Bolivia: Hablemos del aborto

Bolivia: Hablemos del aborto

Debatir sobre el aborto es un deber ético, teniendo en cuenta que, según las leyes de la mayoría de países, entre ellos Bolivia, su ejercicio es un delito, lo que provoca que 68.000 mujeres mueran en el mundo por esta razón (en Bolivia, unas 480); siendo el aborto clandestino una de las primeras causas de mortalidad de las mujeres. A esta cifra tenemos que sumar las adolescentes que mueren en el parto porque tienen

mayor riesgo de eclampsia, toxemia o de parto obstruido, o las mujeres a las cuales no se les permite medicarse a tiempo para vencer enfermedades mortales (como el caso de la mujer a la que se le impidió la aplicación de la quimioterapia por estar embarazada). Sin mencionar las consecuencias de un parto mal realizado. Esto nos lleva a plantear el siguiente dilema: ¿Es factible elegir entre un embrión de pocas semanas o una mujer hecha y derecha con intereses, perspectivas de vida, que es madre, hija, hermana, esposa, ciudadana que participa activamente en la sociedad, que además produce, consume y crea?

Uno de los argumentos esgrimidos por los que se oponen al aborto legal y seguro es que el embrión es un ser vivo. Indudablemente, lo es, no vamos a discutir por ello. Pero es tan ser vivo como lo puede ser una bacteria, una lechuga o un virus, y esto no lo convierte en individuo con derechos. Respetar la vida en términos genéricos nos llevaría la conclusión de que no podríamos comer seres vivos como el brócoli o el yogur. Parece una comparación extrema, pero lo único que hago es seguir con una línea de pensamiento.

Por otro lado, tampoco el hecho de pertenecer al homo sapiens es relevante en términos legales, porque el embrión es sólo un conjunto de células que, aunque contienen el ADN humano, no puede alcanzar el rango de persona. Si diéramos por cierto este hecho, es decir, respetar cualquier conjunto de células con ADN humano, no podríamos desechar los tumores que son extraídos y tampoco podríamos barrer el polvo de nuestra casa porque allí se encontrarían millones de células humanas susceptibles de ser replicadas en cualquier proceso de clonación. Decir que el embrión es un humano potencial nos llevaría a un caos en el sistema legal porque tendríamos que aceptar la potencialidad como un factor decisivo. Es decir, como yo soy un cadáver potencial (todos los somos), mis hijas podrían enterrarme; o como soy una persona de la tercera edad en potencia, puedo pedirle al chofer del micro que me haga el descuento correspondiente; o pedirle a mi madre la herencia ya que soy su heredera potencial; cualquier pederasta podría argumentar que un niño es un adulto potencial y pedir el sobreseimiento del caso; y así una serie de despropósitos consecuencia de este razonamiento.

En estos días se ha llegado a acusar a las mujeres que practican el aborto como homicidas, lo cual nos debería llevar a hacer unas cuantas puntualizaciones. Primero, revisar el concepto de homicidio: el resultado de una acción u omisión mediante el cual se priva de la vida a otra persona ya sea dolosa o culposamente (RAE). El paso siguiente sería: ¿Qué define a la persona? Y aquí ya hay consenso, la persona es la que tiene la capacidad de sentir (que se constituye en el fundamento del reconocimiento moral): poder experimentar sensaciones, emociones y sentimientos, y tener intereses (necesidades y deseos), donde el dolor y el sufrimiento son sólo una parte y ni siquiera la más importante. ¿Cuándo un feto es un ser sintiente, por lo tanto, una persona con derechos? La ciencia lo define claramente: cuando tiene un mínimo de actividad cerebral. Es decir, antes, puede ser equiparable a un ser humano que por diversas circunstancias está en estado vegetativo y deja de ser alguien para convertirse en algo, un cuerpo vivo funcionando sin la conciencia de sí mismo. En ambos casos, el trato legal debería de ser parecido.

La ciencia define el plazo legal para un aborto en tanto y en cuanto el feto no tenga cerebro, es decir las primeras 12 semanas de embarazo. En mi opinión, no deberían importar las causas que lleven a una mujer a este extremo. Después, sólo se aceptaría una interrupción del embarazo en caso de riesgo para la madre o graves malformaciones del feto. Ni siquiera la violación debería tomarse en cuenta, ya que este supuesto debería de ser solventado en los márgenes iniciales.

