Comienza audiencia sobre ley de aborto en Texas

Comienza audiencia sobre ley de aborto en Texas

AUSTIN — La lucha por la nueva ley del aborto en Texas llegó el lunes a los tribunales como parte de un desafío judicial que intentará anular elementos de la legislación impulsada por los republicanos que provocó protestas masivas este verano en la Legislatura estatal.

Tres grupos alegarán en tribunales federales de aquí que las nuevas normas que exigen que los proveedores de abortos dispongan de privilegios en hospitales locales y que se restrinja el acceso a los

fármacos que inducen el aborto, son inconstitucionales y constituyen una carga para las mujeres.

De manera colectiva, el Centro de Derechos Reproductores, la organización Planned Parenthood y la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos tiene planes de convocar a cinco testigos, presentar testimonios por escrito de tres expertos y un conjunto de datos y documentos para sustentar su caso, según indican materiales judiciales divulgados el viernes.

El equipo legal del procurador general Greg Abbot defenderá la medida contra el aborto a nombre del estado y alegará que se trata de una legislación sólida y que los tres grupos que han presentado la demanda no son legítimos como para emprender una acción legal en este caso.

El equipo de Abbott ha expresado en documentos judiciales que no llamará a testigos sino que basará todo su caso en testimonios por escrito de ocho expertos.

El encuentro judicial en Austin puede durar al menos dos días y es el resultado de semanas de rencores y luchas partidistas en la Legislatura, que aprobó en julio unas de las regulaciones más estrictas contra el aborto en el país.

Incluida en la propuesta hay una prohibición al aborto después de las 20 semanas de embarazo, además de normas que sólo permiten que se realicen abortos en centros quirúrgicos y que los médicos que los practiquen tengan privilegios en hospitales cercanos. También exige un mayor control a los fármacos que inducen abortos.

Fallo para el 28 de octubre

En la demanda, grupos a favor del derecho al aborto critican dos partes de la legislación que deben entrar en vigor el 29 de octubre: la que exige que los médicos obtengan privilegios en hospitales locales que se encuentre a menos de 30 millas del sitio donde se realizan los abortos y otra que dicta cuándo se pueden usar los fármacos para inducir abortos.

El juez federal de distrito Lee Yeakel ha indicado que podría emitir un fallo sobre este caso el 28 de octubre, según informaron abogados.

Pero los defensores del aborto afirman que los hospitales locales rara vez otorgan privilegios de admisión a los médicos que practican abortos, además de que la ley obligará a clínicas en Lubbock, Waco, Killeen, Harlingen y McAllen, así como a tres proveedores en Fort Worth, que dejen de practicar abortos.

El resultado, según documentos judiciales, será que alrededor de 22,000 mujeres en Texas cada año no podrán tener acceso a los abortos, mientras que una de cada 12 que busquen ese procedimiento se verá obligada a viajar más de 100 millas para llegar a una clínica.

Fuentehttp://lavoztx.com/

Source: Octubre 2013