Presentan nuevos avances en investigación sobre el aborto

Presentan nuevos avances en investigación sobre el aborto

Investigación de CLACAI da cuenta de los últimos estudios sobre aborto realizados entre los años 2009 y 2014 en materia de estudio del aborto inseguro en América Latina y el Caribe.
Texto será presentado este 4 de noviembre en el hotel Sol de Oro en Miraflores (Lima-Perú). Asistencia será previa confirmación. 

Una agenda renovada de investigación para fortalecer las políticas públicas y la incidencia es como se define la más reciente publicación del Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro (CLACAI). La “Investigación sobre aborto en América Latina y el Caribe. Una agenda renovada para informar políticas públicas e incidencia” es un estado del arte que reúne todas las investigaciones realizadas en la región entre el 2009 y 2014, dando cuenta de los hallazgos, pero también de los pendientes en el campo de la investigación.

El texto es una publicación del Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro (CLACAI), que fue compilada por Silvina Ramos, investigadora del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) de Argentina. Además contó con el apoyo de The Population Council y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX).

Esta guía para “seguir investigando y seguir conociendo”, según Ramos, aporta conclusiones en nueve capítulos de distintas temáticas para que sean un nuevo punto de partida para las siguientes investigaciones acerca del aborto.

Así, por ejemplo, plantea que la ilegalidad del aborto no influye en la decisión de una mujer de abortar, pero dificulta el procedimiento, obligándola a sortear diversos obstáculos y empujándola a un aborto inseguro según los recursos sociales y económicos que tenga. 

El estudio también muestra la difícil situación que viven las adolescentes que resultan embarazadas, quienes suelen ocultar el embarazo a sus familias y, una vez que es descubierto, la decisión de interrumpirlo es tomada por sus madres sin considerar el deseo de las propias adolescentes.

Por otro lado, también se comentó, según investigaciones realizadas en la región, que la realización de un aborto no implica necesariamente efectos psicológicos o traumáticos ni problemas de salud mental en las mujeres. Sin embargo, podría generar altos montos de temor, incertidumbre y angustia, relacionados principalmente con los significados que tienen las mujeres sobre maternidad y feminidad.

“Para quienes el aborto significa asesinato, la culpa y el arrepentimiento aparecen como sentimientos posteriores intensos”, se afirma en el texto.

Es en América Latina y el Caribe que la legislación es mucho más restrictiva en cuanto a interrupciones del embarazo. “La carga de enfermedad consecuencia de un aborto inseguro en nuestra región es alarmante”, afirmó la directora de The Population Council – México, Claudia Díaz Olavarrieta.

Al respecto de esta publicación, la secretaria ejecutiva del CLACAI, Susana Chávez, afirmó que el presente estudio “aportará en el mejor entendimiento de lo que es el aborto y es lo más oportuno, en un momento en que en varios países de la Región, vienen discutiendo su normatividad de aborto”.

“Recordemos que cada vez hay más países que adoptan políticas de acceso al aborto, pero también con ello, aparecen nuevas restricciones no legales que impulsan aquellos que fueron derrotados en el debate público y son estas evidencias las que pueden ayudar a superar estas barreras que muchas veces se constituyen en ilegales y violatorias del derecho a decidir de las mujeres”, afirmó

ACERCA DE CLACAI

El Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro (CLACAI) es una articulación integrada por activistas, investigadores/as, proveedores de servicios de salud y profesionales que busca disminuir el aborto inseguro en Latinoamérica. Entre sus objetivos está la promoción del acceso a la información y de tecnologías modernas y seguras, asegurándose del pleno respeto a los derechos sexuales y reproductivos desde una perspectiva de género y equidad.

INSCRIPCIÓN AL EVENTO

La presentación de este libro se realizará el 4 de noviembre en el salón Sol de Oro ubicado dentro del hotel Sol de Oro (Calle San Martin 305, Miraflores, Lima-Perú). Para asistir, es indispensable registrarse al correo: monica@promdsr.org con el asunto “Presentación CLACAI”

(*) El ingreso será únicamente para quienes se registren y obtengan respuesta de conformidad. Para mayor información, puede revisar el evento oficial aquí.

El Resumen Ejecutivo de la publicación está disponible en el siguiente enlace http://bit.ly/1PUNbmc

Contacto de prensa Clacai en Lima-Perú
Milagros Brugman
(511) 4478668 anexo 116

Source: Octubre 2015

[España] El Gobierno de Nafarroa permitirá que se realicen abortos en la red pública de salud

Reclamación del derecho al aborto realizada el año pasado en Iruñea.

El Gobierno de Nafarroa permitirá realizar abortos en al red pública de salud. Así lo ha dado a conocer después de conocer la propuesta del nuevo modelo de atención a la salud sexual y reproductiva.

El Gobierno navarro ha aceptado la propuesta del nuevo modelo de atención a la salud sexual y reproductiva que garantiza la realización de interrupciones del embarazo en la red pública o la reproducción asistida en mujeres solas o con pareja del mismo sexo sin necesidad de indicación terapéutica, según ha dado a conocer en un comunicado.

