Rosario: Medicina incluirá al aborto como materia

Con el nombre “El aborto como problema de salud”, la materia figurará como una opción entre las electivas, y se dictará por semestre, con una clase semanal.
La Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) anunció el martes que pondrá a disposición como materia electiva en su curricula “El aborto como problema de salud”, lo que convertirá a la casa de estudios en la primera del país en abordar el tema en una cátedra oficial, informó el decano de la institución, según publicó docsalud.
“Es algo innovador ya que se considera que hay una serie de temas vinculados a la problemática del aborto como un emergente de mortalidad claramente puesto en los índices epidemiológicos. La idea es poder centralizar el estudio de toda la problemática”, dijo a la prensa el decano de la facultad, Ricardo Nidd, quien contó que la iniciativa surgió por la propuesta de un grupo de profesionales.
El último 4 de mayo el Consejo Directivo de la UNR votó en forma unánime la incorporación del aborto como materia electiva, por lo que se podrá cursar desde la segunda mitad del año.
Con el nombre “El aborto como problema de salud”, la materia figurará como una opción entre las electivas, y se dictará por semestre, con una clase semanal.
Información tomada de http://notife.com
Source: Mayo 2017

Profamilia presenta estudio revela 74.5% mujeres apoya aborto terapéutico

Un 74.5% de mujeres consultadas coincidió en favorecer el aborto en el caso de que la mujer tenga un problema de salud a causa de un embarazo que ponga en riesgo su vida, y del mismo modo, un 72.7% consideró que es un derecho de la mujer suspender la gestación si el producto viene con malformación incompatible con la vida fuera del útero.
Así lo reveló una encuesta realizada a dos mil 436 jóvenes encuestadas en tres universidades dominicanas. El estudio cita que 295 féminas dijeron haber tenido un aborto y de éstas, el 42.7% afirma que se trató de uno inducido.
Subraya la encuesta que el porcentaje se disparó cuando a las estudiantes se les preguntó si conocían algún caso de aborto inducido. Un 67.1% respondió que sí, mientras que al indagar sobre los métodos de inducción de aborto que conocen, el 69.4% dijo que el más común son las preparaciones caseras; el 50.7 señaló que el uso de un fármaco.
El estudio “Situación del aborto en República Dominicana” es una exploración en la que se consultaron dos mil 436 mujeres estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) de seis regiones: Metropolitana, Este, Suroeste Cibao Central, Noroeste, Cibao Nordeste y Valdesia.
Fue realizado por la licenciada Germania A. Estévez de Then y el doctor Francisco I. Cáceres Ureña (PhD), con una muestra conformada por mujeres jóvenes: el 86.1% tiene menos de 30 años y el 24.1 menos de 20 años.
En las recomendaciones generales a partir de las conclusiones, figura usar información basada en evidencia para la toma de decisiones, que incluya la aprobación de legislaciones que afecten los derechos sexuales y reproductivos de las personas, en especial de las mujeres y garantizar la educación sexual temprana para prevenir embarazos no deseados y no planificados.
También implementar y adaptar normas, protocolos y guías clínicas para el manejo oportuno del aborto, desde un enfoque basado en evidencia, entre otras recomendaciones tendentes a prevenir la muerte de mujeres por aborto inducidos realizados en la clandestinidad.
Información tomada de http://hoy.com.do
Source: Mayo 2017

