Rosario: aumentan las muertes por aborto

Dos mujeres murieron el fin de semana tras abortar, una de ellas tenía 30 años y la otra 24. El director del Hospiatal Provincial donde ambas fueron internadas reconoció que “la mayoría provienen de sectores humildes”

 

Según reconoció el director del Hospital Provincial, el doctor Pietro Belletich, donde ambas fueron internadas tras las intervenciones caseras, son muchas las mujeres que llegan con abortos y la mayoría proviene de sectores muy humildes. 

Carina, la de 30 años, vivía en Rosario, junto a sus hijos –una nena de 7 y dos varones de 11 y 16 años– y su esposo. El miércoles pasado ingresó al Hospital Provincial con una infección y en grave estado.

Se había sometido a una aborto en manos de una “comadreja”, una mujer de 60 años que intentó interrumpir el embarazo mediante técnicas caseras y precarias y que ahora es buscada por la Policía.

La otra mujer tenía 24 años y, según trascendió, también era mamá de un niño. Llegó el viernes desde Arroyo Seco con un aborto en proceso. “Tenía restos placentarios y fue operada inmediatamente y el sábado falleció”, agregó el médico.

Belletich sostuvo que en el primer caso, no recurrieron a la Justicia porque no había evidencia de un aborto pero, en el caso de la joven de Arroyo Seco, tuvieron que denunciarla.

“Cuando hay sospechas de que hubo un aborto hay que hacer la denuncia”, advirtió y realizó un panorama de la problemática en la ciudad: “Atendemos muchos casos de aborto y cada vez que hay una muerte nos obliga a replentearnos lo que está pasando y dónde estamos fallando”, según publica hoy el portal digital Rosario3.com.

En la Argentina, el aborto es ilegal salvo que se pruebe que la mujer embarazada ha sido violada y padece de trastornos mentales o bien, corra peligro su vida si prosigue con la gestación del bebé.

Source: Febrero 2009