Día de Acción por la Salud de la Mujer halla a RD en situación "desalentadora"

Santo Domingo (Rep. Dominicana).- El Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, que se conmemora cada 28 de mayo con el fin de acentuar la importancia de garantizar el derecho a la salud de las mujeres, halla a la República Dominicana en una situación “desalentadora”.

Así lo expresaron este miércoles la Colectiva Mujer y Salud y Oxfam República Dominicana, durante una rueda de prensa en la que presentaron un boletín del Observatorio de Ejercicio Ciudadano de las Mujeres sobre indicadores sanitarios.

Sergia Galván, directora de la Colectiva, consideró que las estadísticas del documento “revelan la escasa valoración e interés de las autoridades por el bienestar y los derechos de las mujeres”.

En este sentido, afirmó que el Congreso Nacional “no ha mostrado el más mínimo interés” en aprobar el proyecto de ley sobre salud sexual y reproductiva ni el que crea un sistema de protección integral contra la violencia hacia las mujeres.

“Ambas piezas legislativas, elaboradas por especialistas del más alto nivel y ampliamente consensuadas por una diversidad de actores sociales, llevan años  acumulando polvo ante la indiferencia de los legisladores”, cuestionó.

También se refirió con preocupación a la amenaza que supone el recurso de inconstitucionalidad contra los artículos del Código Penal que despenalizan el aborto en caso de que el desarrollo del embarazo atente contra la salud y la vida de la mujer en gestación.

“República Dominicana se convertiría en el único país del mundo con una prohibición constitucional del aborto, porque los demás países que tienen prohibiciones lo hacen en su código penal”, indicó.

En la rueda de prensa Galván estuvo acompañada Susana Chávez, secretaria ejecutiva del Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro, quien consideró que reconocer la constitucionalidad del aborto terapéutico en el país es importante desafío: “Han pasado 20 años desde que muchos de los países se comprometieron a nivelar condiciones de igualdad y todos los temas que se señalaron deberían ser cosa del pasado. Sin embargo, eso no ha ocurrido”, lamentó.

Agregó que lo que ocurre en el país en estos momentos está llamando la atención de toda la región porque pone en juego una conquista importante en la agenda de salud de las mujeres.

También intervino el  investigador médico y gineco-obstetra peruano Luis Távara, quien reparó en que uno de los temas asociados a la salud de la mujer en que más retraso tiene América Latina es el aborto.  Citó que son graves los efectos que tiene el aborto ilegal e inseguro sobre la salud de las mujeres, al punto de que se coloca entre las principales causas de muerte materna en América Latina.

Además de la situación de legalidad del aborto por causales, los especialistas en salud y derechos de las mujeres se refirieron con preocupación a otros indicadores del boletín que dan cuenta de las fallas en las políticas de salud con respecto a las mujeres.

Se destaca el problema de la mortalidad materna (en el país se registran alrededor de 200 muertes maternas cada año), la alta tasa de embarazo precoz (más del 20% de las menores de 20 años ya son madres o están embarazadas) y la insuficiencia de las políticas de planificación reproductiva (el 48% de los nacimientos ocurridos en los últimos cinco años fueron resultado de embarazos no deseados).

Tomado de 7dias.com.do/

Source: Mayo 2015

Mayoría de católicos mexicanos apoya información sobre aborto legal: encuesta

Mayoría de católicos mexicanos apoya información sobre aborto legal: encuesta

México, DF. Cada vez más católicas y católicos mexicanos “discrepan” y se alejan de las enseñanzas morales de la Iglesia católica, sobre todo en materia de anticoncepción y aborto, establecen los Datos de la Encuesta Nacional de Opinión Católica, cuyos resultados fueron dados a conocer hoy.

En conferencia de prensa, María Consuelo Mejía, directora por Católicas por el Derecho a Decidir (CDD); José Luis Palma, director de investigación en salud y demografía; Gabriela Rodríguez, directora de Afluentes, y Evelyn Aldaz, investigadora del CDD, expusieron que la mayor parte de la población católica en el país apoya que se informe sobre el aborto legal a niñas y adolescentes; “más de 80 por ciento” de los católicos consultados así lo manifestó.

En el contexto de la conmemoración del 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, CDD dio a conocer que en materia de derechos sexuales y reproductivos 84 por ciento de la feligresía está de acuerdo con que los libros de quinto y sexto de primaria de la SEP expliquen que el aborto es legal en casos de violación de niñas y adolescentes, y 86 por ciento está a favor de que el programa oficial de estudios de secundaria informe sobre los casos en los que el aborto es legal en México.