Así, se ha elaborado un borrador de Decreto Foral que ya se puede consultar desde en el portal de Gobierno Abierto, «con el fin de que todas las personas y entidades interesadas puedan hacer las aportaciones que consideren oportunas».

El texto contempla la promoción de la salud sexual y reproductiva y la educación sanitaria como «factores decisivos para prevenir especialmente entre los más jóvenes las infecciones de transmisión sexual, los embarazos no deseados, los abortos, la violencia de género, las agresiones, los abusos y la explotación sexual». Por ello, han dado a conocer que colaborarán con el departamento de Educación en la elaboración de un programa educativo afectivo-sexual para su aplicación en la red escolar.

El consejero de Salud Fernando Domínguez, en rueda de prensa, ha defendido «la dignidad y el desarrollo de la persona superando tabúes que han supuesto una restricción en las prestaciones sanitarias».

El Decreto incluye aspectos relacionados con la orientación y educación sexual, la planificación familiar, la atención al embarazo y parto, la atención ginecológica y al climaterio y programas de detección precoz de cáncer ginecológico, asi como enfermedades de transmisión sexual, programas específicos para jóvenes, de intervención y trabajo comunitario en grupos de riesgo, especialmente personas que ejercen la prostitución, diagnóstico prenatal, consejo y análisis genético y de reproducción asistida, interrupción del embarazo, atención andrológica, reproducción asistida en mujeres con pareja del mismo sexo o sin pareja masculina, sin indicación terapéutico y atención a la transexualidad.

De esta forma, desde la entrada en vigor del Decreto Foral, se ofertará la interrupción farmacológica del embarazo en los actuales Centros de Atención a la Mujer (que pasarán a llamarse a denominarse Centros de Salud Sexual y Reproductiva) de Txantrea-Andraize e Iturrama-Donibane y, progresivamente, en el plazo de un año, en todos los centros.

Del mismo modo, Domínguez ha recordado que sigue abierto el registro de objetores de conciencia, donde de momento solo figuran tres, aunque este derecho, ha matizado, «no puede limitar el de las mujeres» a interrumpir su embarazo en al red pública.

Tomado de http://www.naiz.eus/

 

Source: Octubre 2015

[Argentina] Santa Fe: el gobierno se disculpó por no realizar un aborto a tiempo

[Argentina] Santa Fe: el gobierno se disculpó por no realizar un aborto a tiempo

En 2007 se negaron a realizarle el procedimiento que podría haberle salvado la vida, falleció y ahora indemnizaron a la familia.

En la mañana de este martes, la familia de Ana María Acevedo acudió a Fiscalía de Estado, donde su titular Pablo Saccone firmó una resolución por la cual la Provincia se hace cargo del accionar de los médicos del Samco de Vera y del Hospital Iturraspe que habrían provocado la muerte de la joven. El hecho representa un antes y un después en cuanto a la posición que toma el Estado y que deben tomar los agentes públicos ante casos justificados de interrupción de embarazos.

El fallecimiento ocurrió en 2007, luego de que se le negara un aborto legal (contemplado en el artículo 86 del Código Penal Argentino) y un tratamiento contra el cáncer que sufría, justamente por estar embarazada.

Saccone explicó que el dictamen implica dar lugar al reclamo por una reparación económica, aunque admitió que “poco puede reparar el dinero” ante la situación vivida. Asimismo, reconoció que “el Estado no dio la respuesta que tenía que dar y por eso se asume la responsabilidad”.

Por otra parte, confirmó que “como representantes jurídicos de la provincia” la decisión se tomó “bajo las órdenes del gobernador”, y que en las próximas horas, Antonio Bonfatti emitirá un decreto pidiendo disculpas por el caso.

La causa judicial
Mientras tanto, sigue su curso la causa judicial abierta en 2007, en la que están procesados el director del Iturraspe Andrés Ellena y los jefes de los servicios de Oncología y Ginecología del nosocomio, César Blajman y Raúl Musacchio, respectivamente, por los delitos de lesiones culposas e incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real.

Con esta última imputación resultaron también imputados el radioterapeuta Jorge Venanzi; la titular del Hospital de Vera Sandra Barbieri y José Manuel García, ntegrante del Consejo de Administración de ese último. El expediente espera sentencia.

Fuente: SinMordaza

Tomado de http://www.diariolaprovinciasj.com/

 

Source: Octubre 2015

[Chile] Diputados advierten que discusión del aborto se estancó y piden renovar su urgencia

[Chile] Diputados advierten que discusión del aborto se estancó y piden renovar su urgencia

Parlamentarios realizaron una advertencia al Gobierno respecto a la discusión del aborto en el Congreso, asegurando que de no renovarse la urgencia del proyecto, podría quedar postergado de manera indefinida.

Absolutamente abandonado. Así dejó el Gobierno el proyecto que busca despenalizar el aborto en tres casuales, según las organizaciones que apoyan la iniciativa del Ejecutivo.

