Honduras: El Estado no puede invadir la privacidad de la mujer

Tegucigalpa.- Alba de Mejía, dirigente del movimiento feminista hondureño, dijo que el Estado de Honduras no puede invadir la privacidad de las mujeres al querer restringir la venta de la píldora de emergencia.

Sugirió que si una pareja de adultos decide interrumpir un embarazo, el Estado no tiene por qué mandar a la cárcel, más bien se les debe ofrecer abortos seguros, ni la Iglesia Católica, ni la Evangélica tienen derecho a invadir la privacidad de las mujeres.

 

Indicó que el gobierno en vez de enfocarse en la píldora de emergencia se debería enfocar en una política de protección de los derechos reproductivos de las mujeres para que no se mueran durante  los partos y tampoco deban ser tratadas con crueldad al obligarlas a mantener un embarazo no deseado.

“En este momento yo puedo decir que el Estado no tiene ninguna protección hacia a las adolescentes que salen embarazadas y las adolescentes que tienen niños son las candidatas a formar los niños de la calle y también futuros presidiarios porque una niña de 12 años no tiene la responsabilidad para ser madre”, cuestionó la defensora de derechos humanos.

Mejía recordó que en octubre de 2006 el comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recomendó al Estado de Honduras que revisara la  legislación sobre el aborto para despenalizarlo al conocer tanta  muerte de mujer y así adaptarla  a los organismos internacionales.

La dirigente feminista considera también que “el Estado puede decir que protege a la niña adolescente que sale embarazada ofreciéndole la oportunidad de interrumpir un embarazo que no la va a conducir a una maternidad responsable”.

Fuente: latribuna.hn

Source: Abril 2009