Asimismo, el 96 por ciento está de acuerdo de que se informe a los estudiantes de secundaria sobre derechos sexuales y reproductivos, y 85 por ciento considera que es necesario que los adolescentes tengan acceso a métodos anticonceptivos modernos, entre ellos pastillas, inyecciones, dispositivos e implantes.

En cuanto a derechos de las mujeres y aborto, 8 de cada diez encuestados están a favor de que una mujer pueda practicar una interrupción del embarazo cuando su vida está en peligro, mientras que siete de cada diez católicos (71 por ciento) dijo que ello también debe ocurrir cuando el embarazo es resultado de una violación.

Tomado de jornada.unam.mx/

 

Source: Mayo 2015

Archivan proyecto que despenaliza aborto por violación en Perú

Archivan proyecto que despenaliza aborto por violación en Perú

El lunes, una decena de manifestantes a favor de la despenalización del aborto en casos de violación se desnudó frente al Congreso, exigiendo aprobar el proyecto.

La comisión de Justicia del Congreso del Perú cerró toda vía legal para despenalizar el aborto en casos de violación sexual, al archivar el martes un proyecto con ese objetivo presentado por organizaciones civiles.

“Se ha acordado archivar de este proyecto de iniciativa ciudadana que pretendía despenalizar el aborto en base a criterios sugeridos por la comisión, como el derecho a la vida desde la concepción”, dijo el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, el conservador Juan Carlos Eguren.

Tras un debate de varias semanas, el resultado fue de cuatro a favor del archivo, uno en contra y dos abstenciones. La votación se llevó a cabo pese a la protesta de la congresista Verónika Mendoza, quien alegó que sólo estaba presente en sala la mitad de los integrantes de la comisión.

“Había mucha expectativa ciudadana por este proyecto”, se lamentó la congresista Mendoza, el único voto en contra del archivo. Las leyes peruanas contemplan duras penas para los violadores, pero constitucionalistas han detectado una falta de apoyo estatal para las víctimas.

La noche del lunes, una decena de manifestantes a favor de la despenalización del aborto en casos de violación se desnudó frente al Congreso, exigiendo aprobar el proyecto.

La iniciativa fue presentada en el segundo semestre de 2014 por colectivos feministas, que reclamaban por el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, y denunciaban el trauma sicólogico que sufrían las victimas de violación.

La Iglesia católica, religión mayoritaria en Perú (26 millones de una población de 30 millones son católicos, según el Vaticano), lanzó desde el año pasado una campaña que denominó en defensa de la vida paramovilizar a los fieles y a la clase política en contra del proyecto que consideraron como una legalización plena del aborto.

“La Iglesia condena con fuerza toda forma de violación, y defiende al mismo tiempo que nunca es legítimo matar al hijo concebido, ni siquiera en las condenables y brutales circunstancias de una violación”, señaló entonces la Conferencia Episcopal.

En Perú, el aborto es legal por malformación grave del feto o cuando está en peligro la vida de la madre. La Iglesia rechaza la posibilidad deinterrumpir el embarazo ante una violación, un tema que fue debatido por el Congreso el año pasado.

Tomado de http://www.elespectador.com/

Source: Mayo 2015

Chafik Chraïbi: "El aborto es una realidad en Marruecos: las ricas viajan y las pobres usan hierbas"

El doctor Chafik Chraïbi, la cara más visible de la lucha contra las interrupciones clandestinas de embarazo en su país, alerta de que las mujeres sometidas a estas prácticas “nunca más volverán a disfrutar de buena salud”

Marruecos vive una época de intenso debate. En el parlamento, los partidos políticos reflexionan si es necesaria la modificación del Código Penal, una ley que aprueba la poligamia y dicta duras penas de cárcel a los homosexuales y adúlteros. En medio de esta polémica que mantiene enfrentados a los islamistas con los liberales, el Rey Mohammed V sorprendió al poner en la palestra pública un tema enterrado desde hacía más de una década: el aborto.

El pasado 15 de mayo, el monarca autorizó la modificación de la ley que hasta ahora sólo aprobaba el aborto en caso de que pusiese en peligro la vida de la madre. Ahora, las mujeres podrán contar con las condiciones médicas para interrumpir sus embarazos en caso de violación, incesto o malformación fetal.