Una ciudad para decidir

A 10 años de la legalización del aborto en la CDMX, muchas mujeres ejercen este derecho, pero otras esquivan barreras para lograrlo.
Hace una década, cuando se aprobó la despenalización del aborto en la CDMX, la capital se apuntó un paso hacia la vanguardia en materia de los derechos de la mujer para decidir sobre su futuro. En retrospectiva, esta iniciativa parece que ha funcionado, pero no lo suficiente para que otros estados la repliquen y extiendan este derecho.
El dato es contundente: ninguna mujer ha muerto por la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) desde que se aprobó en la CDMX.
“La Ciudad de México es la única entidad que ha despenalizado el aborto, es decir, se puede llevar a cabo sin justificar el motivo, mientras que en el resto del país el abuso sexual es la única causa permitida”, dice Rebeca Ramos Duarte, coordinadora de incidencia en política pública del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).
De acuerdo con la Secretaría de Salud capitalina (Sedesa), de los 176 mil 927 procedimientos realizados en esta última década, el 29% de las mujeres, es decir, 51 mil 238, vienen del interior de la república.
El Estado de México ha sido la entidad de donde provienen más mujeres (44 mil 892), seguida por Puebla (1,048), Hidalgo (865), Morelos (632) y Jalisco (448).
La otra realidad
La especialista revela el primer problema al que se enfrentan las mujeres que viven en provincia: “Trasladarse a la capital. Pocas lo hacen por sus propios medios o apoyadas por una ONG, pero hay una inmensa mayoría que se queda sin opciones”. Esto hace que sean más proclives a que acudan a clínicas clandestinas para que puedan abortar, arriesgando así su vida y exponiéndose a señalamientos sociales o sanciones judiciales, pues abortar en un estado que no lo permite las puede llevar incluso a la cárcel.
En algunas entidades, un aborto debe ser justificado, por ejemplo, si fue a causa de una violación, cuando la vida de la mujer corre peligro, si el producto tiene alteraciones genéticas o cuando el embarazo es resultado de una inseminación artificial sin consentimiento.
De lo contrario, los códigos penales de cada entidad prevén más de una sanción: 29 contemplan prisión; en 13, multas; en cuatro, trabajo comunitario y en seis, tratamientos psicológicos.
Incluso, desde que se despenalizó el aborto en la capital, hubo entidades que se blindaron y hoy 17 tienen en sus constituciones “el derecho a la vida desde la concepción”.
“Hemos encontrado que la criminalización por aborto es real. Tan solo en estos 10 años hubo 682 denuncias a nivel nacional y 75 acabaron en un juicio. De ese total, algunos hombres —que pudieron ser parejas, familiares o el mismo personal médico— han sido acusados de intervenir o de acompañar a la mujer embarazada a que aborte”, comenta Rebeca Ramos.
Un caso que ejemplifica estas dificultades es el de Rosalía, originaria de Morelos. Acompañada por su madre, y con siete semanas de gestación, acudió a un hospital público para interrumpir su embarazo. “Iba a venir desde que me enteré, pero no tenía dinero. Ahorré para los pasajes y la cuota que me vayan a cobrar”, pues otra dificultad es que las mujeres que no viven en la CDMX deben pagar una cuota con base en un estudio socioeconómico para acceder al servicio.
En la localidad de Ayala, en donde nació, las mujeres se embarazan y casan a temprana edad, pero en el caso de Rosalía, al enterarse de un posible embarazo, su entonces pareja desapareció, dejándola en una posible maternidad que no quería enfrentar sola.
“No podíamos pensarlo mucho y vinimos a la capital porque allá no es bien visto y también porque evitamos que algún chisme nos traiga problemas. De esto solo sabemos mi marido, mi hija y yo, y nadie más se debe meter”, explica la madre de Rosalía.
Maternidad voluntaria
De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Salud, las mujeres solteras y en unión libre son quienes más solicitan la interrupción. Las edades van de los 18 a los 29 años y la escolaridad promedio es media superior.
“En la CDMX, las reformas que velan por los derechos de la mujer han permitido que se vea la maternidad como una decisión personal. Esa es la diferencia entre la capital y otros lugares dentro y fuera del país. Por eso vienen aquí al sentirse respaldadas”, comenta Teresa Incháustegui, directora del Instituto de las Mujeres de la CDMX.
Después de abortar, la mujer se somete a un proceso de información en el que se sugiere el uso de métodos anticonceptivos con el objetivo de que la maternidad se convierta en algo voluntario y no en un accidente.
“Lo ideal es que las mujeres se vayan con el conocimiento de un método anticonceptivo, porque el derecho al aborto no solo es la interrupción, conlleva educación sexual. También se ha observado que las reincidencias son pocas porque aquí se dan alternativas a las que deberían acceder todas las mujeres y no solo las que llegan a la capital” dice Rebeca Ramos, coordinadora de Política Pública en GIRE.
Lo cierto es que la CDMX absorbe un problema al que cada estado debería dar solución. Aunque la ILE permite a las mujeres decidir, no se trata de que aumente la cifra de quienes recurren al aborto. La educación ayuda a que, en primera instancia, no existan los embarazos no deseados.
En cifras:

125,625 mujeres se han sometido a un aborto en la CDMX durante los 10 años que tiene la ILE.
34.8% de quienes abortan en la Ciudad de México se dedican a quehaceres del hogar.
72% de quienes interrumpieron su embarazo lo hicieron en la Secretaría de Salud.

