Ecuador

Incidiendo en la disminución de mujeres denunciadas, procesadas y sentenciadas por aborto en Ecuador

Imagina que tienes un aborto en curso, dolor, sangrado, fiebre. Te asustas y evidentemente buscas ayuda médica, decides ir a hospital. En el hospital no solo que no te brindan atención inmediata, aunque se trata de una emergencia médica, sino que te acusan de haberte provocado un aborto y te dicen que no te atenderán hasta que confieses tu delito. Llega la policía y empieza tu calvario. Te acusan de aborto provocado, un delito por el que podrías ir a la cárcel entre 6 meses a 2 años. No hay ninguna prueba en tu contra, pero aún así el hospital se convirtió en la puerta de entrada a la cárcel.

Esta es la realidad que han vivido 243 mujeres en Ecuador que desde el año 2013 hasta julio 2017 han sido denunciadas por aborto. Muchas mujeres llegaron con hemorragias, abortos incompletos, abortos en curso. En casi ningún caso se tiene pruebas que determinen que se trata de un aborto provocado, pues en la mayoría de casos los síntomas son los mismos que un aborto espontáneo o natural.

Solo en el 2017, desde enero a julio del han sido denunciadas 62 mujeres por aborto en el país. Aunque denunciar a las mujeres que llegan a los hospitales con un aborto en curso es ilegal.

Desde Surkuna trabajamos para cambiar esta realidad desde distintas estrategias. Una de las más importantes es capacitar a los profesionales de salud sobre temas legales, que les permitan fortalecer sus conocimientos frente al secreto profesional, confidencialidad, el consentimiento informado y la Guía de Práctica Clínica para el tratamiento de aborto terapéutico; a la vez que se brinda lineamientos claros frente a las solicitudes de la Fiscalía General del Estado y se les dota de herramientas para el diagnóstico y tratamiento oportuno de los casos de aborto terapéutico establecidos en el Código Integral Penal.

En el Marco de las Iniciativa Locales promovidas por CLACAI, realizamos talleres en 4 provincias en donde los índices de denuncias a mujeres por aborto son altos: Tungurahua, Pichincha, Guayas y El Oro. Logramos capacitar a un total de 196 profesionales de salud en estas 4 provincias.

Es importante destacar que en los talleres con profesionales de salud se evidenció la necesidad de capacitación continua y sistemática sobre temas legales. También se evidencia la falta de socialización de los instrumentos legales y técnicos desde el Ministerio de Salud Pública, con los servicios de salud y el personal zonal.

Por otro lado, si bien hay varios elementos de desconocimiento sobre la normativa legal en el personal de salud, una de las principales causas de una insuficiente atención a las personas, es la deficiencia a nivel institucional, la sobre carga laboral y el cumplimiento de trámites burocráticos que generan déficit en la atención.

En eses sentido, algunos de los retos que tenemos como Surkuna en cuanto al trabajo y la formación de los profesionales de salud son: realizar de forma sistemática y continua talleres, para garantizar una adecuada comprensión de los temas y conceptos legales. Es fundamental que se capacite a profesionales del Derecho de Hospitales y coordinaciones zonales, con el objetivo de lograr tener acuerdos claros sobre la aplicación de derecho en el ámbito sanitario y evitar errores que puedan violentar derechos o arriesgar a las y los profesionales de salud.

Otra de las estrategias de trabajo de Surkuna, es el fortalecimiento de las capacidades de Litigio de los Defensores/as Públicos y Abogadas de organizaciones sociales, ya que son ellas y ellos quienes estarán a cargo de la defensa legal de las mujeres que han sido denunciadas por aborto. En ese sentido, y en el marco del proyecto de Iniciativas Locales de CLACAI. Surkuna realizó 2 talleres con Defensores/as Públicos de la provincia de Pichincha, en concreto en la ciudad de Quito y 1 taller con abogadas de organizaciones sociales a nivel nacional. En total se capacitó 66 profesionales legales para el fortalecimiento de sus capacidades de defensa legal de mujeres judicializadas por aborto y parto en Ecuador.

A lo largo de los talleres con los y las abogadas y en base a los ejercicios de puesta en práctica de conceptos y análisis de casos, pudimos constatar que a pesar de existir conocimientos sobre determinadas problemáticas no existía una aplicación del derecho con enfoque de género y existían varios nudos críticos. Posteriormente a la capacitación, se evaluó un gran interés por seguir profundizar en el tema de defensa a mujeres por aborto consentido, pues consideran que es una problemática relativamente nueva y por tanto hay mucho por debatir.

En ese sentido, uno de los retos es seguir generando oportunidades de capacitación en temas relacionados con la defensa legal con enfoque de género, sobre todo para el trabajo con Defensores/as Públicos, que son a quiénes acuden las mujeres más empobrecidas del país, que son generalmente las que son denunciadas por aborto, pues la mayoría de denuncias ocurren en los hospitales públicos que son a donde acuden las mujeres más pobres.

En ese sentido, desde el Centro de Apoyo y Protección de los Derechos Humanos SURKUNA, seguiremos apostando al trabajo y fortalecimiento de los conocimientos legales que tienen los profesionales de salud para combatir la desinformación que existe en torno a la denuncia a mujeres por aborto, que en Ecuador es ilegal. También seguiremos fortaleciendo sus conocimientos sobre el aborto legal en el país, para que cada vez sean más los y las profesionales de salud que brinden este servicio y cumplan con los derechos de las mujeres.

Por otra parte, seguiremos trabajando en fortalecer capacidades de defensores/as públicas y abogadas de organizaciones sociales, pues es una realidad que las mujeres siguen siendo denunciadas por aborto en el país, por lo que van a requerir defensas legales adecuadas y que tengan conocimiento sobre el tema de aborto.

¡Ninguna mujer debe estar presa por aborto!