Chafik Chraïbi es un doctor que durante 30 años ha trabajado como jefe de la Maternidad Des Orangers en Rabat, y fundador de la Asociación Marroquí de Lucha Contra el Aborto Clandestino (Amlac). Un activista perseguido por los grupos radicales ante su trabajo a favor de frenar los embarazos no deseados y el rostro más visible de la lucha por la salud de las mujeres.

Para él, esta nueva decisión marca un precedente aunque no representa un gran avance. “Es sin duda un primer paso. Hay tres nuevas situaciones que ya se contemplarán como legales para practicar la interrupción de embarazos no deseados, y eso es muy positivo porque los médicos están autorizados en brindar un marco seguro para la salud de las mujeres. Pero desafortunadamente estas tres situaciones representan sólo un 10% de los caso reales que vivimos en la sociedad marroquí”. 

-El Ministerio de Justicia no revela cifras sobre el número de abortos en Marruecos. ¿Qué datos manejan las organizaciones civiles y los grupos médicos?

Las cifras oscilan entre 600 y 800 abortos diarios. Estos valores son estimativos porque es un tema secreto para el Gobierno, y para los partidos políticos. Sin embargo, son cifras que provienen de estudios muy serios hechos por universidades marroquíes, con datos de los hospitales.

-Según estos estudios, ¿Cuáles son las zonas con más repunte en casos de abortos clandestinos?

Entre Rabat y Casablanca estamos hablando de 250 a 300 abortos, mientras que Marrackech, Nador, Agadir al ser ciudades donde se potencia el turismo sexual hay muchísimos más abortos al día. Los estudios establecen que son unos 400 abortos diarios en estas zonas. Pero hasta aquí estamos hablando sólo de abortos médicos, porque luego hay aquellas interrupciones que se practican más en las zonas rurales, que son los llamados abortos tradicionales a manos de matronas o a través de la ingesta de hierbas. En resumen, puede decirse que 600 son abortos médicos y 200 son abortos tradicionales.

-Estos abortos clandestinos, ¿qué consecuencias tienen para las mujeres en Marruecos?

Las mujeres son sometidas a intervenciones nada seguras, nada higiénicas. Una mujer que se somete a un aborto en estas condiciones nunca más volverá a disfrutar de buena salud. Todo esto ha generado además un aumento en el índice de mortalidad, porque se practica cada vez más el aborto clandestino, que conlleva que no se haga en las mejores condiciones, ni con los mejores medios, ni en las mejores instalaciones. Incluso si lo hace un médico, porque éste no cuenta las condiciones mínimas a sus manos para hacer un buen trabajo. El índice de mortalidad es de 13% en madres a consecuencia del aborto. Y más grave aún es el índice de mortalidad de mujeres que se practican un aborto tradicional.

-Y las mujeres que sobreviven, ¿a qué se enfrentan a nivel legal?

A nivel social se enfrentan al desprecio de su familia y de todo su entorno. Se convierte en una mujer señalada por todos. Y lo más grave aún es que se enfrenta a una condena de cárcel como mínima de 5 años.

-También esta situación ha llevado a que cada vez más médicos sean encarcelados, ¿por qué?

Porque la ley establece que todos los implicados en el aborto deben ser sancionados. Desde la pareja de la mujer, el médico que la atiende, la enfermera, el personal del hospital y el intermediario. El encarcelamiento de los médicos ha aumentado mucho en los últimos años, por el nuevo gobierno que es islámico. Esto ha creado un enfrentamiento entre gobierno, las asociaciones de Derechos Humanos, los partidos políticos, los grupos de influencia. Hay un clima muy represivo, donde los médicos son los primeros señalados.

-En este sentido ¿usted qué represalias ha sufrido?

De los señalamientos constantes por parte de grupos radicales. Y me han cesado como jefe dela Maternidad donde he trabajado 30 años. Se trata de un sistema muy ingrato.

-Usted ha insistido que su trabajo se enfoca más en frenar los embarazos no deseados que en el aborto en sí.  ¿En qué sentido?

Ya que existe el aborto, yo estoy de acuerdo en que se haga legal para que se dé en las mejores condiciones médicas para las mujeres. Pero yo soy más partidario de las políticas de anticoncepción, de que exista educación sexual, de que se utilicen medios anticonceptivos. Que la educación sexual y la anticoncepción responsable sean políticas del Estado. No estoy por el sexo y el aborto libre. Pero si después de todo se dan casos de embarazos no deseados, lo mejor es que el aborto se haga en condiciones adecuadas y así evitar más muertes.