Lo anterior, luego de que venciera la urgencia simple del proyecto y que el Gobierno no la renovara durante su tramitación en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Baja.

El presidente de la instancia, el socialista Leonardo Soto, fue más allá y aseguró que de no darle algún tipo de urgencia a este proyecto, corre el riesgo de que su tramitación se vea postergada de manera indefinida.

Para la diputada independiente Karla Rubilar, el Ejecutivo debe transparentar esta tramitación y si no cuenta con los votos, no puede –dijo- seguir mintiendo a la ciudadanía.

El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, reconoció que se trata de un proyecto complejo y que por ende, se revisará la urgencia de su tramitación.

Estos problemas en la tramitación del proyecto de aborto provocaron molestia en los parlamentarios, especialmente luego que el pasado 16 de septiembre debieron quedarse hasta las cinco de la mañana para aprobar el proyecto en la Comisión de Salud, todo para que se votara en sala a mediados de octubre.

Tomado de http://www.biobiochile.cl/

Source: Octubre 2015

Yo necesitaba abortar y esta es mi historia

Yo necesitaba abortar y esta es mi historia

Cuando el cuerpo no te permite ser madre, ¿qué opciones te quedan?

Eran los primeros días de enero cuando estaba en el baño de un café, orinando en una prueba de embarazo por primera vez en mi vida…

“No tengo la suficiente experiencia para esto” pensaba. “A mi edad y haciendo estas cosas. Algo no cuadra aquí”.

Mientras pasaban los 2 minutos reglamentarios, pensaba en cómo se estaría sintiendo él afuera. Yo al menos tenía todo bajo control acá adentro, iba a ver cuántas barritas salían de esta cosa. Él estaba esperando, atenido a lo que tuviera que decir.

Llegó el momento y es algo que no puedes creer.

¿Habré leído bien las instrucciones? Esto dice que estoy embarazada ¿REALMENTE ESTOY EMBARAZADA? ¡¿Cómo puede ser esto posible?!

Salí del baño temblando, no sabía cómo iba a decirle la noticia. No había forma de no entrar en pánico.

Caminé hasta la mesa donde estaba sentado. Me volteó a ver consternado, como buscando en mi cara una respuesta. Una respuesta que yo traía escrita en la mirada. Sin decir palabras me senté y le mostré una foto de la prueba de embarazo. Era positiva.

Me gustaría poder describir su reacción después de que vio la foto, pero la verdad es que en esos momentos, todo mi mundo alrededor había desaparecido. Estaba embarazada.

Recibir esa noticia a tus 27 años debería de ser fácil. Más cuando estás en una relación estable, con una persona que amas y te ama; y con la que ya tenías planes para irte a vivir con ella. Pero no, este escenario no era nada fácil.

Después de todos los tratamientos médicos a los que me sometí en años anteriores, los doctores no me aseguraban que pudiera tener hijos. De hecho, yo ya me había hecho a la idea que muy posiblemente no los iba a tener y hasta lo había comentado con mi pareja de entonces. Así que estar sentada ahí, dándole la noticia a mi novio no era algo que hubiera esperado.

“No puedo tenerlo, no quiero tenerlo” le empecé a decir con un ligero tono de desesperación en mi voz. Él solo decía cosas con ese mismo tono asustadizo. “Mis doctores me van a matar” grité entre risas de nervios.

Inmediatamente le hablé a mi ginecólogo para plantearle “el problema”. Me dijo que fuera a hacerme un estudio de sangre para estar seguros y para ver cuántas semanas tenía. Antes de colgar le dije “No lo quiero, ¿se puede hacer algo al respecto?”. El doctor solo me dijo que confiara en él, que no me preocupara.

Todo fue de un día para otro. Me hice la prueba, me dieron los resultados ese mismo día en la noche, al día siguiente fui a ver a mi ginecólogo para ver “qué procedía”.

Mi razón para no tener al bebé era mi reciente estado de salud y las dos cirugías que me estaban esperando. Una en un mes y la otra en 7 meses. No había forma, aunque quisiera, de tener a la criatura. Todo eso lo discutí con mi ginecólogo, el cual, también conocía mi estado de salud actual.

El doctor me dijo que él podría hacerse cargo del asunto, pero que al ser penalizado en el Estado de México, tenía que manejarse de diferente forma para evitar riesgos de caer en un delito. También iba a costar mucho dinero, 16,000 pesos para ser exactos.

Yo no lo podía creer. Sí teníamos ese dinero, pero eran casi todos los ahorros que tenía con mi pareja. Saliendo de la cita con el doctor y prometiendo una fecha a la que no sabíamos si íbamos a llegar, me quebré. Empecé a llorar de desesperación y tristeza de saber que lo que habíamos juntado para nosotros, posiblemente se iría al carajo por esto.

Al día siguiente fuimos a ver otra opción. Yo estaba muy terca y no tenía muchas ganas de verla. No quería ir a una clínica con doctores que no conozco. Era mi cuerpo el que iban a tocar y tenía miedo que algo saliera mal.

