Castigan más el aborto que ser un narco

El gobernador Juan Manuel Oliva, en atención a las recomendaciones de la ONU, propuso reducir la pena por homicidio en grado de parentesco

 

León, Gto

 

La directora de la asociación civil ‘Las Libres’, Verónica Cruz Sánchez, denunció que la Procuraduría de Justicia del Estado abrió dos averiguaciones previas para investigar y perseguir a mujeres que presuntamente abortaron recientemente.

De acuerdo con la activista, el primero de los casos se inició con la indagatoria, tras el hallazgo de un feto en el relleno sanitario, del municipio de Apaseo El Alto, Guanajuato.

El segundo expediente es el relativo al caso de una mujer a quien se le acusa de un aborto inducido con medicamentos, en el municipio de San José Iturbide.

“Estas prácticas no han cedido, y siguen persiguiendo a mujeres hay toda una persecución muy fuerte hacia las que toman estas decisiones o que por cuestiones de un accidente sufren un aborto. Es una criminalización de las mujeres”, denunció.

En Guanajuato, el aborto es un delito.

En el que caso de que las mujeres se practiquen la interrupción del embarazo, la condena será de uno a tres años de prisión, según establece el Código Penal del Estado de Guanajuato.

Este viernes, se presentó la iniciativa por parte del gobernador Juan Manuel Oliva, para que se reduzcan a 3 y 8 años las penas por este delito, -cuando en la actualidad alcanzan entre 25 y 35 años-, y con estas modificaciones las siete mujeres presas por homicidio en razón de parentesco, podrán salir libres.

Pero la directora de ‘Las Libres’ denunció que a las que están en prisión deben de salir en calidad de inocentes, y no como criminales.

“Lo que ellos pretenden es que se le dé el crédito por ser como buenas personas, por haber propuesto la reducción de las penas por homicidio en razón de parentesco, cuando en realidad fueron ellos y su partido el PAN, el que aprobó estos cambios a la ley, para elevar las penas tan altas”, señaló Cruz Sánchez.

La Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado concluyó una investigación de las siete mujeres encarceladas por homicidio en razón de parentesco, y determinó que las penas que se imponen actualmente son muy altas.

Pero además informó en un comunicado la PDHEG, que en las cárceles de Guanajuato no hay mujeres encarceladas, ni procesadas ni sentenciadas por el delito de aborto.

Además detalló que se garantizaron sus derechos y que no hubo criminalización en contra de estas mujeres.

Fuente: http://www.milenio.com

Source: Agosto 2010