-¿Los embarazos no deseados son el otro problema que acosa a las mujeres marroquíes?

En el informe de embarazos no deseados se refleja que las mujeres sufren una serie de daños colaterales muy devastadores. Estamos hablando de mujeres que se quitan la vida al saber que están embarazadas, de crímenes de honor en los que hermanos y padres asesinan a la mujer por estar embarazadas sin casarse. Luego está otro asunto muy serio: los bebés no deseados terminan abandonados en las calles de Marruecos o vendidos a mafias que practican el tráfico ilegal de órganos. Si legalizamos el aborto, evitaremos las muertes pero también estos suicidios, los crímenes de honor, el negocio de las mafias, la encarcelación de los médicos.

-¿Cuál es el perfil más común de las mujeres que toman la decisión de abortar?

Las mujeres abortan. El aborto es una realidad en Marruecos: las ricas viajan y las pobres usan hierbas. El problema se centra en las mujeres pobres, porque las que tienen dinero buscan un médico, o viajan a España, Francia, pero las pobres terminan haciendo el aborto tradicional que es el más dañino para sus cuerpos. El aborto al ser clandestino es más caro, algo clandestino es más costoso que si no lo es. Quien lo hace se arriesga y por eso cobra mucho. Esto va en contra de las mujeres pobres. La gente cree que quiero legalizarlo porque ganaría más dinero, pero es todo lo contrario, quiero democratizarlo en pro de las mujeres pobres.

-¿Cuál es su propuesta concreta?

El aborto en Marruecos es necesario. Hay que legalizarlo de manera formal, y aplicando la definición de salud dela Organización Mundial de la Salud (OMS), porque tiene que haber salud física, emocional y social. El aborto va a satisfacer a esos tres tipos de salud: porque la física frena la muerte de las mujeres, la emocional en caso de violación o malformación representa una muerte silenciosa para la mujer y la social es porque una mujer soltera, o con muchos hijos queda socialmente excluida, discriminada.

-Es decir, ¿usted propone que se incluya el concepto de salud a la ley?

Nada de hacer un proyecto de ley que vaya al Parlamento, es todo mucho más sencillo. Yo sólo pido al Ministro de Sanidad y al de Justicia que hagan una circular para todos los hospitales, en la que se establezca que se tienen que cumplir el concepto de salud dado por la OMS y con esto solucionamos el problema.

-¿Cuáles son sus planes a futuro?

Yo no estoy contra mi país, pero sí a favor de la salud, así que no puedo mirar a otro lado cuando las mujeres mueren en las circunstancias en las que mueren. Pues eso: seguiré trabajando.

Tomado de http://www.lavanguardia.com/

Source: Mayo 2015

Niegan libertad a madre de niña embarazada en Paraguay

Niegan libertad a madre de niña embarazada en Paraguay

La justicia paraguaya rechazó el martes un pedido de libertad condicional de la madre de una niña embarazada tras ser violada presuntamente por su padrastro.

La página digital Judiciales.net informó que el juez Tadeo Fernández no aceptó la revisión de la medida cautelar de la mujer que está en prisión porque según el código penal “establece que establece que no se podrá aplicar medidas alternativas a la prisión a los imputados por crímenes”, explicó el magistrado.

El padrastro está recluido con prisión preventiva en la penitenciaría Tacumbú, en la periferia de la capital paraguaya acusado de coacción sexual a una menor.

La niña, de 10 años, embarazada de casi seis meses, continúa en el hospital de la Cruz Roja local y su caso reavivó el debate sobre la necesidad o no del aborto terapéutico cuando el embarazo es producto de una violación, incesto o enfermedad grave del feto.

En Paraguay está prohibida la interrupción de la gestación, excepto cuando la salud de la madre corre peligro de muerte.

La comisión bicameral del Congreso, en tanto, abrió el martes una audiencia pública para escuchar a los representantes de la sociedad que estén interesados en la modificación del actual código penal, específicamente en lo que se refiere, eventualmente, al aborto.

 

Source: Mayo 2015

[Paraguay] Piden la despenalización del aborto para los casos de abusos sexuales

[Paraguay] Piden la despenalización del aborto para los casos de abusos sexuales

Con el aval de 470.000 firmas, representantes de organizaciones civiles del país y del movimiento Avaaz hicieron su planteamiento a parlamentarios.