Fuimos a una clínica llamada Marie Stopes, recuerdo que cuando entramos, estaba llenísima de parejas esperando su turno. La recepcionista nos dijo que ese día estaban muy llenos pero que podrían darnos una cita para el lunes (era sábado). Pedimos informes, hice muchas preguntas y al final agendamos la cita para el lunes a primera hora. El precio con ellos era de 2,500 pesos, precio que, sin problema, íbamos a poder costear.

Cada quien se fue a su casa después de eso. Casi no nos hablamos y el domingo no pensamos en vernos para nada. La realidad es que los dos estábamos en nuestros respectivos mundos y nunca ahondamos en el tema. Nunca supe en qué estaba pensando él. Qué sentía. Solo sabía que él tampoco lo quería. Eso en realidad nunca fue un tema a discutir. Ninguno de los dos lo quería y era necesario hacerlo lo más rápido posible.

Llegó el lunes. Los dos habíamos pedido el día en nuestros respectivos trabajos. Nos vimos en un punto medio y nos dirigimos a la clínica. Recuerdo que era una mañana muy fría, claro, era enero. Éramos los primeros, llené unas formas y ya solo teníamos qué esperar a la doctora.

En el tiempo que esperamos, la recepción se empezó a llenar de parejas de diferentes edades, clases sociales y “modas”; recuerdo a unos darks tímidos a lo lejos. Todos con la misma cara de angustia pero sin el clásico convivio de sala de espera. Cada quien vivía su miedo en silencio.

Llegó nuestro turno y entramos en un pequeño consultorio. Me hicieron una pequeña entrevista. Me preguntaron los datos personales de siempre y mis razones del por qué quería abortar. Le expliqué mi situación de salud y la doctora no reparó en estar de acuerdo con mi decisión pero siempre haciendo énfasis en que la decisión era mía y solo mía. Que en cualquier momento antes de empezar el procedimiento podría yo “echarme para atrás” y que no me preocupara en decirlo.

Yo no pensaba echarme para atrás, yo de hecho quería irme corriendo hacia delante muy lejos. También me propuso un método anticonceptivo adecuado para mi situación y lo acepté.

En todo este proceso él fue muy pasivo, no hablaba, solo escuchaba. Si no llego a mencionarlo mucho en este relato, es porque su participación en todo esto fue así, nula. Solo silencio venía de su parte.

El momento llegó y todo terminó. Me sentí rara pero tranquila. Recuerdo estar en la salita de recuperación con una sabanita en mis piernas, una compresa caliente encima de mi vientre y un té en la mano cuando volteé a ver el material literario que tenían mientras esperaba la orden para irme. Tome una revista de viajes. En la portada venían “Las playas más hermosas del Caribe”. La empecé a hojear y lo primero que pensé fue “De esto me pude haber perdido. Quiero viajar. Quiero vivir. Aun no estaba lista para esto”.

Después de que la doctora me diera mis recetas médicas, indicaciones y agendar la cita para la próxima revisión, dijo que podía retirarme. En ese momento bajé las escaleras y vi a mi pareja ahí sentado, solo. Yo bajé sonriente y dándole la señal de que “todo bien”.

Salimos y le dije si quería ir a desayunar. Él me dijo que no, que se iba a ir a trabajar. Le contesté con un “bueno, te veo en la noche ¿va?”, él me dijo que no, que iba a ver a sus amigos. Ahí fue cuando me di cuenta que nada iba a ser igual…

Pasamos 6 meses más juntos después de esto y fueron los peores 6 meses de nuestra relación.

Realmente él nunca habló de la situación y a nunca me refiero que hasta el día de hoy no tengo ni idea de qué sintió en ese momento que hizo que en su cabeza todo valiera madres. Por más que le pregunté él nunca contestó.

Yo me harté de esa indiferencia, más cuando me di cuenta que desde que pusimos un pie fuera de la clínica, él nunca tuvo el detalle de preguntarme “¿cómo te sientes? ¿Necesitas algo?” a pesar de que estuve más o menos un mes sangrando. A pesar de que pasé por una cirugía fuerte un mes después del aborto. A pesar de estar anémica y agotada psicológicamente.

El abandono fue claro al igual que su negación. Los planes de vivir con él desaparecieron el día que fuimos a nuestro último concierto juntos. El día que cruzó por mi cabeza ponerle el cuerno con alguien más. Sabía que todo había terminado.

No me arrepiento de mi decisión, de hecho la finalidad de este post es agradecer la despenalización del aborto en el D.F. y haciendo puntos muy claros sobre la importancia del tener una opción accesible, regulada y económica. También mostrando que el pasar por eso no es al final una experiencia fácil y mucho menos placentera.

También para destacar la labor de Marie Stopes ya que no solo se dedican a “matar bebés” (como lo ven o dirían los pro-vida), sino que se preocupan y encargan de que la paciente salga con una opción anticonceptiva. Aparte de hacerse 100% responsables de cualquier complicación posterior al procedimiento, siempre y cuando solo acudas a ellos.