Respondiendo al dilema inicial, si me dan a elegir entre la vida de una mujer y un feto sin cerebro, yo lo tengo muy claro…

La autora es escritora

Fuente: http://www.lostiempos.com/ 

Source: Julio 2013

[VIDEO] El aborto no es un crimen

[VIDEO] El aborto no es un crimen

 Las leyes que penalizan el aborto suponen que la amenaza de detención o prisión impedirá que las mujeres tengan abortos. La realidad es que el aborto siempre será necesario. Anualmente unos 33 millones de usuarias de anticonceptivos en el mundo tienen un embarazo accidental mientras usan anticonceptivos, según la Organización Mundial de la Salud. Pero las leyes que penalizan el aborto hacen poco por disminuir el número de abortos, sino que aumentan la probabilidad de que el aborto sea inseguro.



Las leyes de aborto punitivas tienen efectos nocivos en la salud y los derechos humanos de las mujeres y estigmatizan aun más el aborto, un procedimiento médico seguro y común. Las leyes no deben emplearse para asustar, avergonzar o encarcelar a una mujer por interrumpir su embarazo.

Para ver el video haga clic aquí

Fuente: Ipas.org

Source: Julio 2013

[CAMPAÑA] Figuras públicas apoyan la despenalización del aborto terapéutico en Chile

[CAMPAÑA] Figuras públicas apoyan la despenalización del aborto terapéutico en Chile

MILES es una articulación que reúne a organizaciones, personas, redes e instituciones con destacada trayectoria, que se han unido para desarrollar una estrategia de debate público con el objetivo de lograr que Chile cuente con una LEY DE INTERRUPCION DEL EMBARAZO POR RAZONES TERAPEUTICAS que respete el derecho a la vida y a la salud de las mujeres. Como coalición, MILES busca un marco de discusión democrática, amplia y sin exclusiones, que cree un entorno favorable para la promoción y discusión de los marcos regulatorios. En función de esto ha definido como sus ámbitos de

acción la creación de instancias de debate y de trabajo con la ciudadanía. La necesidad de una legislación que regule la interrupción legal del embarazo se repuso como debate a partir de la exposición mediática de casos que representan lo injusto del orden legal vigente. Queremos ampliar la discusión y decidir como un país democrático. http://www.mileschile.cl

Video aquí

Source: Julio 2013

Irlanda votará nueva ley de aborto

Irlanda votará nueva ley de aborto

El Parlamento irlandés vota este miércoles una nueva ley del aborto que incluye la amenaza de suicidio como motivo para abortar.

Esta es la cláusula que más preocupa a algunos conservadores, pues creen que abrirá la puerta en Irlanda a lo que denominan “abortos a la carta”.

En la actualidad el aborto es ilegal en Irlanda menos cuando la vida de la madre, en vez de su salud, está en riesgo pero está sujeto a la interpretación de los médicos, que normalmente tienden a

negarse a interrumpir embarazos por miedo a consecuencias legales o por convicciones religiosas en un país mayoritariamente católico.

La nueva ley será más clara al respecto y sustituirá a la normativa actual, que permite interrupciones del embarazo en circunstancias muy limitadas siguiendo directrices muy vagas recogidas en la Constitución irlandesa.

Fuente:  bbc.co.uk

Source: Julio 2013

Suspenden norma en EU que restringe derecho al aborto

Suspenden norma en EU que restringe derecho al aborto

 La orden de restricción permanecerá hasta que se realice una audiencia más amplia el próximo 17 de julio.

Un juez de Wisconsin, Estados Unidos, ordenó la suspensión temporal de una nueva y restrictiva ley que limita el derecho de las mujeres al aborto, informó hoy la página web de la televisora CNN.

El juez de distrito William Conley expresó su fallo después de una demanda presentada por las organizaciones Federación Planned Parenthood y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, en

rechazo a la legislación aprobada el pasado viernes por el gobernador republicano Scott Walker y que entró en vigor el lunes.

La orden de restricción permanecerá hasta que se realice una audiencia más amplia el próximo 17 de julio. 
La medida aprobada por Walker obligaría a las mujeres a someterse a pruebas de ultrasonido y a escuchar la descripción de aspectos del feto antes de realizarse un aborto.

Además exigiría también a los médicos obtener una autorización para ingresar pacientes a los hospitales locales, lo cual puede llegar a ser imposible, pues algunos nosocomios se oponen a la interrupción del embarazo.

En tanto, legisladores republicanos del sureño estado de Texas quieren reactivar su pretensión de hacer avanzar el proyecto de ley que cerraría casi todas las clínicas de abortos allí, y prohíbe la interrupción del embarazo pasadas las 20 semanas de gestación.

Un primer intento fue derrotado el mes pasado en una acción impulsada por la senadora texana Wendy Davis.

El aborto es motivo de controversias en EU. Seguidores y detractores han realizado numerosas manifestaciones a lo largo y ancho de este país en un año en que se cumple el aniversario 40 de la sentencia de Roe contra Wade (22 de enero de 1973), que legalizó este derecho en territorio estadounidense.