Activistas paraguayos y del movimiento cívico internacional Avaaz presentaron ayer al Congreso una carpeta conteniendo más de 470.000 firmas procedentes de todo el mundo, pidiendo por la vida de la niña de diez años embarazada, víctima de abuso sexual. Previamente expusieron sus motivos en el marco de una audiencia pública realizada en la sala bicameral de la sede legislativa.

Solicitaron que el gobierno proteja la integridad de la niña embarazada, quien ha declarado ser víctima de violación por parte de su padrastro.

Paralelamente, con la consigna: “Ninguna niña debe ser madre”, realizaron una colorida manifestación frente al edificio parlamentario, donde un grupo de voluntarios iba actualizando las adhesiones de firmas por parte de la ciudadanía. Hasta el mediodía se obtuvo el apoyo de 470.523 firmantes a favor de la despenalización del aborto.

“Las leyes están para proteger a los más vulnerables, y ¿quién hay tan necesitada de protección como esta niña de 10 años víctima de terribles abusos? Permitir que decida libremente sobre su futuro no solo es crucial para la vida de esta jovencísima niña, sino para el futuro de todas las mujeres y niñas de Paraguay”, expresó en un comunicado Ana Sofía Suárez, representante para Latinoamérica de Avaaz.

A su vez, Margarita Rehnfeldt, de la organización BECA (Base Educativa y Comunitaria de Apoyo), explicó que con el respaldo de Avaaz se pretende lograr la modificación del artículo 109 del Código Penal que penaliza el aborto. “Acá tenemos un alto índice de embarazos en adolescentes, pero también de embarazos por violencia sexual.

Se está tratando la modificación del artículo 109 del Código Penal, se pide la aclaración de que sea despenalizado en los casos de violencia sexual y adolescentes y niñas menores de 15 años. Cuando sean personas menores de 15 años, estamos hablando de abuso y violencia, o sea algún tipo de coacción hay porque ellas no están en condiciones de dar un consentimiento informado para una relación sexual”, puntualizó.

Cuestionó que no haya una política pública relacionada a la sexualidad. “Eso va a permitir que niños y niñas hablen sobre su cuerpo desde muy temprano y de acuerdo a sus condiciones evolutivas”, dijo.

Tomado de http://www.lanacion.com.py/

Source: Mayo 2015

[Argentina] Hay remedios para abortar en un país que prohíbe el aborto

[Argentina] Hay remedios para abortar en un país que prohíbe el aborto

El Oxaprost® se usa para abortar, y no como antirreumático como indica su prospecto y aprueba el ANMAT. Esta ‘cajita’ de 16 o 20 comprimidos constituye un negocio de 312 millones anuales.

Contiene 50 o 75 mg de Diclofenac para los dolores, pero los 200 mcg de Misoprostol para abortar son la razón de su demanda y de su elevado precio: $1250 x 20 comprimidos.

La Organización Mundial de la Salud indica hasta 12 comprimidos de Misoprostol para interrumpir embarazos no deseados, “siempre que la legislación lo permita”, pero en nuestro país reina la clandestinidad. Hablamos de leyes sobre aborto pero no sobre sus remedios.

Por Internet crece un mercado negro que enseña a terminar embarazos y ofrece las pastillas para hacerlo, que produce 100 mil jóvenes desangradas en las guardias hospitalarias y miles de fallecidas cada año.

El Estado no resuelve el problema, pero gasta 15000 millones de pesos anuales para atender las consecuencias negativas de estas prácticas ilegales.

Este remedio aprobado para los dolores y la protección gástrica se vende para abortar, con o sin receta, y el laboratorio Elea factura sin preocuparle como se usa su producto y las devastadoras consecuencias que produce.

¿Por qué no se advierten los riesgos de los productos para abortar?, por ejemplo con una franja negra en su envase como se hace en EE.UU.

¿Cuántas víctimas hacen falta para hablar del tema sin hipocresía?

Hay remedios para el aborto, faltan políticas y soluciones.

Marcelo Peretta
Doctor en Farmacia y Bioquímica
Secretario general del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos SAFYB
marceloperetta@hotmail.com

Source: Mayo 2015

¿De qué sirve penalizar el aborto?

¿De qué sirve penalizar el aborto?

Permítanme comenzar con una aclaración: no creo que se pueda estar a favor del aborto, pero sí al derecho de una mujer a continuar o no con su embarazo. Creo que ninguna mujer “quiere” abortar, sino que es la última alternativa que está dispuesta a tomar y que, una vez decidida, su vida y su libertad no deberían correr peligro. Pues ¿de qué sirve que se le penalice, se le persiga, se le encarcele, si con ello se rompen familias, o se obliga a niñas a ser madres cuando no lo decidieron ni están preparadas para serlo?

