Abortos y salud sexual reproductiva

Abortos y salud sexual reproductiva

[Perú] Los datos que se han revelados sobre los abortos en nuestra ciudad son realmente alarmantes, porque se refiere que cada día llegan al Hospital Regional de Ayacucho en promedio dos casos de mujeres que se practicaron un aborto clandestino y tuvieron complicaciones en la misma, por ello llegaron al nosocomio local. Pero el otro dato relevante es que estos casos son los que se conocen pero aún está en incógnita sobre los otros casos de abortos clandestinos que se realizarían diariamente y que no llegan al nosocomio local ya que no hay complicaciones en la misma.

Según algunos organismos internacionales, en América Latina hay una alta proporción de embarazos no deseados. En el Perú llegan al 60%. Debemos entender que esta realidad se manifiesta porque cuando las mujeres deciden controlar su fertilidad encuentran barreras físicas y sociales que les impiden tener acceso a los métodos anticonceptivos. Asimismo ante la alta incidencia de embarazos no deseados, también existen restricciones legales para que la mujer pueda decidir no tener el hijo, entonces las mujeres de menores ingresos con embarazos indeseados tienen dificultades para encontrar orientación oportuna.

Ante las barreras legales se practican en clandestinidad y precariedad los abortos, que ponen en peligro la vida de la mujer. La Organización Mundial de la Salud calcula que en el mundo se practican aproximadamente 20 millones de abortos de alto riesgo cada año, y que el 99.9% de la mortalidad materna por aborto ocurre en los países en desarrollo.

Esta realidad en cifras -de la cantidad de abortos que se practican, alta incidencia de embarazos no deseados, especialmente en mujeres adolescentes- tiene un correlato en algunas acciones que no se están aplicando oportunamente el estado y sus instancias gubernamentales.

Es necesario precisar que existe deficiencia en la educación sexual en los adolescentes, tabúes sociales que no permiten que los y las adolescentes ejerzan de forma responsable su sexualidad, lo cual tampoco permiten que ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos.

Otra realidad concreta es que en temas de planificación familiar, métodos anticonceptivos, propuestas de abortos terapéuticos o propuestas de normas que permitan el abortos en caso de violación, son interferidos por los mandatos religiosos y la negación política y, que convierten al embarazo no deseado en bombas de tiempo que afectan las condiciones sociales y la salud pública de la población de nuestra región.

Ciertamente hay servicios que brinda el sector salud planificación familiar, métodos anticonceptivos, atención al adolescente, son deficientes o limitados, porque en muchos casos aún se persiste con la misma cantidad de personal profesional atendiendo a un público usuario que se ha incrementado considerablemente. En otros casos, los tratos son tan inadecuados que no permite que la población retorne a seguir con su control, a consultar otras dudas sobre métodos anticonceptivos, en especial los y las adolescentes.

La falta de acceso de millones de mujeres latinoamericanas a información y servicios oportunos y de buena calidad en salud sexual y reproductiva continúa siendo un problema, a pesar de algunos esfuerzos de los gobiernos, de las agencias de cooperación internacional, las ONG locales y los mismos trabajadores de la salud.

Fuentehttp://www.jornada.com.pe

Source: Marzo 2014