"Más información, menos riesgo"

“Más información, menos riesgo”, es el lema de una reciente campaña que tiene como meta brindar información sobre la interrupción del embarazo con uso de medicamentos, iniciativa a cargo del colectivo Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto.

La campaña consiste en brindar información sobre el aborto con misoprostol y anticoncepción de emergencia, mediante una línea telefónica: (011) 15 66 64 70 70, la cual funcionará de lunes a jueves de 09:00 a 15:00 y viernes, sábados y domingos de 18:00 a 12:00 horas.

Esta iniciativa surge de la “necesidad de poner información segura en manos de las mujeres que no tienen acceso a ella por cuestiones de raza, clase, acceso a la educación o están alejadas de las ciudades”, sostiene a SEMlac Verónica Marzano, vocera de la campaña.

Aclara que se trata de datos públicos, emanados de organismos como la Organización Mundial de la Salud y la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG) y publicados en revistas científicas e Internet.

El misoprostol se utiliza para la protección gástrica de personas que toman antiinflamatorios por tiempo prolongado y —al menos en Argentina— su venta es bajo receta.

Según un estudio realizado por médicos de FLASOG en 2008, “el misoprostol se convirtió, en muchos países, aún sin estar aprobado para ese uso, en uno de los principales medicamentos utilizados para provocar un aborto, para la maduración del cuello uterino y la inducción del parto”.

“Recientemente —continúa el informe— se está usando también para el tratamiento del aborto incompleto y la prevención y tratamiento de la hemorragia post-parto”.

“El método es muy conocido. Se sabe que, en Argentina, de cada 10 cajas de misoprostol que se venden, seis son usadas para abortar. Es decir, que las mujeres conocen el método. Sólo que la información que circula es fragmentada o errónea y muchas desconocen cómo utilizarlo, por lo cual terminan optando por métodos inseguros que ponen en riesgo su vida y su salud”, relata Marzano a SEMlac.

Información es, quizás, la palabra cable de esta campaña. Las activistas dicen que las muertes causadas por abortos inseguros se podrían evitar con buena información. Y se sabe que siempre la desinformación emana de prejuicios, tabúes e intereses mezquinos.

En este sentido, Marzano asegura que el principal interés es seguir ocultando a las mujeres que se mueren por abortos clandestinos inseguros.

“No se quiere hablar de aborto. Tampoco se dice que por cada minuto hay una mujer que se realiza un aborto. Que los abortos son 500.000 al año y no se dice nada de la violencia que implica para ellas someterse a la clandestinidad”.

Según las cifras del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina se realizan alrededor de 500.000 abortos por año, en su mayoría clandestinamente. Ingresan a los hospitales públicos 68.000 mujeres por complicaciones post aborto. De ellas, mueren alrededor de 100 anualmente.

Esta campaña es parte de un proyecto regional que ya está en marcha en Chile y Ecuador y es financiada por Women on Waves y XminusY.

En Argentina ya tiene más de 200 adhesiones; entre ellas de legisladoras, partidos políticos, organismos no gubernamentales, movimientos sociales y personalidades diversas.

Esta acción fue presentada con una declaración, en la que el colectivo de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto exigen al estado la libre circulación de información sobre misoprostol y el cumplimiento de las recomendaciones de la Guía para el Mejoramiento de la Atención Post-Aborto , aprobado en 2005.

También reclaman el cumplimiento del deber de confidencialidad del personal hospitalario en la atención pos aborto, la producción pública del mencionado medicamento y la despenalización y legalización de la interrupción del embarazo.

Buenos Aires, agosto (SEMlac)
Fuente: www.redsemlac.net

Fuente: alainet.org

Source: Agosto 2009