[México] Compromiso del Estado preparar a las mujeres para el futuro

[México] Compromiso del Estado preparar a las mujeres para el futuro

Preparar a las niñas y a las mujeres para el mundo que viene, de cara a un profundo cambio de paradigmas es compromiso del Estado mexicano, dijo al concluir aquí el Encuentro Internacional Mujeres en la Economía del Conocimiento y la Innovación, Lorena Cruz Sánchez.

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) habló de once propuestas fundamentales para que el cambio sea posible en igualdad entre mujeres y hombres y reconocer que sin la mitad de la población no habrá desarrollo económico, ni paz, ni democracia, ni derechos humanos.

Durante dos días, unas 70 voces de distintos sectores y disciplinas, discutieron cómo deberá ser el futuro para la mitad de la población, con derechos, oportunidades y cese a la violencia contra ellas.

Más de mil 500 mujeres acudieron a la convocatoria de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruíz Massieu.

Los compromisos constituyen, en opinión de participantes experimentadas, el piso desde el cual ya nadie podrá dar marcha atrás.

Antes de que el gobernador de la entidad, Rolando Zapata, clausurará el encuentro, Lorena Cruz Sánchez resumió: cerrar la brecha salarial y la carga desigual del trabajo de cuidado y no remunerado.

Generar más actividades productivas para las mujeres con valor agregado y con ello fortalecer sus capacidades e ingresos, como puede ser facilitar el acceso al micro financiamiento y programas de fomento de la creatividad.

Impulsar más programas con acciones afirmativas, como becas especiales para estudiantes de bachillerato y educación superior en áreas de generación de conocimiento científico e innovación tecnológica en las entidades federativas.

Superar los estereotipos de género, para que más niñas se interesen por las ingenierías, las ciencias y las matemáticas, de tal manera que cuenten con las competencias necesarias en el entorno de la economía de la información.

Propiciar como parte de la responsabilidad social de las empresas la implementación de acciones afirmativas.

Potenciar la vinculación del sector productivo con las universidades y centros de investigación, para facilitar la transición de las mujeres del ámbito educativo al laboral.

Como parte de la corresponsabilidad del Estado y sector privado, promover la infraestructura necesaria, incluyendo el acceso a la tecnología, para que las mujeres puedan conciliar la vida familiar y la vida laboral.

Seguir derribando barreras estructurales como la violencia contra las mujeres, la discriminación, los estereotipos y la falta de acceso a servicios de salud de calidad, incluyendo la salud sexual y reproductiva.

Construir las agendas tomando en cuenta la diversidad de las mujeres: las indígenas y las que viven en zonas rurales; las urbanas, las migrantes, las niñas, las adultas mayores, las mujeres con discapacidad, las mujeres con diferentes preferencias sexuales, entre otras. No es suprimir las diferencias sino poder educar en la igualdad. Considerar además la importancia del diálogo intergeneracional.

Seguir fortaleciendo acciones dedicadas a reducir las brechas digitales, geográficas y lingüísticas para que las mujeres se incorporen al desarrollo sustentable.

Impulsar la aplicación de la Norma Mexicana para la Igualdad Laboral entre mujeres y hombres, como estrategia nacional que permite garantizar igualdad de oportunidades y de trato para hombres y mujeres en las empresas y las instituciones, y combatir las prácticas discriminatorias.

Explicó que el compromiso es revisar y estudiar estas propuestas, y advirtió que lo más importante es ponerlas en práctica.

Tomado de http://www.equidad.org.mx/

 

Source: Enero 2016