El permiso paterno será necesario para abortar con 16 y 17 años

El permiso paterno será necesario para abortar con 16 y 17 años

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado una reforma de la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo para exigir el consentimiento paterno en los casos de las menores de edad que quieran abortar.

Así lo ha anunciado Ruiz-Gallardón en su primera comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, en la que ha recordado que la ley actual fue aprobada “sin consenso y con la opinión desfavorable de los órganos consultivos” y ha señalado que la reforma se inspirará en la defensa del derecho a la vida según la doctrina ya definida por el Tribunal Constitucional, según Efe.

 

La ley vigente desde julio de 2010 no exige el consentimiento paterno, pero sí que los progenitores sean informados de que sus hijas de entre 16 y 17 años van a interrumpir su embarazo, siempre que éstas no aleguen peligro de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos o una situación de desarraigo o desamparo.

El titular de Justicia argumentó que esta reforma de la Ley del Aborto era una promesa electoral del PP, por lo que con esta modificación lo que harán es llevar a la práctica un compromiso adquirido ante los ciudadanos.

“Se trata de la reforma legislativa parcial más importante. Que no les sorprenda que la anuncie yo porque la trataremos en esta comisión. Fue aprobada sin el consenso de los órganos consultivos. Nos inspiraremos en la doctrina defendida en el Tribunal Constitucional y por supuesto principios anunciados por nuestro partido estarán incluidos en esta reforma”, ha explicado Gallardón.

La norma aprobada por el Gobierno de Zapatero supuso una reforma en profundidad de la legislación anterior, vigente desde el año 1985, cuando se despenalizó el aborto en las primeras 12 semanas de gestación en los supuestos de violación; hasta 22 semanas en casos de riesgos de malformaciones en el feto; y sin límite en el supuesto de riesgo para la salud física o mental de la madre.

Los últimos datos oficiales sobre abortos en España se hicieron públicos en diciembre del pasado año, y revelaron que en el año 2010 113.032 mujeres interrumpieron voluntariamente el embarazo, lo que supuso un aumento del 1,3% respecto a las cifras del año anterior.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, el número de intervenciones que se registraron desde la entrada en vigor de la ley -el 5 de julio de 2010- hasta el final del año (54.546 abortos) fue inferior al número de interrupciones que se llevaron a cabo desde el principio de año hasta esa fecha (58.486).

 

Fuente: El Pais

Source: Enero 2012

Eternas Diferenecias Sobre El Aborto

Según un reciente estudio del  GUTTMACER  INSTITUTE y la O.M.S., (CLACAI), en mujeres en edad reproductiva  de 15 a 44 años, la tasa de abortos en 1.000 mujeres  bajó entre 1.995  y el año 2.003 de 35 a 29, pero sin cambios desde el 2.008 con 28 mujeres por 1.000 abortos.

Desde el 2.008 esa tasa no ha sufrido modificaciones significativas, en el mundo en desarrollo está en 29/1.000, (Africa  global, con 29, con sus diferencia en Sudáfrica con 15/1.000, a su vez en Latino América las cifras alcanzan a 32 mujeres), y siendo en  el mundo desarrollado como Europa Oriental con 17 y la occidental con 12. 

La realización de los abortos inseguros, (unos 22.000.000 al año, de los 75.000.000 de embarazos NO deseados), en los países en desarrollo, causan hasta un 13 % del total de muertes maternas. En esa realidad  con los abortos INSEGUROS, la tasa de muertes es de 220 por 100.000 abortos, estando la balanza inclinada hacia las mujeres pobres, marginadas y de escasos recursos. El resultado en países desarrollados, con leyes permisivas de libre elección como  EEUU es de 0.6 /100.000 y en Europa de 1 mujer por cada 200.000 abortos.
Todo esto nos lleva a que aunque el mundo evoluciona técnica y científicamente, no sucede lo mismo con los Derechos Humanos y los sistemas judiciales. Estos en unos países están bajo la ley religiosa, y en otros los gobiernos están bajo el prisma de sus conciencias religiosas judeo-cristianas.

 

Y esta es la vieja historia, estos grupos son quienes tienen la fuerza y responsabilidad, para impedir el derecho a tener opciones personales, a poder decidir sobre uno mismo, que favorecen que se realicen los abortos como un delito conocido, generalizado e impune, llevando a la muerte y/o incapacidad a mujeres de bajos recursos.
Grupos que no deberían poder ni permitírseles hablar, con sus torturas en la inquisición hasta el .K.K.K., de las muertes en Latino América con la espada o la cruz, que ocultan a sus pederastas, con sus connivencias con dictaduras, junto a las monarquías, (régimen antidemocrático y discriminatorio),siempre cercanos a los poderes políticos y económicos ,con bancos/as propias, no pagar impuestos al patrimonio, enseñanzas privadas donde cobran cuotas y reciben ayudas de los impuestos que paga el pueblo, y con el agravante de su pasividad ante el hambre mundial, fomentando la reproducción indiscriminada y el S.I.D.A. con su oposición al condón y métodos anticonceptivos.
Además la historia no los respalda, a que viene esta “actualización” y su intrusismo socio-legal?,. Así como Sócrates decía que era un derecho de la mujer, Platón, Aristóteles, Santo Tomás de Aquino, lo aceptaban hasta los 40 días en la mujer y los 80 en el hombre ¿?. El Derecho  Romano acordó que el feto no era una persona, (concepción jurídica actual), y al llegar la Edad Media, el Derecho Canónico aceptó la teoría de los 40 días, y que por su Canon 1.323, la mujer no puede ser sancionada “espiritualmente”, que es su terreno. Además lo refirió un jerarca del vaticano, “que ni la ciencia ni la teología podían determinar cuando comienza la vida”.
Algunos Estados permiten la libertad de elección, (que no es de obligación), pero siguen siendo demasiadas las mujeres  que mueren impunemente, ante la mirada esquiva de parte de la sociedad y algunos gestores.

Podemos ver también como ante los embarazos NO deseados por violaciones, además de víctima sexual, es víctima del sistema social, sanitario y judicial, que avasallan sus derechos, y si es menor, también los derechos de la infancia. El responsable directo es el Estado y sus legisladores, con su inmadurez, hipocresía, embriagados de poder y falta de sensibilidad humana. Realizan una política que en vez de evitar los daños y delitos los inducen.

Es tan severo e insensible el sistema judicial contra estas “pobres” mujeres, (lo siento, pero nunca un término más apropiado), como tan liberal lo es, ante los violadores y quienes las maltratan. Incluyendo países donde el menor de 18 años tiene “permisibilidad”  para violar, ya que por su condición cronológica, es “no imputable”.  Contraposición con otros sistemas, donde una relación sexual consentida o no, con una menor de 13 años, es un delito penalizado.
Dr. B.O.Acuña-toco-ginecólogo.

Source: Enero 2012