Antes de esto no tenía una posición definida con respecto a la despenalización del aborto pero es verdad que hasta que no te pasa, no lo entiendes. Ahora lo apoyo y me parece bastante obvio que sea así y tener la posibilidad de ser regulada y al alcance de todas las mujeres que lo requieran.

Yo necesitaba abortar por mi condición de salud, hay mujeres que también lo necesitan y me parece indignante que no tengan la opción. Opción que les podría salvar la vida y dar un mejor futuro.

Imaginen el tipo de estigma que existe en la sociedad, que no me atrevo a firmar este post con mi nombre por temor a ser señalada y criticada por mi decisión y también para proteger la identidad de la otra persona.

Es como dejar la puerta entre abierta sabiendo que se las voy a cerrar en la cara en el momento que vayan a querer entrar.

Con información de Lo que pensamos

Tomado de http://www.actitudfem.com/

 

Source: Octubre 2015

Investigación sobre aborto en América Latina y el Caribe – Resumen Ejecutivo: Esp / Ing

Investigación sobre aborto en América Latina y el Caribe - Resumen Ejecutivo: Esp / Ing

Es un resumen ejecutivo de la publicación con el mismo título que refiere a un estado del arte que reúne el conocimiento disponible, producido en América Latina en el período 2009 a 2014. Aborda diversos aspectos de los temas más relevantes de la investigación sobre aborto inducido, desde una revisión crítica de resultados y metodologías, que apunta a identificar tendencias y resultados notables en cada temática, así como a reseñar sugerencias que podrían fortalecer el enfoque o el abordaje del tema, a identificar los vacíos o las lagunas de conocimiento en cada temática y, sobre todo, a ofrecer insumos para la elaboración de una agenda de investigación en la región, la cual oriente el trabajo de la comunidad de investigadores/as y activistas y responda a la demanda de producción de información confiable basada en evidencias, lo cual fortalecerá acciones de incidencia informada. Se encuentra disponible en español y en inglés.

Descargar archivo

Source: Octubre 2015

En Chile, mujeres embarazadas por estupro aún no tienen derecho a un aborto legal y seguro

En Chile, mujeres embarazadas por estupro aún no tienen derecho a un aborto legal y seguro

Tramita en el Congreso chileno desde el 31 de enero de este año el Proyecto de Ley que regula la descriminalización del aborto en el país en algunos casos. Propuesto por la presidenta Michelle Bachelet, el Boletín 9895-11 prevé la interrupción del embarazo en tres situaciones: cuando hubiera riesgo de vida para la gestante, cuando el feto padezca de mala formación incompatible con la vida extrauterina, o cuando el embarazo sea resultado de violación sexual. Datos del gobierno revelan que, de 2001 a 2012, ocurrieron más de 395 mil casos de aborto en el país, el equivalente a 33.000 mujeres internadas por año en hospitales debido a complicaciones relacionadas con la interrupción del embarazo. Organizaciones de derechos humanos esperan que avance la materia en el Parlamento.

El Proyecto ya fue aprobado por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, con ocho votos a favor y cinco en contra. Sin embargo, se realizaron modificaciones en el texto, que debe aún continuar para su discusión en el plenario de la Cámara y la posterior evaluación de parte del Senado.

anistia

Para Fernanda Doz Costa, investigadora de Amnistía Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales en las Américas, Chile debe alejarse definitivamente de esa prohibición. “La evidencia es clara en el sentido de que la prohibición del aborto en todas las circunstancias no impide que los abortos ocurran. Todo lo que se consigue es forzar a las mujeres y niñas, particularmente aquellas con pocos recursos, a buscar tratamientos ilegales y peligrosos, que ponen en riesgo sus vidas. Aunque limitada, la ley que está actualmente en discusión puede convertirse en un importante primer paso en la dirección correcta”.

En agosto de este año, la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) realizó un encuentro sobre los derechos sexuales y reproductivos en Chile, con debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo en el país. Las actividades ocurrieron en Valparaíso, organizadas en conjunto por las oficinas del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), por la Organización Panamericana de la Salud en Chile (OPS/OMS) y por la organización no gubernamental Miles Chile.

Números 

En la presentación del Proyecto de Ley, Michelle Bachelet defendió que la dignidad de las mujeres es un atributo inviolable y debe ser respetada y protegida. Ella citó datos de 1960, cuando la mortalidad materna giraba en torno de 299 casos por cada 100 mil nacidos vivos, de los cuales más de un tercio era consecuencia de abortos clandestinos. “El 20% de las camas obstétricas estaban ocupadas por mujeres con abortos complicados. El grupo más vulnerable eran mujeres de bajo nivel socioeconómico, con tres hijos o más”, se dice en el documento.

Según la presidenta, existe una realidad que no se puede ignorar. En promedio, cada año se internan 16.510 mujeres con gestación de menos de 22 semanas, en las cuales hay complicaciones de salud, como embarazo ectópico (tubario) o mola hidatiforme (exceso de desarrollo de la placenta y poco o ningún tejido embrionario). Se estima también que el número de muertes neonatales por mala formación ronda los 500 por año, en Chile. En relación con los casos de embarazo resultantes de delitos sexuales, no hay estadísticas oficiales, pero de acuerdo con el mensaje de la presidente del país, ocurren en el 10% de los casos de violación.

