Jesuitas apoyan aborto de joven violada por sacerdote

Iglesia y leyes deben investigar caso de sacerdote que violó y embarazó a menor en Comalapa, Zongolica, y de comprobarse deben respetar decisión de la joven afectada respecto a interrumpir el embarazo por ser producto de una agresión, y en caso de no abortar, deben apoyarla para que saque adelante a su hijo, opinó el sacerdote de la Compañía de Jesús, Teódulo Guzmán. “En Estos casos es donde se contrapuntean

las leyes de la iglesia con las políticas, pero debe respetarse a la menor”.

 En la constitución está previsto que cuando un producto es fruto de una violación, la mujer afectada tiene derecho a interrumpir el embarazo, sin embargo, de acuerdo a las leyes eclesiásticas –el derecho canónico- el aborto no está permitido en ningún caso, sin embargo, en estas circunstancias, ambas leyes -eclesiásticas y del estado-, deben respetar la decisión de quien se vio violentada, expresó Teódulo Guzmán.

Al referirse a la acusación que pesa en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en contra el sacerdote católico Daniel Rodríguez Portilla, de 36 años de edad, párroco de la iglesia de San José Comalapa, Zongolica, por haber presuntamente abusado sexualmente de una menor dejándola encinta, el sacerdote jesuita Teódulo Guzmán precisó que las autoridades investiguen a profundidad el caso, y en caso de comprobarse la culpabilidad de Rodríguez Portilla, debe ser sancionado en lo eclesiástico y en lo legal.

Asimismo, dijo que en el mismo caso de comprobarse la total y única responsabilidad del párroco de Comala, y la total inocencia de la joven, es decir, que ésta no dio pie a tener relaciones sexuales con el sacerdote Daniel Rodríguez Portilla, la decisión de la menor en cuanto a abortar o no, debe ser respetada por todas las leyes.

“Yo creo que la muchacha en este caso si fue objeto de violación pues sí tiene el derecho hasta cierto punto a decidir (abortar o no), y sí tendría que respetársele su decisión y también la de su familia”.

SANCIÓN ECLESIÁSTICA Y LEGAL

En caso de comprobarse los hechos que se le imputan a Rodríguez Portilla, la arquidiócesis de Orizaba debe apoyar a la menor afectada, y en el caso de que decidiera dar a luz al producto concebido, la iglesia tiene el deber de apoyarla para tratar de resarcir el daño causado, y debe sancionar al sacerdote que cometió el delito, subrayó el padre Teódulo.

El sacerdote católico Daniel Rodríguez Portilla, quien además de estar señalado en la averiguación ministerial 92/2010, es acusado por padres de familia de Comala de haber acosado sexualmente a sus hijas, fue cesado de sus funciones eclesiásticas, sin embargo, diversos líderes sociales, políticos, e incluso eclesiásticos, como el sacerdote jesuita Teódulo Guzmán, afirman que de comprobarse su plena responsabilidad en el delito de violación, debe ser sancionado también con el peso correspondiente en materia legal.

“Si el delito queda muy claro sí debe juzgarse conforme a la ley”, enfatizó el sacerdote jesuita Teódulo Guzmán e hizo hincapié en que debe proseguir una investigación a fondo del caso para fincar las responsabilidades correspondientes, y no privilegiarse con impunidad al párroco en cuestión (Daniel Rodríguez Portilla) en caso de comprobársele el delito de violación sexual.

Fuente: http://www.imagendelgolfo.com.mx

Source: Octubre 2010