Aborto, de eso no se habla

El aborto es un tema que irrita a muchas personas, por esta razón hace algunos años ningún partido político ponía esta palabra dentro de sus discursos en campañas políticas o en alguna conversación pública.

 

Sin embargo, la presentación del último proyecto presentado, fue firmado por 33 legisladores de diferentes partidos políticos menos del Pro.

 

Dejemos a un lado la idea de pensar que discutir sobre el aborto es un tema delicado y por esa razón se viene posponiendo el debate en el Congreso de la Nación desde hace años.

En 2007 fue presentado un proyecto de ley que establecía la interrupción voluntaria del embarazo producto de una violación dentro de las doce semanas de gestación pero que perdió estado parlamentario por no ser discutido.
Después de dos años de la presentación de aquel proyecto, otra vez vuelve a ser tema de debate en la sociedad. El martes 16 de marzo fue exhibido por las organizaciones integrantes del derecho al aborto, seguro y gratuito junto a 33 diputados de diferentes bloques políticos, el proyecto de ley “Interrupción voluntaria del embarazo”.

El aborto es un tema que irrita a muchas personas, por esta razón hace algunos años ningún partido político ponía esta palabra dentro de sus discursos en campañas políticas o en alguna conversación pública. Sin embargo, la presentación del último proyecto presentado, fue firmado por 33 legisladores de diferentes partidos políticos menos del Pro.

El proyecto de ley establece la interrupción del embarazo dentro de las doce semanas de gestación. Fuera del período establecido se puede practicar el aborto en el caso de una violación, si la mujer corre riesgo de vida o si existieran malformaciones fetales graves, por lo tanto el sistema de salud pública y privada debe garantizar las prestaciones.

Las posturas a favor y en contra son muchas, aquellos que están en contra del aborto argumentan que es un asesinato y que a la par y por encima de los derechos de la mujer están los derechos del niño por nacer.

El martes 24 de marzo el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) presentó un estudio sobre la situación de la población en la Argentina que da cuenta de la necesidad de establecer políticas de salud eficaces.

El informe presentado sostiene que la principal causa de muerte materna es el aborto desde hace 15 años. En Argentina el 3% de los nacimientos corresponde a madres menores de 15 años, pero ese índice sube a 4,7% en Formosa y a 5,5% en Chaco. El estudio argumenta que gran parte de esos embarazos fueron resultado de relaciones sexuales no consentidas y tienen consecuencias en la salud física y psíquica de las chicas.

Las condiciones en las que se realizan los abortos, en la mayoría de los casos, son muy precarias, además son más propensas a correr mayores riesgos aquellas mujeres que menos dinero dispongan para pagar.

Para evitar que una mujer llegue al punto de tener que tomar la decisión de abortar es importante que se trabajen en políticas preventivas para impedir un embarazo no deseado. Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto seguro para no morir”, es una de las consignas más entonadas en las marchas de las organizaciones que reclaman la despenalización del aborto.

La Organización Mundial de la Salud define la mortalidad materna como la muerte de una mujer mientras está embarazada o dentro de los cuarenta y dos días siguientes a la terminación del embarazo. Las causas de la muerte materna puede estar relacionada con el embarazo o con su atención, pero no por causas accidentales y define el aborto riesgoso e inseguro como aquel practicado en condiciones sanitarias y de seguridad inadecuadas e insuficientes, mediante la utilización de prácticas peligrosas, en recintos carentes de higiene y en la mayor parte de las ocasiones, realizado por personal médico no calificado.

En el proyecto que presentaron diputados y organizaciones se puede leer los fundamentos por los cuales creen que debería despenalizarse el aborto y además establecen las razones por las cuáles las mujeres pueden llegar a abortar. Entre ellas establecen que las causas pueden estar en la condición humana que responden a olvidos, irresponsabilidades, violencia, deseos inconcientes; las que se relacionan con carencias sociales, como ausencia de amplios programas de educación sexual que incluyen métodos anticonceptivo y las causas relativas a fallas de los mismos.

Las razones seguramente deben ser muchas, para algunos/as serán justificadas y para otros nada lo justifica. Lo cierto es que nada debe dejar de ser discutido, ni dejado de lado por tratarse de un tema complejo o como quieran llamarlo. La realidad es una sola y hay que mirarla como tal.

Romina Nonino
Técnica en Comunicación Social
Email: rominanonino@hotmail.com 
29 de marzo de 2010 (derf)

Fuente: http://www.derf.com.ar/

Source: Marzo 2010