Chile todavía es uno de los pocos países de América Latina donde el aborto está prohibido, incluso si fuera espontáneo, o sea, aquel que ocurre en forma involuntaria hasta la 12ª semana de gestación. La legislación antiaborto fue implementada en el país en 1989, durante la etapa final del régimen dictatorial de Augusto Pinochet. El Código Penal chileno establece penas de prisión para la mujer que aborta, aumentando la pena en el caso de aborto intencional. Según el Código, los profesionales de salud también están obligados a denunciar a la mujer en caso que observen la ocurrencia de un aborto.

El primer proyecto que manifestó preocupación con la cuestión del aborto en Chile fue presentado en septiembre de 1991, por la diputada Adriana Muñoz y por los diputados Armando Arancibia, Carlos Smok, Juan Pablo Letelier y Carlos Montes (Boletín N° 499-07). Desde entonces, las discusiones sobre descriminalización vienen ocurriendo sin mucho aliento, hasta el Proyecto de Ley de la presidenta.

anistia

Según el informe de Amnistía Internacional –”Chile no protege a las mujeres: la criminalización del aborto viola los derechos humanos”–, en 2014, en el país, 174 personas fueron investigadas judicialmente por “aborto consentido”; de éstas, 113 eran mujeres. Hasta abril de este año, la Fiscalía de Chile ya había condenado a ocho personas por el delito de aborto. Otro número preocupante es que, cada día en el país, 17 mujeres son violentadas y 34 son abusadas sexualmente, de las cuales el 75% son menores de edad. Los datos son de la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional. Esta realidad enfrentada por niñas y adolescentes, cuando termina en embarazo, acarrea todavía más sufrimiento a las víctimas, por verse forzadas a continuaren la gestación.

De los 33 mil abortos anuales revelados por Michelle Bachelet, 3.600 corresponden a jóvenes entre 10 y 19 años, de acuerdo con el Ministerio de Salud. El informe de Amnistía puntualiza que el número de abortos puede ser todavía mayor, en torno de 60 mil a 70 mil por año. Algunos estudios estiman la cifra de 160mil abortos por año.

CHILE NO PROTEGE A LAS MUJERES: LA CRIMINALIZACIÓN DEL ABORTO VIOLA LOS DDHH

En el informe, Amnistía divulga las declaraciones de mujeres que vivieron un embarazo inviable por el riesgo sobre la propia salud, por mala formación del feto o inclusive como resultado de una violación. Ellas relatan el estigma y la discriminación con que deben convivir. De 20 casos identificados, solamente cinco aceptaron a dar su testimonio, bajo anonimato. 

Es el caso de “Tania” (nombre ficticio), que abortó clandestinamente para salvar su propia vida. “Ellos nunca me vieron como una persona, como un ser integral. A mí me vieron como una incubadora, alguien que puede traer hijos a este mundo. Y después no importa si yo lo voy a criar o no, si me voy a morir, si va a pasar hambre, a ellos no les importa. Ellos nos ven como incubadoras. Como aparatos, como aparatos reproductivos”.

En el informe se señala que, para avanzar hacia una protección mayor para las mujeres chilenas, la legislación debe garantizar, entre algunas medidas, el acceso al servicio de aborto legalizado y seguro para todas las mujeres y niñas, sin discriminación, en las tres situaciones previstas en el Proyecto de Ley. También el acceso a servicios de salud adecuados, cuando la complicación tuviera como causa un aborto, dentro de la legalidad o no, y sin que el profesional de salud denuncie el caso.

anistia

Campaña

Amnistía Internacional pide al gobierno chileno que cambie la legislación sobre el aborto. Vea comoparticipar en la campaña.

El Salvador – #Las17#

El Salvador es otra nación de América Latina con una de las más restrictas legislaciones en relación con el aborto. Según investigaciones, en el país centroamericano más de 200 mujeres fueron denunciadas a la policía entre 2000 y 2011, de las cuales 129 fueron juzgadas y 49 condenadas – 26 por homicidio (con penas de 12 a 35 años) y 23 por aborto.

Un caso emblemático para las salvadoreñas son las 17 mujeres presas (#Las17#), entre 1999 y 2011, por abortos espontáneos. Algunas fueron condenadas a más de 40 años de prisión, inclusive acusadas de homicidio grave. Carmen Guadalupe Vásquez Aldana es una de estas 17 mujeres. Ella tenía sólo 18 años, en 2008, cuando quedó embarazada, después de un estupro. Llevada al hospital, en San Salvador, debido a un aborto espontáneo, Carmen fue acusada por los médicos de interrumpir intencionalmente la gestación. Condenada a 30 años de detención, ella fue liberada a comienzos de 2015, después de cumplir siete años en la prisión.

