Exhorta Red de Jóvenes Católicas al Congreso a reformar Ley del Aborto

En el marco del Día de la despenalización del Aborto (28 de septiembre) la Red Nacional de Jóvenes Católicas por el Derecho a Decidir, exhortaron al Congreso local a reformar la legislación tabasqueña en materia de aborto y homologarlas al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en esta materia.

Un grupo de mujeres de dicha red y de Católicas por el Derecho a Decidir, representadas por Guadalupe Solís, Rosalinda Yeep y Heidi Daniela Martínez Solís, leyeron ayer un manifiesto ante representantes de medios de comunicación local.

En el documento que leyeron, Rosalinda Yeep quien encabeza la RNJCDD, convocó a la jerarquía católica a un diálogo tolerante, sereno, respetuoso de la ley, del estado Laico y de los derechos humanos de las mujeres.

 

Afirmó que el aborto inseguro sigue arriesgando la vida de las mujeres, en México -con excepción del Distrito Federal desde hace un año-, así como en casi todas las naciones latinoamericanas,  exceptuando, Cuba, Guyana y Puerto Rico.

En Chile, El Salvador y Nicaragua, en donde el aborto por razones terapéuticas estuvo permitido por más de cien años, ahora se encuentra severamente penalizado para las mujeres de ese país.

En aquellos  países donde está permitido bajo ciertas causales, las mujeres que quieren ejercer este derecho enfrentan múltiples obstáculos como vacíos en las legislaciones, falta de reglamentación, insensibilidad de funcionarios o funcionarias  públicas y del personal médico.

Independientemente, dijo, de la sanciones sociales  y morales provocadas por el estigma y la discriminación de una sociedad deshumanizada ante la decisión de las mujeres que enfrentan este difícil dilema.

Frente a esta compleja realidad, destacó, es importante resaltar que, este 28 de septiembre -Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe- tiene un significado diferente para las mujeres de la Ciudad de México y de América Latina y el Caribe.

La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en México,  el pasado 28 de agosto, reconoció la constitucionalidad de las reformas que hacen posible la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en el Distrito Federal hasta las doce semanas de gestación.

La máxima autoridad en materia constitucional se pronunció a favor de los derechos humanos de las mujeres, su derecho a decidir, a la autonomía, a la dignidad, a la libertad, y a la salud.

“La decisión de la Corte consolida el Estado laico y democrático, al fundamentarse en argumentos jurídicos y no en creencias religiosas o de índole moral”.

El resolutivo de la SCJN sobre la constitucionalidad de la ILE refrenda su compromiso con la vida de las mujeres jóvenes de la Ciudad de México y del país.

Reconoce su autoridad moral para tomar decisiones libres y responsables ante el dilema ético del aborto y permite que ejerzan su libertad de conciencia con dignidad, equidad y autodeterminación en esta decisión de suma trascendencia para el ejercicio de sus derechos reproductivos.

Las reformas en el DF que permiten la ILE han brindado la oportunidad a las mujeres jóvenes a no exponerse a abortos clandestinos y mal practicados, y hacen posible el acceso a servicios de calidad de interrupción del embarazo.

Responden al cumplimiento de compromisos internacionales adquiridos por nuestro país en materia de derechos humanos, derechos sexuales y derechos reproductivos tales como: las Conferencias Internacionales del Cairo y Beijing así como las recomendaciones emitidas a México por el Comité de Expertas de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Como jóvenes católicas,  hacemos un reconocimiento a los diversos actores sociales y a las autoridades del gobierno del Distrito Federal que hicieron posible estas reformas y mostraron con firmeza su postura ética a favor de su constitucionalidad.

Brindamos un reconocimiento especial, a todas las mujeres que han luchado por la defensa del derecho a decidir, pues gracias a su trabajo incansable y congruente con la vida de miles de mujeres, hoy podemos hablar de este logro en la Ciudad de México y al cual nos sumamos como juventud católica por el derecho a decidir.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, al 15 de agosto del 2008, 12 mil 262 mujeres han interrumpido su embarazo y lo han decidido, poniendo en consideración muchos factores.

Sabemos, dijo Rosalinda Yeep que las mujeres que se han visto en la necesidad de practicarse un aborto no lo hacen con alegría en sus corazones, lo hacen en medio de sentimientos encontrados, pero siempre para evitar un mal mayor.

Aunque ésta sea una decisión difícil y contraria al pensamiento de otras personas, dijo, practicar un aborto en condiciones seguras trae bienestar para la vida y salud de las mujeres.

En base a lo anterior,  como jóvenes comprometidos con la justicia social, la defensa del Estado laico y de los derechos humanos, específicamente de los derechos sexuales y derechos reproductivos de las mujeres, la decisión histórica de los legisladores también nos impulsa a seguir trabajando en materia de aborto en nuestro estado, por ello exhortamos a nuestro congreso local, expresó:

A reformar sus legislaciones en materia de aborto y homologarlas al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); elaborar reglamentos que hagan accesible la Interrupción Legal del Embarazo  en los casos permitidos por la ley e instrumentar las recomendaciones que en materia de aborto han emitido diversos organismos internacionales.

Convocamos, reiteró,  la Jerarquía Católica a un diálogo tolerante, sereno, respetuoso de la ley, del Estado laico y de los derechos humanos de las mujeres.

Pedimos a nuestra Iglesia,  cordura, conciliación y  congruencia que inspira el evangelio de Jesús, agregó. 

Escribió: Cecilia Vargas

Fuente: http://www.la-verdad.com.mx

Source: Octubre 2008