Información tomada de https://www.maspormas.com
Source: Mayo 2017

Propuesta de referéndum aumenta la controversia sobre el aborto en Bolivia

Una propuesta de someter a referéndum el aumento de los supuestos para permitir el aborto legal en Bolivia ha agudizado la discordia entre quienes apoyan y enfrentan la medida, a la que se ha añadido el debate sobre si la consulta popular sirve como medio para decidir sobre derechos.
La idea de someter a referéndum lo que es parte del proyecto de reforma del sistema penal la planteó “a título personal” el ministro de Justicia, Héctor Arce, exprocurador general del Estado y considerado uno de los hombres fuertes del Gobierno de Evo Morales.
Cuando juró su nuevo cargo en el gabinete en enero, Arce hizo la señal de la cruz en lugar de levantar el puño izquierdo y llevarse la mano derecha al corazón, forma en que casi todos sus nuevos colegas del Movimiento al Socialismo (MAS) juraron ante Morales.
Hace unos días, Arce publicó un artículo en el diario paceño Página Siete donde expresaba una posición contraria a la de los diputados masistas que impulsan la reforma que incluiría nueve causales, entre ellas la extrema pobreza, para permitir el aborto.
“Es imperante señalar que la discusión sobre el aborto y su regulación dentro del Código del Sistema Penal no es un tema menor, por lo que resultaría pertinente su resolución en el marco de la aplicación del nuevo modelo democrático vigente en nuestro país”, escribió el ministro.
Se refirió a “la ampliación de la democracia” que suponen los mecanismos como el referéndum recogidos en la Constitución de 2009.
Una consulta, argumentó, “no afectaría derechos ni ‘sometería’ los mismos a consulta del pueblo” ya que se trataría de una decisión soberana que también valoraría “el derecho a la vida y a la existencia que tienen los seres humanos a partir de la concepción”.
Su compañera de partido, diputada y presidenta de la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Susana Rivero, ha sido la principal crítica de la propuesta de Arce desde el oficialismo y ha marcado con contundencia la línea de su grupo parlamentario.
Rivero ha argumentado que la reforma responde a una sentencia del Tribunal Constitucional de 2014, que eliminaba la necesidad de autorización judicial para abortar en los casos que hasta ahora se contemplan, violación o riesgo para la vida y la salud de la gestante o el feto.
“Las sentencias constitucionales se cumplen, nos gusten o no nos gusten”, ha enfatizado Rivero, al exhortar al Poder Legislativo a reformar el artículo correspondiente del vigente código penal, que considera como un delito la interrupción del embarazo.
Quienes defienden la reforma subrayaron que cada año mueren en Bolivia alrededor de 660 mujeres por complicaciones relacionadas con los abortos clandestinos.
El Ministerio de Salud calcula que cada día se realizan 185 abortos clandestinos en un país de 10 millones de habitantes.
“¿Vamos a seguir permitiendo esa situación simplemente por priorizar una creencia religiosa sobre una realidad social?”, se preguntó Rivero, en medio de la polémica paralela a los debates parlamentarios sobre las nuevas causales que permitirían el aborto.
Al cierre de 2016, la ONG Servicios Internacionales de Asesoría sobre el Embarazo calculaba que solamente se habían practicado 120 abortos legales desde la sentencia constitucional de 2014.
La extrema pobreza podría ser una causa para el aborto legal si la reforma tiene éxito, siempre y cuando sea dentro de las primeras ocho semanas de gestación y por una sola vez, igual que el ser madre de tres o más hijos y no contar con recursos para la manutención.
El proyecto prevé nueve causales para que se permita el aborto, entre ellas cuando sea necesario prevenir un riesgo presente o futuro para la vida o para la salud integral de la embarazada y cuando se detecten malformaciones fetales incompatibles con la vida.
De aprobarse la norma, las bolivianas también podrían detener sin problemas el embarazo si es una consecuencia de una violación o incesto, o si la embarazada es una niña o adolescente.
La polémica no entiende de bloques políticos cerrados, de modo que, por ejemplo, el diputado opositor de Unidad Nacional Wilson Santamaría también rechazó públicamente la vía del referéndum, y dijo que supondría un gasto de recursos públicos innecesario.
El Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto, una asociación de organizaciones civiles, señaló en un comunicado que “los derechos fundamentales no se consultan” y recordó que la ley del Régimen Electoral establece que “no se pueden someter a referéndum temas relativos a la vigencia de derechos humanos”.
La idea de Arce sí encontró eco en la Iglesia católica que consideró el referéndum un modo para que se escuchen las “miles y miles” de cartas en contra que han recogido diversas asociaciones.
Todo hace prever que del debate se pasará a las movilizaciones, pues la denominada “Plataforma por la Vida”, formada por varias iglesias católicas y evangélicas, universidades católicas e incluso por los colegios de médicos han anunciado que harán protestas.
EFE.
Información tomada de https://www.terra.com
Source: Mayo 2017