Tomado de http://site.adital.com.br/

Source: Octubre 2015

ONG piden a CIDH garantizar acceso a aborto para niñas violadas

ONG piden a CIDH garantizar acceso a aborto para niñas violadas

Organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW) instaron este martes a la CIDH a proteger a las niñas de América Latina que quedan embarazadas tras una violación, al considerar que reciben un trato “cruel, inhumano y degradante” cuando son obligadas a continuar con la gestación.

“Esperamos que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llame a despenalizar el aborto por violencia sexual, que se despenalice y se implemente esa despenalización. Es decir, que se garantice el acceso real al aborto”, pidió Ximena Casas, de Planned Parenthood, la mayor asociación de planificación familiar de EE.UU.

Grupos como Planned Parenthood y el Centro de Derechos Reproductivos adelantaron en una rueda de prensa las peticiones que formularán a última hora ante la CIDH, órgano dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que celebra esta semana en Washington su periodo de audiencias públicas.

Las organizaciones quieren que la CIDH ayude a generar un “estándar internacional” para que los países que permiten la interrupción del embarazo cuando hay peligro para la salud de la madre entiendan que la salud no es solo física, sino también mental, según dijo Casas en el encuentro con la prensa.

“No sé que me está pasando, pero quisiera morirme, mi corazón ya no está como antes”, aseguró, según Casas, una niña indígena de 14 años de Guatemala, violada por su medio hermano y que, como el resto de menores embarazadas tras una violación, sufre síntomas depresivos en mayor proporción que las mujeres adultas.

Según un nuevo informe de Planned Parenthood, dado a conocer este martes, hasta el 90 % de los embarazos de menores de 14 años son producto de una violación y el país de América del Sur con mayores denuncias por violencia sexual es Perú, donde 90 de cada 100 embarazos de niñas menores de 15 años se debieron a incesto.

En Nicaragua, el 49 % de las menores denunciaron que sufrieron abusos sexuales por primera vez con menos de 15 años, mientras que en Ecuador el embarazo en menores de 14 años se ha incrementado en un 74 %, según el mismo estudio, basado en la experiencia de menores de Ecuador, Perú, Nicaragua y Guatemala.

La segunda tasa más alta de embarazos en adolescentes en el mundo se registra en América Latina y el Caribe, donde las menores pobres tienen entre tres y cinco veces más probabilidades de quedar embarazadas que las ricas y, con ello, son víctimas de la perpetuación del círculo de pobreza.

“La normativa sobre aborto en América Latina es una de las más restrictivas y lleva a abortos clandestinos y peligroso”, denunció el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, que identificó una tendencia errática en los derechos reproductivos de las mujeres de América Latina.

“Las principales fuerzas retrógradas son las iglesias católica y evangélica. Son las iglesias los principales enemigos del progreso, de un ajuste, de unas reformas que permitan respetar en términos más dignos los derechos de las mujeres. Porque de lo que estamos hablando aquí es de dignidad”, añadió Vivanco.

Casos como el de una niña paraguaya de 11 años violada por su padrastro levantaron, en los últimos meses, la indignación de organizaciones defensoras de las mujeres que consideraron injusto el trato del Estado de Paraguay, que no permitió a la menor abortar al considerar que había suficientes garantías para su vida.

En junio pasado, la Comisión concedió medidas cautelares a la niña, conocida con el nombre ficticio de Mainumby y que dio a luz en agosto, pero el Estado se negó a cumplirlas, amparándose en la ley que castiga con cinco años de cárcel el aborto y solo lo permite cuando la madre corre riesgo de perder la vida.

“Creo que si la CIDH hubiera tenido una comprensión más amplia del derecho a la salud, podría haber jugado un papel más proactivo para proteger a la menor”, consideró Casas, que cree que la Comisión puede y debe hacer más por las niñas que quedan embarazadas por una violación.

EFE

Tomado de http://www.cmi.com.co/

 

Source: Octubre 2015

Piden HRW y Amnistía Internacional despenalización del aborto en América Latina

Piden HRW y Amnistía Internacional despenalización del aborto en América Latina

“El discurso en relación al aborto en América suele estar plagado de discusiones ideológicas y dogmas religiosos que parecen ignorar que lo que está en juego es la salud y la vida de mujeres y niñas”.

Este martes 20 de octubre, Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Planned Parenthood y el Centro de Derechos Reproductivos participaron en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) obre la situación de los derechos humanos de las mujeres embarazadas en América.

Durante el evento, las cuatro organizaciones no gubernamentales pidieron la despenalización de la interrupción del embarazo en América Latina, pues la normativa con respecto a este tema es de las más restrictivas del mundo.

Al respecto, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, mencionó que el discurso en relación al aborto en América “suele estar plagado de discusiones ideológicas y dogmas religiosos que parecen ignorar que lo que está en juego es la salud y la vida de mujeres y niñas”.

Y es que, en América Latina, cada año, aproximadamente 757 mil mujeres son tratadas por complicaciones derivadas de abortos clandestinos que ponen en riesgo su salud, por lo que son necearias las medidas pertinentes que logren erradicar los riesgos de una práctica tan insegura y en pésimas condiciones de salubridad.

