Un debate que suma argumentos

Un debate que suma argumentos

La segunda reunión de la Comisión de Legislación Penal tendrá lugar hoy, con la exposición de la abogada venezolana Luz Patricia Mejía, relatora especial para los derechos de las mujeres de la OEA. Habrá movilizaciones fuera del Congreso. 

El Congreso retoma hoy el debate por la despenalización y legalización del aborto. A partir de las 11 se llevará a cabo, en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, la segunda audiencia pública para analizar los proyectos de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). La única oradora invitada será la abogada venezolana Luz Patricia Mejía, relatora especial para los derechos de las mujeres de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, como adelantó Página/12.

Se esperan movilizaciones en los alrededores del Congreso a favor y en contra de la iniciativa. La primera audiencia tuvo lugar el 30 de noviembre, y también hubo una única expositora. En ese caso fue la danesa Marianne Mollman, experta legal de la organización internacional de derechos humanos con sede en Nueva York, Human Righs Watch. Tanto la invitación a Mejía como a Mollman fue consensuada en la Comisión de Legislación Penal, que preside el diputado de la Coalición Cívica Juan Carlos Vega.

Mejía es una abogada con una larga trayectoria en la defensa de los derechos humanos y particularmente de las mujeres. Fue presidenta de la CIDH y actualmente es relatora especial además para la Argentina. En su último viaje al país, Mejía se refirió a la problemática del aborto en una extensa entrevista con Página/12, donde se posicionó sobre el tema.

–¿Está dentro de una política de defensa de derechos humanos avanzar con la despenalización y legalización del aborto?

–Hablo como activista de derechos humanos, como mujer, y además como relatora que ha recibido suficiente información que da cuenta de que a lo largo y ancho de nuestra región las mujeres siguen muriendo –tenemos 22 mil mujeres que mueren al año– por causas relacionadas directamente con el aborto, porque no queremos discutir. No me cabe la menor duda de que los derechos humanos de las mujeres hoy en día pasan necesariamente por la discusión abierta del tema del aborto y por la legalización del aborto. Porque además es una discusión absolutamente clasista. En general, más del 90 por ciento de las muertes son provocadas en la franja de pobreza o pobreza crítica. Esas son discusiones que hay que dar y hay que poner sobre la mesa –respondió Mejía.

En la Comisión de Legislación Penal hay dos proyectos que proponen la despenalización y legalización del aborto en el primer trimestre de gestación y, más allá de ese plazo, en circunstancias puntuales como cuando el embarazo proviene de una violación o corren riesgo la salud o la vida de la mujer. La iniciativa con mayor apoyo fue elaborada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, un colectivo de más de 250 organizaciones de todo el país, e ingresó a la Cámara de Diputados con la firma de alrededor de medio centenar de legisladores de un amplio arco político. Diversas universidades nacionales han expresado durante 2010 su respaldo a ese proyecto, a partir de resoluciones aprobadas por sus consejos superiores, entre ellas la UBA, la UNLP, Córdoba, entre otras. El otro proyecto es de Nuevo Encuentro, pero todo el bloque de esa fuerza también firmó el de la Campaña. Las diferencias entre las dos propuestas son menores.

Cuando le tocó exponer a Mollman, de Human Righs Watch, la experta planteó con variados argumentos de salud pública, de derechos humanos, jurídicos y legales, que la Argentina debe avanzar con una reforma que descriminalice el aborto. “La penalización del aborto es incompatible con los derechos humanos”, sintetizó en un tramo de su exposición.

El debate sobre los proyectos de IVE se inició en 2010 el último día del período de sesiones ordinarias del Congreso. Pero Vega se comprometió públicamente a continuarlo este año. Luego del claro posicionamiento de la primera expositora, este año la diputada evangélica Cynthia Hotton, activa militante contra la ley de matrimonio igualitario y contra la despenalización del aborto, le pidió a Vega que se organizara una audiencia pública con representantes de diversas iglesias para tratar el tema. Vega accedió y le ofreció que fuera en abril, pero finalmente Hotton dio marcha atrás y transmitió que prefería suspenderla. En su entorno explicaron que temía que en la medida que el tema se fuera instalando, creciera el apoyo en la sociedad y entre los legisladores a la legalización del aborto. La semana anterior, Hotton lanzó una campaña contra los proyectos que avalan la IVE con fotos que protagoniza la modelo Natalia Fassi y que fue criticada por banalizar con sus poses sexies una problemática compleja.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/

Source: Julio 2012