Sobre esta situación se han generado argumentos que buscan sostener que la vida humana, desde su inicio hasta su fin natural, debe ser protegida. Y en estos argumentos se han basado legislaciones nacionales e internacionales cuyo objetivo es salvaguardar la vida en sus momentos de mayor fragilidad y vulnerabilidad. Sin embargo, cabe preguntarse si se justifica que ésta tenga un valor supremo incluso cuando hay otras vidas en riesgo, o cuando se dejen desprotegidos otros niños y otras vidas como resultado de encarcelar a las mujeres (y hombres) y que se han visto involucradas en el aborto.

¿Debemos creerle al Obispo de San Salvador, Gregorio de la Rosa Chávez, cuando asegura, enentrevista con BBC, que “Toda vida humana es sagrada. Eliminarla es un asesinato. Y si hay dos vidas en peligro, madre e hijo, hay que salvar la vida del más débil, la del hijo”? ¿O quizá deberíamos repensar en las consecuencias que esto conlleva?

Recientemente ha habido dos temas que presentan el tema del aborto, por un lado la penalización de mujeres que han sido encarceladas por haberlo cometido (y con ello el desmembramiento de familias completas), y por el otro, el de niñas embarazadas y que no pueden recurrir al aborto, porque la legislación en sus países lo prohíbe, y por tanto enfrentan embarazos de alto riesgo para su salud.

Criminalización del aborto

En la nota publicada en este portal el 12 de agosto de 2013, titulada En 4 años fueron condenados 87 mujeres y 21 hombres por aborto, se presenta el caso de una pareja que, al igual que muchas otras, fue arrestada, condenada y encarcelada por un proceso de aborto, el cual, al parecer, no fue provocado. Más aún, Verónica Cruz, directora del Centro Las Libres, sostiene que “no hay procesos contra mujeres ricas, no hay procesos contra hombres que obligaron a abortar a una mujer, no hay procesos contra médicos que practican abortos clandestinos”, entonces ¿a quiénes se está criminalizando? Lamentablemente a mujeres que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, esto es, situaciones de pobreza agravada, con mala alimentación, sin acceso a servicios de salud, exclusión social, etc., mujeres que al verse involucradas en un proceso penal o encarceladas no pueden ver a sus hijos, pierden su trabajo y quedan estigmatizadas no sólo en lo social, sino en la vida laboral, dificultando aún más la situación en la que ya se encontraban. ¿Es que estas mujeres no se encuentran ya en una situación lo suficientemente vulnerable como para verse supeditadas a la valoración de que el producto que están gestando merece mayor protección que ellas?

En la gran mayoría de estos casos, la mujer sostiene que no fue un aborto inducido. Si esto es verdad ¿por qué criminalizarlas? Y si no lo es ¿por qué poner en riesgo su salud al buscar un aborto clandestino? En palabras de Lynn Paltrow, “Ninguna mujer debe enfrentar cargos criminales por tener un aborto o experimentar una pérdida de embarazo… (pues estas medidas) pretenden castigar y no proteger a las mujeres”.

Niñas que son madres

Los resultados de penalizar el aborto son claros y poco prometedores. América Latina es la segunda región con mayor índice de madres adolescentes (la primera es África). Esto de acuerdo con Marcela Suazo de la UNFPA, se debe en parte a la falta de educación, a la pobreza, la desigualdad de género, la discriminación, la falta de acceso a los servicios y al concepto social que se tiene de las niñas y mujeres, pero también a las leyes que prohíben el aborto. Uno de los casos más recientes es el de la pequeña de Paraguay de “10 años, que mide 1,39 metros, pesa 34 kilos y sabe que tiene una bebé en su pancita”, que no puede abortar porque en su país se persigue el aborto a menos que la vida de la madre corra peligro, pues en este país la violación no es un motivo de aborto.

Así, estas niñas se enfrentan a varios problemas, entre los principales, a problemas de salud gineco-obstétrica derivados de una gestación precoz. De acuerdo con el informe Maternidad en la niñez de la UNFPA publicado en 2013, alrededor de 70.000 adolescentes en países en desarrollo mueren al año por causas relacionadas con el embarazo y el parto. Pero también enfrentan otros factores psico-sociales, uno de ellos es llevar su embarazo a término a pesar de haber sido abusadas, violadas o abandonadas por sus parejas. Y otra vez hay que preguntarse ¿por qué la situación de vulnerabilidad de estas pequeñas ha de quedar supeditada a la valoración de que el producto que están gestando merece mayor protección que ellas?

