge el diario italiano Il Giornale, el Vaticano ha rechazado que Caroline Kennedy sea la nueva embajadora de EE.UU. en la Santa Sede, y el argumento ofrecido para este rechazo es que la hija de John Fitzgerald Kennedy, el único presidente norteamericano católico, se ha mostrado a favor del aborto. Con ella, son tres los candidatos de la Administración Obama que rechaza Benedicto XVI, que ya dejó claro en los primeros días de mandato del nuevo presidente estadounidense que estaba “desilusionado” con su apoyo al aborto y a la investigación con células madre.

Los rumores “no son fiables”
Al parecer, los dos anteriores candidatos presentados también 
habrían sido rechazados por sus posturas a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, si bien el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombarda, negó que el Vaticano haya vetado ningún nombramiento. Según afirmó, “ninguna propuesta de un nuevo embajador de los Estados Unidos a la Santa Sede ha llegado al Vaticano, y por lo tanto, no es verdad que hayan sido rechazados”,por lo que destacó que “los rumores circulando sobre este tema no son fiables”.

¿Habrá reunión?
Por su parte la Casa Blanca no ha hecho ningún comentario sobre 
estos supuestos rechazos. No obstante, estos posibles vetos de la Iglesia a los candidatos propuestos por la Casa Blanca podrían llevar a que finalmente Obama no mantenga una reunión con Benedicto XVI el próximo mes de julio con motivo de la cumbre del G-8 en Cerdeña, como estaba previsto.

Otras restricciones
En cualquier caso, desde el Vaticano apuntan que la Iglesia no 
exige que los embajadores en su territorio sena católicos y profesen unos valores en conformidad con el credo cristiano. Sin embargo, en los dos últimos años otros dos países han visto rechazados a sus candidatos a embajadores. Por un lado, se vetó la propuesta de Argentina, que proponía un candidato que, pese a ser católico, estaba divorciado y vivía con una nueva compañera sentimental. También se rechazó al candidato propuesto por Francia, un católico gay que mantenía una relación de pareja conotro hombre.

Fuente: elplural.com

Source: Abril 2009