Aborto: planteos sobre cambios generó críticas

Aborto: planteos sobre cambios generó críticas
El planteo del subsecretario de Salud, Leonel Briozzo, acerca de una eventual modificación de la reglamentación del aborto en lo que refiere a la objeción de conciencia, provocó cuestionamientos desde filas de la oposición política.

Algo más del 30% de los ginecólogos de todo el país presentó objeción de conciencia para evitar practicar abortos. Además, en alguno

s departamentos objetaron todos o casi todos los especialistas, causando un problema a la implementación de la ley.

Al respecto, el subsecretario Briozzo ha dicho que hay algunas objeciones que pueden ser “reales” y otras “que no lo son tanto” porque no son por motivos filosóficos o religiosos, sino por “conveniencia”.

El tema va a ser analizado el 15 de marzo durante un taller organizado por el Ministerio de Salud Pública, en el que van a participar especialistas de la Facultad de Medicina, la Facultad de Derecho y el Colegio Médico.    Uno de los ejes centrales de la discusión será si la objeción debe ser fundamentada o no. 

El subsecretario Briozzo sostiene que  la objeción debe estar justificada, algo que ni la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo ni su reglamentación establecen. Por eso, dijo que “no descarta” que se apliquen cambios en el decreto reglamentario de la norma. 

El diputado nacionalista Javier García recordó en diálogo con El Observador que el artículo 11 de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo ya establece las condiciones necesarias para objetar: “La objeción de conciencia podrá manifestarse o revocarse en forma expresa, en cualquier momento, bastando para ello la comunicación a las autoridades de la institución en la que se desempeña”.

Según García, si la ley dice que “bastará” con esa sola expresión, el tema “no admite más reglamentación”. “Quien quiera limitarlo incurre en una ilegalidad. No puede haber autoridad o ateneo que pase por encima de la ley”, agregó.

El senador colorado Alfredo Solari coincidió con García en su planteo, y también cuestionó que el MSP no invite al taller a la Sociedad de Ginecología. “Briozzo insiste en una solución manca, porque con quien tiene que dialogar y llegar a un entendimiento es con sus pares: los ginecólogos. Si no los consulta, ninguno se va a sentir obligado por lo que allí se defina”, advirtió.

Un grupo de ginecólogos, entre los que figuran algunos catedráticos grado 5, ya habían cuestionado las disposiciones actuales de la objeción de conciencia. Este grupo de profesionales presentó un recurso contra la reglamentación.

Source: Febrero 2013