Reconoce el gobierno la necesidad de atender abortos en hospitales públicos

El gobierno mexicano reconoció la necesidad de ofrecer servicios de calidad a mujeres que acudan a hospitales públicos cuando presenten complicaciones por aborto, aunque precisó que por ningún motivo la interrupción del embarazo debe ser promovida como método de planificación familiar.

 Así lo indicó Félix Vélez Fernández-Varela, secretario general del Consejo Nacional de Población (Conapo), en representación del Grupo de Río, durante la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo de Naciones Unidas, realizada en Nueva York.

 

México manifestó su voluntad de apoyar las “decisiones responsables, libres e informadas sobre salud reproductiva;mejorar la salud materna e infantil; reducir la morbilidad y mortalidad materna y del recién nacido, así como prevenir el VIH sida, mediante la consolidación de los sistemas de salud, particularmente en las zonas marginadas y rurales”.

>El discurso del titular del Conapo responde a la evaluación en torno a los rezagos que enfrenta nuestro país en esta materia, cuyo diagnóstico fue expuesto en el Programa Nacional de Población para este sexenio.

Vélez Fernández-Varela dijo que México se compromete a continuar impulsando las estrategias de la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas, con pleno respeto de los derechos humanos, en un contexto de igualdad, sin discriminación alguna y libre de violencia, principalmente contra mujeres y jóvenes.
Durante la sesión de ese grupo internacional (presidido por la 
mexicana Elena Zúñiga) fue reconocida la necesidad de intensificar las acciones para superar los impactos de la crisis económica mundial y se ratificaron los compromisos establecidos desde la década de los 90 del siglo pasado en El Cairo.

El Grupo de Río manifestó su preocupación porque a 15 años del consenso de El Cairo, los grupos de mayor vulnerabilidad continúan a la zaga respecto de salud sexual y reproductiva. Nuestros países, señaló el secretario del Conapo, reconocen la existencia de necesidades especiales en jóvenes, adolescentes, indígenas y migrantes, por lo que es necesario instrumentar programas específicos.

Dijo que la pobreza y la salud sexual y reproductiva son fenómenos íntimamente ligados que originan un círculo vicioso, de acuerdo con información difundida ayer por la Secretaría de Gobernación.

Mientras se realizaba el cónclave internacional, en México la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados reprochó que el gobierno de Felipe Calderón no haya publicado en el Diario Oficial de la Federación el proyecto definitivo de la norma oficial mexicana (NOM) 046, aprobado hace un mes, que obliga a las instituciones de salud a practicar abortos a mujeres que hayan resultado embarazadas tras una violación.

Fuente: jornada.unam.mx

Source: Abril 2009