Formosa 2011: mueren 15 mujeres por aborto

Formosa 2011: mueren 15 mujeres por aborto

La tasa de mortalidad materna por aborto bajó 28% en 10 años en todo el país. Según los organismos oficiales se debe a la aplicación del Programa Nacional de Salud Reproductiva y al uso de fármacos para realizar la interrupción del embarazo. Con estos números en mano, la mortalidad materna total en el país no mejoró como se esperaba, aunque las originadas como consecuencia de complicaciones por aborto descendieron más que el promedio.

 

 Las explicaciones se pueden resumir en dos. Por un lado, la existencia del Programa de Salud Reproductiva y Planificación Familiar (ley 25.673), que este año cumple una década.

Por otro, la mayor cantidad de “abortos medicamentosos”, es decir, interrupciones voluntarias de embarazos que se realizan con fármacos. El conocimiento de esta opción está cada vez más extendido e incluso existe una línea telefónica y un manual en Internet que explican de qué se trata.

Aunque este método no está exento de riesgos, es mucho más seguro que las técnicas tradicionales como las sondas o agujas de tejer.
Los datos de Formosa señalan que durante el 2011 murieron 15 mujeres como consecuencia de realizarse prácticas abortivas, de las cuales 5 murieron durante la práctica abortiva, 8 en forma inmediata al hecho y 2 en forma indirecta, según el informe del Ministerio de Salud de la Nación en el Anuario 2011.

Tasa de mortalidad

La mortalidad materna es una tasa que mide el número de muertes de mujeres mientras están embarazadas o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, debido a cualquier causa relacionada con el embarazo o su atención pero no por causas accidentales. La tasa actual de Argentina es de cuatro mujeres muertas cada 10 mil nacimientos vivos. Y de estas, una es por aborto.

Importancia. ¿Por qué es importante la tasa de mortalidad materna? Porque es un índice que da cuenta de muchas otras problemáticas.
En primera instancia, se relaciona con la equidad de género y la discriminación: las mujeres pobres, con menor nivel de educación y acceso la salud, son las más afectadas.

Además, la mortalidad materna se relaciona directamente con problemas estructurales que dependen de políticas del Estado. Específicamente, con las posibilidades de acceso a programas de salud sexual y reproductiva, y la calidad de los servicios de salud prenatal, del parto y del puerperio.

Históricamente, el aborto ha sido la primera causa de la mortalidad materna. Mientras la tasa de esta se ve como meseta en la última década (bajó de 4,6 en 2002 a cuatro en 2011), la de aborto descendió 28 por ciento (de 1,4 por ciento a uno) en el mismo período.

De esta manera, mientras que en 2002, los fallecimientos por aborto representaban el 31 por ciento del total de las muertes maternas (100 muertes de 320), en 2011 descendió a 24 por ciento (73 de 302).

Los datos son del Ministerio de Salud de la Nación y se dieron a conocer hace pocos días

Source: Febrero 2013