Por su parte, Según Ximena Casas, responsable del pograma en América Latina de Planned Parenthood, asegura que el continente americano, como el Caribe, es la única región en el mundo donde ha aumentado el número de partos en niñas menores de 15 años. America registra, según Unicef, la segunda tasa más alta de embarazos en adolescentes del mundo.

“Estos embarazos roban a las jóvenes de su infancia y tienen consecuencias nefastas tanto en su salud física, mental y social, pues muchos de los embarazos en adolescentes de 15 años son producto de una violación sexual”.

Además, de acuerdo con Casas, “la penalización del aborto cuando el embarazo es producto de una violación revictimiza a las mujeres, pues las priva por segunda vez del derecho a decidir sobre su cuerpo y tomar decisiones sobre su vida reproductiva“.

En América Latina y el Caribe, únicamente tres países (Uruguay, Cuba y Puerto Rico, y la ciudad de México DF), tienen una legislación que permite la interrupción del aborto sin restricciones.

Con información de La Jornada.

Tomado de http://www.sdpnoticias.com/

Source: Octubre 2015

Mayor preocupación por las niñas

Mayor preocupación por las niñas

Desde hace ya muchos años se instituyó el Día del Niño como ocasión especial para festejar a los menores, es decir, tanto a los niños como a las niñas, en el entendido que el plural del género masculino incluye a éstas. En los jardines de niños y escuelas primarias era motivo de un festival especial; las familias en la medida de sus posibilidades agasajaban a los “peques”.

Por otro lado, la ONU declaró el 11 de octubre como Día Internacional de la Niña que se celebró por vez primera el año pasado. El domingo anterior fue la segunda ocasión que se llevó a cabo en varios países. Y algunos se preguntarán: ¿acaso no “la niña” estaba ya incluida en el Día del Niño? Sí y no. Esta aparente antinomia tiene su justificación. El Día del Niño es un festejo como el Día de la Madre y otros. En cambio, el Día Internacional de la Niña tiene como objetivo concienciar y promover entre el mayor número de países del mundo toda una serie de políticas públicas tendentes a mejorar las difíciles condiciones de vida en que subsisten millones de niñas por el mero hecho del género al que pertenecen. Es una especie de los derechos humanos contenidos en el concepto de igualdad de género, pero particularmente enfocados a las niñas. Esto tuvo su origen en el llamado Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo de 2013, auspiciado por la CEPAL, o sea, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU.

Para tener una idea del problema a superar, según información de la prensa, hoy en día 62 millones de niñas no van al colegio, 39 mil niñas son forzadas a casarse diariamente y 140 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación del clítoris. ¿No es esto espeluznante? Aquí mismo en nuestro entorno, según se dijo en este mismo periódico el lunes anterior, nuestro Estado ocupa uno de los primeros lugares a nivel nacional en embarazos de niñas y adolescentes. Por eso esta no es una celebración más con dulces y globos. Se trata de atender en serio un problema de fondo. Por ello se puso énfasis en darle seguimiento a los acuerdos contenidos en el Consenso de Montevideo. De éste, el tema prioritario es garantizar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes una vida libre de pobreza, de violencia y sin ningún tipo de discriminación; “implementar programas de salud sexual y reproductiva integrales y dar prioridad a la prevención del embarazo en la adolescencia y eliminar el aborto inseguro”.

Otro de los acuerdos importantes del Consenso es la promoción de políticas públicas que aseguren que las personas puedan ejercer sus derechos sexuales y tomar decisiones sobre el particular de manera libre y responsable con respecto a su orientación sexual, sin coerción, discriminación ni violencia”. Los países suscriptores del consenso, entre ellos México, se comprometieron a garantizar la existencia “de servicios seguros y de calidad de aborto para las mujeres que cursan embarazos no deseados en los casos en que el aborto es legal, e instar a los Estados a avanzar en la modificación de leyes y políticas públicas sobre la interrupción voluntaria del embarazo para salvaguardar la vida y la salud de mujeres y adolescentes”.

En un acto oficial habido en relación a este tema, el fin de la semana anterior en la ciudad de México se afirmó que el 60 por ciento de los adolescentes de la región comienzan su vida sexual antes de los 18 años; como consecuencia de ello se destacó la urgencia de garantizar especialmente a los jóvenes el acceso a la salud sexual y reproductiva, a fin de evitar embarazos no deseados y las infecciones de transmisión sexual (Reforma, 10/X/15). Todo este asunto no es materia de creencias religiosas que nadie discute. Afortunadamente vivimos en un país laico donde cada uno de nosotros puede creer en lo que quiera o no creer. El problema es de políticas públicas a efecto que el Estado mexicano haga frente con eficacia a un problema con múltiples consecuencias: los embarazos no deseados ya no de adolescentes sino de niñas incluso; amén de la propagación de enfermedades por contagio sexual.

evaz2010@hotmail.com

Tomado de http://www.oem.com.mx/

Source: Octubre 2015