La Corte Suprema de Justicia concluyó en ese dictamen que el aborto es un derecho fundamental garantizado por la Constitución, amparándose en el derecho al respeto de la vida privada.

Unas mil 800 clínicas ofrecen servicios de aborto en el país, pero 83 por ciento de los estados no cuentan con instalaciones de este tipo, según reportes de prensa.

Washington, 9 jul 13 (Cimacnoticias/PL)

Fuente: rotativo.com.mx/

Source: Julio 2013

Se reabre en Chile debate sobre el aborto

Se reabre en Chile debate sobre el aborto

El caso de una menor de 11 años embarazada tras ser violada por su padrastro, revivió en Chile el debate por el aborto, pues su legislación lo prohíbe, incluso el terapéutico o en caso como este.

El caso de una menor de 11 años embarazada tras ser violada por su padrastro, revivió en Chile el debate por el aborto, pues su legislación lo prohíbe, incluso el terapéutico o en caso como este.

El caso de la menor, conocida sólo como Belén, ha impactado a la sociedad chilena, debido a que pese a los informes médicos por los peligros en la salud de la niña, la legislación no le permite

interrumpir el embrazo. 
Los medios locales han abierto sus puertas al debate, donde se confrontan las posiciones de los entre los más liberales y el influyente sector conservadores del país, los mismos que lograron prohibir incluso el aborto terapéutico en 1989, cuando terminaban el régimen militar de Augusto Pinochet.

El asunto se ha vuelto importante en momentos en que Chile vive un convulsionado panorama electoral, con presidenciales y parlamentarias para noviembre, en medio de una agitación social que pide reformas políticas y en la educación, la salud y el bienestar social.

Mientras organizaciones de la salud y los mismos candidatos muestran sus posiciones, salen a reducir cifras sobre el embrazo adolecente en Chile.

De acuerdo al Servicio Nacional de Menores, durante el año 2012, se presenciaron 874 casos de embarazos en niñas menores de 15 años, 600 de ellas tenían menos de 14 años.

De todos modos, la cifra revela una disminución respecto a años anteriores, pues antes del año 2009 se contabilizaban más de mil casos anuales.

Si bien las políticas sobre embrazo adolecente parecieran estar dando resultados, el problema del aborto en caso de violación y el terapéutico había sido un tabú, ante la fuerte presión de los sectores conservadores.

Como respuesta a esta situación, el senador socialista Fulvio Rossi solicitó poner urgencia al proyecto de ley sobre el aborto terapéutico presentado en marzo en el Congreso y que se encuentra actualmente en la comisión de Salud.

“Hay que jerarquizar desde el punto de vista de los valores el tema de la protección de la vida porque no puede ser lo mismo alguien que está por nacer y que tiene dignidad, pero una niñita de 11 años que tiene un futuro, yo creo que desde ese punto de vista tiene que haber una jerarquización”, dijo el senador.

A esta solicitud se han unido los profesionales de la salud. Es así como el Colegio de Matronas y Matrones de Chile señaló la necesidad de aplicar el aborto en casos como este.

Anita Román, presidenta del gremio de las matronas y matrones, señaló que este caso “obliga a Chile no solo a legislar ahora sobre el aborto terapéutico, sino que además deja en evidencia el nulo abordaje de la pedofilia desde el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud”.

Añadió que si bien este es un caso extremo, que involucra a una niña, existen además cientos de situaciones de mujeres y adolescentes abusadas sexualmente en nuestro país por individuos cercanos y que deben soportar un embarazo no deseado”, señaló Román.

“Se debe debatir ahora este tema y esperamos que el gobierno sea el primero que dé ese paso”, explicó la dirigente.

En eso coincide también el gremio de médicos de Chile, tal como señala su presidente Enrique Paris.

“El Departamento de Etica del Colegio Médico tiene una posición clara sobre esta materia, que la interrupción terapéutica del embarazo debe ser reinstalada en el país, en los casos en que la vida de la madre está en peligro, el feto sea inviable y en el caso de la violación”, dijo Paris

Al mismo tiempo señaló los peligros que corre una niña de 11 años de continuar con su embarazo, como hipertensión o preclampsia y los riesgos genéticos para el feto.

A este llamado también se han sumado los candidatos presidenciales de oposición Michelle Bachelet, que también es médico, y Marco Enriquez-Ominami.

“Yo he dicho que me parece que hay que despenalizar el aborto particularmente en aquellos casos vinculados a violaciones y en el aborto terapéutico. Eso he dicho en cualquier edad, pero mucho más es en el caso de la niñita con la situación que yo he leído” , indicó Bachelet.

