El cuerpo nuestro de cada día

El cuerpo nuestro de cada día

La IHQ y sus complicaciones en las mujeres 

México, DF, 17 may 11 (CIMAC).- Un tema importante relacionado con la maternidad es la morbilidad materna, la cual se refiere a las enfermedades y lesiones durante el embarazo y el parto.

Un tema que no es menor ya que, como bien informa el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), es la segunda causa –por orden de importancia después del VIH/Sida– de años perdidos de vida saludable entre las mujeres en edad de procrear, en los llamados países en desarrollo. Ello representa, dice UNFPA, casi 31 millones de “años de vida ajustados por la discapacidad (DALY)” que se pierden cada año.

Para este organismo, si bien en la actualidad aún no se comprenden cabalmente la incidencia y la prevalencia de la morbilidad materna, la estimación habitual es que 15 por ciento de las mujeres embarazadas experimentarán complicaciones durante la gestación o el parto “suficientemente graves” como para requerir atención obstétrica de emergencia en una institución de salud.

La morbilidad materna puede tener dos tipos de causas: directas o indirectas.

Las primeras son las complicaciones obstétricas durante el embarazo, el trabajo de parto o el puerperio, debido a intervenciones, omisiones o tratamientos incorrectos.

Las indirectas son trastornos o enfermedades preexistentes, agravados por el embarazo, un tipo de discapacidad que puede ocurrir en cualquier momento y perdurar a lo largo de la vida de las mujeres.

La infección de herida quirúrgica obstétrica es una causa directa importante no sólo de morbilidad materna sino también de mortalidad. Según el doctor Adolfo Carit Eva, del Hospital de las Mujeres en Costa Rica, la presentan alrededor de 10 por ciento de las mujeres después del parto.

La infección de la herida quirúrgica (IHQ) y las complicaciones que de ella se derivan han sido un hecho inseparable a la práctica quirúrgica desde sus comienzos hasta la actualidad.

Las primeras medidas activas para luchar contra las infecciones asociadas a la cirugía están relacionadas con la salud de las mujeres durante y después del parto, luego de que en 1846 Holmes y Semmelweis estudiaron la alta mortalidad de las mujeres hospitalizadas con fiebre puerperal en las maternidades de Viena.

De acuerdo con información publicada en la revista Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia, aún con los adelantos actuales en la cirugía, las infecciones de herida quirúrgica en general continúan siendo un problema frecuente, grave y costoso.

Por ello, “la prevención, mediante el adecuado conocimiento de los factores de riesgo para la aparición de ésta, así como de las medidas que disminuyen su incidencia, es la medida más eficaz para su reducción”.

Entre los principales factores de riesgo identificados están el lavado quirúrgico, uso de antibióticos y, sobre todo, la utilización de una depurada técnica quirúrgica.

Con relación a la importancia del tema para las mujeres embarazadas retomo la opinión del doctor Hernando Taylor Saénz, de la Universidad de Cartagena, en Colombia.

“Las infecciones nosocomiales en Ginecología y Obstetricia son una amenaza potencialmente grave; corresponden en la mayoría de los casos a invasión y crecimiento polimicrobiano. La endometritis y la infección de la herida quirúrgica son los tipos más frecuentes”.

Por el gran impacto que representan, subraya, es de capital importancia desarrollar estrategias para su disminución.

Por ejemplo, mejorar la vigilancia epidemiológica, establecer programas adecuados de asepsia y antisepsia y contar con la cooperación de todo el personal de los servicios de atención a las pacientes, para prevenir e identificar precozmente los cuadros de infección en el hospital (nosocomial) e instaurar el tratamiento adecuado.

henavv@yahoo.com.mx 

* Periodista mexicana, narradora oral, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt e instructora asociada del Sistema Tao Curativo.

11/CV/RMB

Fuente: http://www.cimacnoticias.com/

Source: Mayo 2011