El "barco del aborto" causó polémica a su paso por México

El barco holandés Women on Waves estuvo tres días en la costa del Pacífico. Grupos antiaborto piden que se compruebe si entró al país de manera legal y se le prohiba un nuevo ingreso
“Viene un barco de Europa y lo mejor que nos puede mandar a las costas de los países de América Latina es un barco para abortar, ¿no tendrá algo mejor que mandar?, como técnicas de cultivos, cultivos orgánicos, desarrollo de tecnología”, cuestiona Padilla, quien previo a la llegada grabó un video en el que cuestiona “dónde está la educación, la inversión, las fuentes de empleo… Lo que ve Europa de las mujeres de México es que cuando están embarazadas quieren perder a sus bebés, eso es lo que estará pensando una mujer mexicana cuando piense en Europa, que la invitan a abortar”.
Culpó a la organización Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), una asociación civil que promueve los derechos reproductivos de la mujer.
Sin embargo, GIRE comunicó que más de 40 organizaciones en pro de los derechos reproductivos se unieron para hacer posible la visita de Women on Waves en el marco de los 10 años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, tiempo durante el cual han abortado 138.792 mujeres, según información oficial.
“Algo que nos sorprendió es que de las llamadas que recibimos, a pesar de una variedad de razones por las que las mujeres querían acceder a un aborto, la principal razón era que habían tenido una violación sexual y habían tenido miedo de acercarse a la autoridad”, dijo a Infobae Anabel Ortega, abogada de litigio de GIRE.
Afirmó que éste es un foco rojo que muestra cómo la información no fluye pues tanto las 32 leyes estatales como la federal permiten el aborto en caso de abuso sexual, pero las autoridades locales no la aplican. Incluso, en estados como Guerrero –donde estuvo el barco-, se castiga con 3 años de cárcel a la mujer y al personal médico que la ayude a practicarse un aborto.
Ante las protestas, Ortega, aseguró que se diluyeron, “no hubo eco del ala conservadora, no se trata de que Europa venga a decirnos que hay que abortar, estamos hablando de 10 años en que la mujer ya puede tomar una decisión”, agregó.
Sí hay permisos
Women on Waves, organización fundada en 1999, aseguró en un comunicado que su barco contó con todos los permisos requeridos.
“Los servicios que se brindan a bordo se rigen por los más altos estándares médicos internacionales y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)” y expresó que su barco, que se rige en aguas internacionales por la ley holandesa.
Información tomada de http://www.infobae.com 
Source: Mayo 2017

Lanzan en Bolivia un concurso periodístico para reportajes sobre el aborto

El premio para cada categoría será de una suma equivalente a 868,44 dólares y un certificado, y podrán participar tanto periodistas como estudiantes de comunicación.
Varias organizaciones sociales presentaron este viernes una nueva edición del concurso “Derechos Sexuales, Derechos Reproductivos y Aborto” que escogerá los mejores reportajes sobre la temática publicados en Bolivia y los premiará.
La iniciativa, impulsada por las ONG Católicas por el Derecho a Decidir/Bolivia y Alianza por la Solidaridad, apoyada por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), aceptará trabajos tanto de aborto como de derechos sexuales y reproductivos y sobre los alcances del Estado laico hasta el 30 de agosto.
El premio para cada categoría (prensa, radio y televisión) será de una suma equivalente a 868,44 dólares y un certificado, y podrán participar tanto periodistas como estudiantes de comunicación siempre que los trabajos hayan sido publicados en un medio.
El concurso pretende “abrir espacios de debate sobre el derecho a decidir”, dijo la presidenta de Católicas, Tania Nava.
La novena edición del concurso cuenta este año por primera vez con el apoyo de la carrera de Comunicación Social de la mayor universidad de La Paz, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).
Además, por segundo año y gracias al apoyo de la ONG española Alianza por la Solidaridad habrá un premio especial para reportajes periodísticos sobre aborto y derecho a decidir con las mujeres que consistirá en un intercambio de experiencias en España durante dos semanas con todos los gastos pagados.
La pasada edición más de sesenta reportajes participaron en el concurso sobre la misma temática y este año, según la responsable de Comunicación de Católicas, Silvia Salinas, esperan mucha más participación por la cantidad de piezas periodísticas que se publican sobre el debate en el Congreso acerca del aborto.
Una comisión de la Cámara de Diputados aprobó el jueves una reforma del sistema penal, donde están recogida una propuesta para ampliar las causales del aborto, entre ellas por la extrema pobreza, por una sola vez y hasta las ocho semanas de embarazo.
El proyecto de norma también plantea que puede aceptarse el aborto si la mujer es madre de tres o más hijos y no cuenta con recursos suficientes para su manutención o es estudiante.
También propone que la interrupción pueda hacerse en cualquier etapa de la gestación cuando sea necesario prevenir un riesgo presente o futuro para la vida o para la salud integral de la embarazada, y cuando se detecten malformaciones fetales incompatibles con la vida.
Según datos difundidos por la Defensoría del Pueblo, en Bolivia cada día se realizan 185 abortos en condiciones de riesgo.
Información tomada de http://www.la-razon.com
Source: Mayo 2017