El aborto en el DF

El pasado 25 de abril se realizó la 4a “Marcha por la vida” en el DF, y en ella, los manifestantes solicitaron se derogue la interrupción del embarazo porque a 8 años de la despenalización del aborto en esta entidad federativa se deberían implementar “verdaderas políticas públicas de apoyo a la mujer”, entre ellas fomentar y garantizar el trato digno, la inclusión social, la atención de calidad en todas las clínicas públicas y privadas especialmente a las embarazadas de mayor riesgo, madres solteras, adolescentes y de escasos recursos. Y tienen razón, sólo que estas medidas propuestas, junto con una mayor educación sexual, menos discriminación, etc., no son excluyentes de proveer las condiciones de salubridad y capacitación mínimas necesarias requeridas para que una mujer pueda abortar.

Como señala Alma Beltrán: Se busca que todas las autoridades legislativas, judiciales y administrativas velen por los derechos que protegen a las mujeres, no que los recorten o los restrinjan.

Coincido con Gumaro: “Yo no creo tener derecho para decidir sobre el cuerpo de nadie”.

* Fabiola Villela es Doctora en Bioética y miembro del PUB (@bioeticaunam)

Tomado de http://www.animalpolitico.com/

Source: Mayo 2015

El abuso de menores es un grave problema social en Paraguay

El abuso de menores es un grave problema social en Paraguay

El caso de una niña embarazada de 10 años es reflejo del machismo cultural paraguayo y la benevolencia de las leyes para castigar la violación y el abuso de menores.

A esto se suman la falta de educación, el consumo excesivo de alcohol y el alto nivel de pobreza, dijo el martes a The Associated Press el fiscal Roberto Velázquez, especializado en delitos contra la autonomía sexual y personas indefensas.

Según “mi hipótesis como fiscal elaborada en base a las observaciones y experiencia, las violaciones ocurren con mayor frecuencia en la clase social baja con estos componentes: machismo recalcitrante, consumo excesivo de bebida alcohólica de parte del hombre, falta de educación y concubinos con cinco o seis hijos cohabitando, es decir, durmiendo todos en una misma habitación sin protección de la intimidad”, explicó Velázquez.

A partir de la difusión del caso de la niña de 10 años embarazada de cinco meses, a quien la justicia le negó autorización para someterse a un aborto, el abuso de menores volvió a la primera plana y ha generado debates en diferentes sectores sobre sus causas y la posibilidad de autorizar los abortos terapéuticos. En Paraguay la interrupción del embarazo está prohibida, excepto cuando la vida de la madre corre peligro.

La Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud informó que en 2014 hubo 680 niñas de entre 10 y 14 años que tuvieron un bebé.

Karina Pérez, directora de psicología de la unidad Victimología de la Fiscalía General, explicó que “anualmente atendemos unos 4.000 casos de violencia contra mujeres y el 50% corresponde a abuso sexual de menores de 14 años de edad”.

Para el fiscal Velázquez el machismo aún rige buena parte de la sociedad paraguaya “porque una mamá adulta fue educada en un hogar machista creyendo que el hombre es un ser superior y la mujer una cosa. Entonces, cuando ocurre un presunto hecho punible contra menores, si el padre es el supuesto autor tras la denuncia la anula y perdona al agresor”.

En la misma línea opinó la activista social Angelina Barrientos, de la organización no gubernamental Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas, para quien el machismo “es una realidad en todo el Paraguay, no hay motivos para negarlo, pero es una costumbre contra la que luchamos “.

En diálogo con AP agregó que “el abuso sexual contra niñas es una práctica criminal que no siempre se denuncia porque las menores o sus madres tienen miedo de que el autor les haga un daño mayor, tal vez matarlas”.

El abogado penalista Víctor Melgarejo agregó otra causa al alto nivel de abusos de menores. “El código penal es muy benévolo con los violadores de menores, estableciendo pena carcelaria de tres a 15 años”, dijo a AP.

Añadió que “lo ideal sería que toda violación directamente pase a tipificarse como crimen porque diciendo que las penas van desde tres años nos enfrentamos a la posibilidad de que un juez la considere solamente delito con pena no mayor a cinco años de penitenciaría”.