Enríquez-Ominami fue más enfático en señalar que “es inaceptable que la madre de esa niña, la niña y el médico tomen una decisión con una pistola en la cabeza y la amenaza de cárcel por lo que decidan o no hacer”, por lo que llamó a aprobar el aborto terapéutico pero también el “derecho de la mujer a decidir sobre sus derechos sexuales y reproductivos”.

Mientras el gobierno ha guardado distancia sobre el tema y no hay un pronunciamiento oficial, sectores religiosos han aparecido defendiendo el derecho a la vida.

La diputada de derecha Mónica Zalaquett, habló a nombre del comando del candidato presidencial oficialista Pablo Longueira, señalando que lo principal es defender la vida.

“El aborto no tiene apellido. El aborto atenta contra una vida, contra un ser que vive. Por eso digo que no podemos instrumentalizar un hecho tan doloroso y tan trágico como el que está viviendo la menor para tomar decisiones apresuradas”, indicó.

Fuentespanish.peopledaily.com.cn/

Source: Julio 2013

[CHILE] Violación y embarazo II

[CHILE] Violación y embarazo II

Carta al director del Diario El Mercurio, Chile. Publicada en versión física (A-2) y on line.

Señor Director:

Una niña de 11 años fue violada reiteradamente por su padrastro y, a causa de ello, resultó embarazada. Ella deberá, de acuerdo con nuestra legislación, llevar a término un embarazo producto de una agresión sexual. Sobrellevar esta imposición es objetable.

Primero, se debe descartar el argumento referido a que una niña soporte su embarazo para no desconocer el supuesto derecho a la vida del nonato. Tal como previno la Corte Interamericana en el caso Artavia: “Entender el derecho a la vida como absoluto no tiene sustento en la Convención”, insistiendo en hacer presente que la defensa de la protección sin excepción de la vida intrauterina es contraria a la tutela de los derechos humanos -incluidos los derechos de las mujeres-, lo que constituye el objeto de la Convención (Párr. 259, 264 y 273).

Segundo, carece de proporcionalidad coaccionar a una mujer -y con mayor razón a una niña- a padecer un embarazo que no consintió. Pensar lo contrario supone insinuar que ella tendría deberes maternales naturales, considerándola como una “incubadora” al servicio de la sociedad. Además, la minoría de edad no puede operar como pretexto para castigar dos veces a una niña negándole la protección de su interés superior como prescribe la Convención sobre los Derechos del Niño. Hacerla responsable supone revalidar un derecho de menores de carácter tutelar que, bajo el subterfugio de proteger a los niños vulnerables, los estigmatiza y criminaliza.

Tercero, cabe recordar que el Comité de DD.HH. del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos sostuvo que la coacción a una niña para que lleve a término un embarazo producto de una violación constituye un trato cruel, inhumano y degradante (caso L.M.R. v. Argentina, Párr. 9.2), siendo particularmente importante la protección cuando se trata de niños (Observación General Nº 20 del Comité) pues, además, desde un punto de vista médico un embarazo de una niña es siempre de alto riesgo.

Consideramos que en razón de estos argumentos, y más allá del caso concreto, se justifica la despenalización, a lo menos parcial, del aborto.

María Luisa Bascúr – Universidad de Chile
Jaime Bassa – Universidad de Valparaíso
Alma Beltrán y Puga – Grupo de Información en Reproducción Elegida-México
Camila Blanco – Universidad Nacional de la Plata-Argentina
Lidia Casas – Universidad Diego Portales
Alejandra Cárdenas – Harvard University
Susana Chávez – Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro
Eduardo Chia – Fundación Instituto Igualdad
Alberto Coddou – Universidad Diego Portales
Pablo Contreras – Universidad Alberto Hurtado
Julieta Escalante – IPAS-México
Beatriz Galli – Plataforma Brasileña de Derechos Económicos Sociales y Culturales
William García – Universidad de Chile
Matías Guiloff – Universidad Diego Portales
Alfonso Henríquez – Universidad de Concepción
Catalina Lagos – Universidad de Chile
Domingo Lovera – Universidad Diego Portales
Valeria Lübbert – American University
Diana Maquilón – Universidad Diego Portales
Fernando Muñoz – Universidad Austral
Verónica Nudman – Universidad Mayor
Agustina Ramón – Centro de Estudios de Estado y Sociedad-Argentina
Luis Villavicencio – Universidad de Valparaíso
Tomás Vial – Universidad Diego Portales
Christian Viera – Universidad de Viña del Mar
Lieta Vivaldi – Universidad de Talca
Viviana Bohórquez – Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres-Colombia
Yanira Zúñiga – Universidad Austral
Alejandra Zúñiga – Universidad de Valparaíso

Fuente: elmercurio.com 

Source: Julio 2013