República Dominicana: Penalización del aborto constituye una disposición "vergonzosa" para el país

Tras considerar la penalización del aborto como una de las disposiciones más vergonzosas del ordenamiento jurídico dominicano, la Colectiva Mujer y Salud instó hoy al Congreso a aprovechar la modificación del Código Penal para liberar de la maternidad forzada, a las mujeres y niñas víctimas de violación o que vean en peligro su salud fruto del embarazo.

 

La entidad, dirigida por Sergia Galván, sostiene que en este aspecto la República Dominicana presenta décadas de atraso en relación al resto del mundo, “siendo uno de apenas 6 países que mantienen la prohibición absoluta”.

Refiere que desde hace años las encuestas de opinión vienen confirmando que la mayoría del electorado dominicano está a favor de la despenalización parcial o por causales de la interrupción del embarazo.

Hizo referencia a los datos de Barómetro de Las Américas 2012, que revelan que el 61.2% de la población dominicana está favor de que se despenalice el aborto cuando peligra la salud de la mujer. De los que así opinaron, el 60.4% fueron hombres y el 62.1% mujeres.

El artículo 37 de la Constitución establece: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte”.

“Quizás el dato más revelador de la encuesta sea el referido a la relación entre la actitud hacia la despenalización y grado de religiosidad, observándose claras mayorías (57.4%) a favor de la despenalización en todos los grupos, incluyendo aquellos para quienes la religión es muy importante”, destaca una nota de la Colectiva Mujer y Salud.

Considera que los legisladores y legisladoras no pueden seguir ignorando la opinión de sus electores, evidenciada no sólo en las encuestas sino también en las elecciones del 2010, cuando la mayoría de los que votaron por el artículo 30 (37 en la Constitución aprobada) fueron reelectos “a pesar del descrédito y de las amenazas lanzadas desde los púlpitos”.

De acuerdo con la organización de la sociedad civil, la reforma del Código Penal “permite enmendar una disposición que el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas ha declarado como una forma de tortura y una violación a los derechos humanos de las mujeres”.

“En pleno siglo XXI no podemos seguir viviendo en una teocracia legislativa que impone a toda la ciudadanía la obligación de cumplir preceptos religiosos que no solo chocan con las más elementales normas democráticas, sino que además son rechazadas por la mayoría del electorado y hasta de los mismos creyentes”, agrega el comunicado.

El artículo 37 de la Constitución establece: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte”.

Para distintos sectores el texto constitucional no deja brecha a la interrupción del embarazo por razones terapéuticas.

 

Fuente: 7dias.com.do

Source: Febrero 2014