 

Source: Mayo 2015

'Para abortar, cierra los ojos y déjate caer por las escaleras'

'Para abortar, cierra los ojos y déjate caer por las escaleras'

Poco después de quedarse embarazada por primera vez, Paola Dragnic, que tenía 31 años, empezó a sentirse mal. Al cabo de varias semanas, cuando casi no podía caminar por los dolores, le diagnosticaron un embarazo triploide. “Un ser humano y medio”, resume con crudeza. Un feto con tres juegos de cromosomas que rara vez llega al segundo trimestre de gestación, y que, en su caso, desencadenó en un cáncer de placenta.

Los médicos me decían que fuera Estados Unidos a abortar“, rememora esta periodista especializada en salud -sabía qué le tenían que hacer y qué le estaban negando- y que ahora forma parte de laasociación MILES por los derechos reproductivos, que ha lanzado una polémica campaña a favor del aborto terapéutico, es decir, el inducido por razones médicas. Denuncian que a las mujeres solo les queda la opción del “aborto accidental”. Por eso, en vídeos de ficción,muestran cómo provocarse un aborto chocándose contra un coche o tirándose por unas escaleras.

Los vídeos, que acumulan (sumados) medio millón de visitas en YouTube desde que se lanzaron hace un mes, reclaman la aprobación en Chile de una ley que permita el aborto porque corra peligro la vida de la mujer, por inviabilidad fetal (como el caso de Paola) o por violación. Sólo hay otros cuatro países en el mundo que prohíben el aborto en cualquier circunstancia: El Salvador, República Dominicana, Nicaragua y Malta. Además de El Vaticano.

“La campaña es una ficción. Nosotros no estamos haciendo un llamado a las mujeres para que se tiren por las escaleras. Es una reflexión. Es tanta la desesperación de las mujeres cuando les dicen [los médicos] que tienen que ponerse a rezar o a subir escaleras para provocarse un aborto espontáneo. Es una paradoja que las mujeres no podamos tener acceso a la ciencia”, relata Claudia Dices, directora de la asociación Miles.

El aborto fue un derecho de la mujer hasta que lo suprimió la dictadura militar de Augusto Pinochet en 1989 . Desde entonces, no se ha regulado. “En los últimos 25 años en el país han gobernado alianzas entre partidos de centro izquierda y centro, y la derecha. La ideología que está detrás tiene que ver con una creencia católica y la Iglesia está en contra de los derechos sexuales y reproductivos“, explica Claudia, que reconoce que la campaña es “provocativa” y que han recibido muchas críticas, desde, precisamente, “posiciones religiosas” y “poderes económicos y una élite que dirige nuestro país”.

La campaña coincide con la tramitación del Proyecto de Ley que pretende restaurar el aborto terapeútico en Chile , una de las promesas electorales de la presidenta Michelle Bachelet en su última campaña presidencial .

El futuro texto está ahora en la Comisión de Salud de la Cámara de los Diputados. Allí se votará, de ahí pasará a la Comisión Constitucional y, por último, al Senado. “Podría estar entrando al Senado en octubre, más o menos”, adivina, esperanzada, Claudia.La sociedad está de su lado: según una encuesta de febrero de este año, el 71% de los chilenos está a favor de la despenalización del aborto.

Si finalmente sale adelante y se aprueba, nunca más serán noticia los casos de niñas de 11 y 13 años violadas por familiares que son obligadas a dar a luz.. Tampoco habrá más casos como el de Paola, la mujer cuya historia desencadena este texto. A los cuatro meses de embarazo, con una tripa que parecía el doble por los tumores que aplastaban el feto, la ingresaron de urgencia. Le examinaron los pulmones, para descartar que el cáncer se hubiera extendido.

“Me metieron una pastilla en la vagina que te produce contracciones y te provoca el parto”, vuelve a recordar, al teléfono. Pidió que le pusieran anestesia, porque no iba a ser madre, el feto estaba muerto.Al despertar, sólo preguntó: ¿Todavía tengo útero?. Un año después, nació Sofía. Dos años después, Simón. Y un día, cuando le iba a recoger al colegio, escribió su historia en una nota en Facebook. La compartieron 50.000 personas en dos horas. Hoy, unos vídeos impactantes, reclaman lo mismo. “Es una deuda de la democracia. Chile está viviendo una especie de despertar ciudadano, de movimientos, de sindicatos, donde se están poniendo sobre la mesa temas que son deudas y que critican el orden social existente”, concluye Claudia.

Tomado de http://www.elmundo.es/

Source: Mayo 2015