Argentina: Legalización del aborto; “la sociedad ya decidió debatirlo”

Argentina: Legalización del aborto; “la sociedad ya decidió debatirlo”

“Es el momento propicio para discutir sobre aborto dentro del Congreso”. Ésta fue una de las frases salientes en la charla “aborto legal por la salud de las mujeres” organizada por el Colectivo de Mujeres Juana Azurduy.

La Plata, junio de 2011. El Colectivo de Mujeres Juana Azurduy llevó adelante la charla para debatir sobre la necesidad de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo y garantizar la salud y la atención médica para todas las mujeres.

La actividad, que contó con la concurrencia de estudiantes, profesionales, y vecinos y vecinas de La Plata, fue coordinada por el referente de Libres del Sur en La Plata, Pablo “Pol” Crisóstomo, y contó con la disertación de Jacqueline Villegas, integrante del Colectivo de Mujeres Juana Azurduy; Celina Rodríguez, del Espacio de Género del Frente Popular Darío Santillán; y Julia Gatica, de la AMGE(Asociación Metropolitana de Médicos Generalistas y Equipos de Salud). Crisóstomo explicó: “Nos interesa democratizar la democracia. Y dentro de la democracia está esta deuda que tiene que ver con proteger la salud de las mujeres, o promoverla. Nuestro país tiene el dudoso honor de tener una cifra extremadamente alta de muerte por aborto clandestino; es la primera causa de muerte en nuestro país. Por lo tanto, sigue siendo una deuda de la democracia muy grande con las mujeres que tiene que ver con el abordar con seriedad la necesidad de legalizar y la interrupción voluntaria del embarazo”.

Jacqueline Villegas, miembro del Colectivo Juana Azurduy y asesora de la diputada nacional de Libres del Sur Cecilia Merchán (defensora del proyecto por la legalización dentro del Congreso), comentó acerca del proyecto de ley presentado y de las diversas iniciativas que viene llevando adelante el Colectivo Juana Azurduy en función de darle forma al proyecto y de instalar el eje en la sociedad en su conjunto, como la presentación judicial de los mil habeas corpus por el derecho al aborto; la presentación pública con hombres por la legalización del aborto; y la reciente conferencia de prensa junto a representantes de instituciones religiosas que a nivel nacional reclaman este derecho a la salud para las mujeres. Además comentó que dentro del Congreso “se produjo un avance importantísimo, que fue el inicio del tratamiento del proyecto en comisiones, como en la de Legislación Penal a fines del año pasado”.

Y en esa línea sintetizó: “Nosotras creemos que este es un año propicio para impulsar el tratamiento del proyecto por la legalización del aborto en el recinto, ya que la sociedad está interesada en discutir este tema. Esto lo evidenciamos con la satisfactoria respuesta que tuvimos a raíz de las iniciativas públicas, judiciales y mediáticas para aportar al debate; con el apoyo de las universidades nacionales que el año pasado se expidieron a favor de su tratamiento; con el cuerpo del Colegio de Abogados que también manifestó su apoyo; y porque de los proyectos presentados, es el cuenta con mayor cantidad de firmas de los legisladores que lo  acompañan (50 de casi todo el espectro político). Está el consenso para poder debatirlo”.

Por su parte, Celina Rodríguez, relató la historia de la lucha de las organizaciones que han asumido como objetivo la legalización y la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. En ese marco, y luego de analizar varios hitos de la historia de la lucha en Argentina, Latinoamérica y Europa reflexionó: “Todos estos hitos hacen pensar que el derecho al aborto es una deuda de la democracia”.

Pero marcó como alentador que “hoy podemos decir que estamos en un momento de fortalecimiento diferente porque en cuanto al derecho a la información logramos difundir un librito del misoprostol; otro de los hitos importantes es que tanto los jueces, la Iglesia como los gobiernos no nos pudieron vencer en el derecho obtenido en cuanto a los casos de abortos no punibles, contemplados en el art 86 del Código Penal, inciso 2. Otro tema, es que las encuestas dicen hoy que la gente quiere debatir este tema, que se da a nivel social, en la política y hasta en la Iglesia. Tampoco nos pudo vencer la Iglesia, que durante todos estos años ha salido con cañones, con misiles, contra los movimientos de mujeres”. Y concluyó con una frase de la Marcha Mundial de las Mujeres: “Seguiremos luchando hasta que todas y todos seamos libres”.
En tanto, Julia Gatica explicó la experiencia concreta de los equipos de salud y sobre todo cuales son los desafíos que se le presentan a la hora de abordar este tema.
Comentó acerca de la falta de información que sufren las pacientes que llegan a la clínica con la necesidad de recibir consejería en cuanto al uso de los métodos anticonceptivos y diversas prácticas que dejan desprotegidas a las pacientes frente a su derecho a la atención médica y a la información.

Pero de manera alentadora explicó el trabajo realizado desde los equipos donde participa: “Habemos equipos de médicos, de enfermeros, de trabajadores de la salud que planteamos otro tipo de trabajo, que son contra hegemónicos, que estamos convencidos que la mortalidad materna es uno de los indicadores más claros, que evidencia las desigualdades socio económicas, socio culturales de género, de clase. Estudios de todas partes del mundo aseguran encontrar relación entre la ilegalidad del aborto, su realización de manera insegura, con el consiguiente riesgo de perder la vida. Por eso adherimos a la estrategia de reducción de riesgos y daños, que se basa en el principio ético de que ninguna mujer debería verse obligada a arriesgar su vida y su salud por carecer de opciones seguras en salud reproductiva”. Y destacó el trabajo en conjunto con las militantes organizadas en Lesbianas y Feministas por Descriminalización del Aborto y su campaña por la información acerca del aborto inducido con misoprostol.  (Portal Contacto Político) 

Fuente: http://www.contactopolitico.com.ar/

Source: Junio 2012